Las ITV retoman esta importante prueba de emisiones: todos los coches que la tienen que pasar

Las estaciones ITV vuelven a realizar una importante prueba de emisiones a varios tipos de coches y vehículos. Te detallamos a qué modelos afecta y en qué consiste dicho examen.

Las ITV retoman esta importante prueba de emisiones, todos los coches que la tienen que pasar
Las ITV retoman esta importante prueba de emisiones, todos los coches que la tienen que pasar

Después de más de dos años de la pandemia del Covid y con el regreso de la tan ansiada vuelta a la normalidad, la práctica totalidad de sectores económicos y sociales en nuestro país ha vuelto a retomar muchas de las actividades y acciones que de forma temporal se han interrumpido. Las estaciones ITV de nuestro país también han tenido que cumplir una serie de normas sanitarias, por lo que algunas de las pruebas que se realizaban antes del estallido de la pandemia, desde julio de este año se han vuelto a retomar.

Y una de esas importantes pruebas es la denominada del test OBD de emisiones. Tal y como explican desde la red de estaciones ITV-Rheinland, "la prueba OBD (On Board Diagnostic) es una herramienta que se conecta a los ordenadores a bordo de los vehículos para comprobar el funcionamiento del sistema de control de emisiones". Esta prueba comenzó a realizarse en septiembre del 2018 y desde marzo de 2020, momento en el que se decretó el primer estado de alarma por el Covid, se ha dejado de realizar por cuestiones sanitarias y de seguridad, ya que implicaba que los diferentes operarios accedieran al interior de los vehículos y tocasen algunos de los elementos del mismo.

Ahora bien, ¿qué tipo de coches y vehículos deben volver a pasar la prueba OBD en las ITV? Todos aquellos modelos con motor que cumpla las normas de emisiones Euro 5 y Euro 6, es decir, turismos y vehículos ligeros matriculados a partir de 2011, y los vehículos pesados matriculados a partir del 2015.

De esta forma, a partir de ahora, los operarios de las estaciones de las ITV pueden volver a entrar en el interior de los vehículos y conectar sus diferentes dispositivos y sistemas a la toma específica del habitáculo, normalmente situadas en la zona de fusibles o bajo el volante. Con ello, se monitorizan mejor y de forma más real las emisiones de los coches.

Asimismo, los defectos que también puede detectar la prueba OBD pueden ser de tres tipos:

  1. Que el testigo MIL, que indica algún fallo en el motor, esté encendido en la centralita del vehículo, a pesar de que no esté iluminado en el salpicadero.
  2. Si el MIL tiene algún defecto permanente que afecte al sistema de contaminación del vehículo.
  3. Si el MIL ha sido presuntamente manipulado.

Por otro lado, hay que incidir en que esta prueba OBD es complementaria y no sustituye a la tradicional prueba de emisiones o anticontaminación, es decir, el conocido test en el que los operarios colocan unos sensores en las salidas de escape del vehículo midiendo las emisiones del motor a un número determinado de revoluciones.

Asimismo, también conviene aclarar lo siguiente: si previamente se detecta un fallo o prueba de manipulación con la prueba OBD, el coche automáticamente ya tiene el resultado negativo en la inspección y la prueba anticontaminación tampoco se realizaría. En este caso, al tener la ITV con resultado negativo, el propietario del vehículo deberá llevarlo en una grúa a un taller o centro de reparación para solventar el grave problema detectado en el sistema OBD y volver a pasar la inspección.

Archivado en:

Así es la nueva ITV, cómo cambian desde hoy las inspecciones obligatorias a los coches

Relacionado

Así es la nueva ITV: cómo cambian desde hoy las inspecciones obligatorias a los coches

Estos son algunos trucos que puedes seguir para superar la prueba de emisiones de la ITV con tu coche. Foto: iStock.

Relacionado

El truco infalible para superar las nuevas pruebas de emisiones que estrenan las ITV

Nuestros destacados