Impuesto al diésel: el Gobierno quiere equiparar el gasóleo a la gasolina, y subirá su precio

El objetivo del Gobierno es “equiparar de forma paulatina” la fiscalidad entre el diésel y la gasolina. Así lo ha vuelto a confirmar la ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

Impuesto al diésel: el Gobierno quiere equiparar el gasóleo a la gasolina, y subirá su precio. Foto: iStock.
Impuesto al diésel: el Gobierno quiere equiparar el gasóleo a la gasolina, y subirá su precio. Foto: iStock.

Impuesto al diésel, ¿sí o no? Pues cuando creíamos ya que el debate se había cerrado definitivamente de cara a este 2021 tras retirarse de la negociación de los Presupuestos Generales del Estado ante el rechazo de partidos como el PNV o Ciudadanos, el propio Gobierno es ahora el que vuelve a poner sobre la mesa la tasa, que considera prioritaria. Así, al menos, lo ha reconocido abiertamente la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en una entrevista a Europa Press.

Además de asegurar que va a estudiar medidas para paliar el impacto negativo que la entrada en vigor de la nueva norma WLTP está teniendo ya en el precio de los coches, la ministra de Hacienda aseguró durante la conversación que el objetivo del Gobierno es “equiparar de forma paulatina” la fiscalidad entre el diésel y la gasolina. Según sus propias palabras, “el panorama actual no tiene razón de ser”.

Aunque María Jesús Montero confirmó también que las nuevas medidas deben llegar siempre “de acuerdo con el acompañamiento al sector” y no indicó una fecha posible, sí ha asegurado que “España tiene una fiscalidad medioambiental más baja que el conjunto de la Unión Europea y la más baja en diésel de la zona euro”. Todo esto, concluyó la ministra de Hacienda, “obliga a hacerlo”.

María Jesús Montero, ministra de Hacienda.
María Jesús Montero, ministra de Hacienda. Foto: Cordon Press.

A pesar de aparcar temporalmente esta medida de las negociaciones a finales de 2020, también bajo las críticas del FMI a esta nueva tasa, Unidas Podemos, el partido de coalición en el Gobierno, ha seguido insistiendo en que este nuevo impuesto es necesario. “No igualar la fiscalidad de los hidrocarburos con la media europea beneficia sobre todo a las empresas petroleras, perjudica al estado ya que reduce la recaudación, y también al medio ambiente y la salud”, declaró Juantxo López de Uralde, portavoz del partido de Transición Ecológica en el Congreso.

Así nos afectaría el nuevo impuesto al diésel

Con la nueva subida impositivo por tanto de nuevo sobre la mesa, ¿cómo afectaría realmente al automovilista? Según las primeras estimaciones que realizaron en su día fuentes del propio Gobierno, equiparar la tributación del litro de diésel al de la gasolina repercutiría en un incremento de 3,8 céntimos por litro en el gasóleo.

Según estos mismos cálculos, el conductor de un vehículo diésel de 50 litros de capacidad de depósito tendría así que desembolsar con la nueva tasa unos 2,3 euros más cada vez que quiera llenar su coche de carburante. Con un kilometraje medio anual de 15.000 kilómetros el gasto total en diésel se incrementaría en unos 3,45 euros más al mes. Es decir, pagaría al final unos 41,40 euros más al año. No es una cifra desorbitada, pero ahí está la subida.

 

El Gobierno aprueba la subida al impuesto del diésel

Relacionado

Nuevo impuesto al diésel: el Gobierno aprueba la subida y esto va a costar más cada depósito

María Jesús Montoro, ministra de Hacienda. Foto: Cordon Press.

Relacionado

Los nuevos impuestos a los coches en 2021: las subidas ya aprobadas por el Gobierno