Elecciones y resultados: Impuesto al diésel, prohibiciones… qué nos espera ahora

Los resultados de las elecciones vuelven a dejar en el aire el futuro de la movilidad en España. Te contamos todo lo que sabemos sobre el futuro del diésel, los impuestos o posibles prohibiciones.

Elecciones y resultados: Impuesto al diésel, prohibiciones… qué nos espera ahora
Elecciones y resultados: Impuesto al diésel, prohibiciones… qué nos espera ahora

Poco o nada han aclarado las elecciones que se celebraron anoche en nuestro país. La falta de una elección clara por parte de la ciudadanía obliga a los partidos políticos a entenderse, pese a las ideas opuestas de los dos bloques. Y en lo que respecta a la movilidad en nuestro país sucede lo mismo.

Hasta ahora, la intención del PSOE ha sido la de “promover la reducción de emisiones contaminantes y de efecto invernadero en línea con los objetivos fijados por la UE y que se han recogido en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima", tal y como nos señaló la semana pasada Pedro Casares, Secretario de Transportes e Infraestructuras del partido.

En este sentido, según las palabras del propio Casares, esta reducción de emisiones se debe promover con una renovación del parque automovilístico, aprovechando la mejora de la eficiencia de los motores de combustión, cuya prohibición a la comercialización no está contemplada.

Es decir, el PSOE mantiene su discurso de que espera reducir las emisiones contaminantes de CO2, pero que no establecerán medidas a nivel nacional que no se hayan contemplado a nivel europeo. Sin embargo, desde la UE pretenden conseguir cero emisiones de CO2 en el transporte en carretera en 2040. ¿Cómo se puede conseguir esto sin prohibiciones futuras? Para salvar esta pregunta, el partido actualmente en el Gobierno siempre ha respondido lo mismo: adoptarán las mismas medidas que adopte la UE.

Los planes del resto de partidos

En este sentido, otros partidos políticos como PP y Unidas Podemos también ofrecen una misma vía pero sus propuestas son igual de ambiguas. Por ejemplo, el programa electoral del Partido Popular apenas señala que se cumplirán los límites de emisiones impuestos en 2030 por Europa y Unidas Podemos sí asegura que con una movilización del 2,5 por ciento del PIB llevará a un parque con el 25 por ciento de coches eléctricos en 2025 y del 70 por ciento en 2030, alcanzando el 100 por ciento en 2040.

Por su parte, VOX también apuesta por el uso de energías limpias o renovables en el transporte, pero dice que una descarbonización de la industria no puede poner en riesgo ni el empleo ni la viabilidad de esta, por lo que las medidas a tomar deberían estar totalmente desvinculadas de cualquier organismo extranjero, incluso si la imposición llega desde la Unión Europea.

En cuanto a las prohibiciones a vehículos de combustión, ningún partido de los anteriores está a favor de este tipo de medidas, tanto PP, como Unidas Podemos y VOX apuestan por una renovación del parque automovilístico, pero aprovechando las ventajas que ofrece un desarrollo de estos motores. Desde Unidas Podemos, además, señalan que la mejora del transporte público es esencial para garantizar una transición en el que los trabajadores no corran con todos los gastos.

Para conseguir lo anterior, desde el Partido Popular dicen apostar por ofrecer planes regionales que municipales o autonómicos que sirvan para ayudar en la adquisición de nuevos vehículos menos contaminantes. En estos mismos planes de renovación también quieren incluir los transportes públicos de los entornos urbanos, sustituyendo los automóviles más contaminantes y, por último, dicen apostar por la creación de una infraestructura suficiente de puntos de carga eléctrica y de gas que haga atractiva estas tecnologías y aseguren su funcionamiento.

Unidas Podemos, por su parte, cree que se deberían establecer ayudas que cubran entre el 15 y el 20 por ciento del precio de adquisición de un coche eléctrico o híbrido. De esta manera se puede ampliar el acceso de estos coches a mayores sectores de la población. Al contrario, VOX dice desligarse de cualquier tipo de ayuda directa y cree que es más eficiente la reducción de impuestos como el IVA o el impuesto de matriculación. En el caso de las familias numerosas, quieren que la adquisición de un segundo coche esté exenta de IVA.

Por último, Ciudadanos (en el único tema de movilidad que aparece en su programa político) asegura que trabajarán para que la renovación del parque móvil y el transporte público sea un 100 por ciento sostenible, además de que se incrementará la inversión en I D i para que sea líder en el desarrollo de baterías de coches eléctricos.