Impuesto de Circulación en coches: todo lo que tienes que saber sobre esta tasa

El impuesto de Circulación es necesario para poder circular, un tributo imprescindible para poder mover nuestro coche. Te contamos todo lo que tienes que saber sobre esta tasa.

Impuesto de Circulación en coches: todo lo que tienes que saber sobre esta tasa
Impuesto de Circulación en coches: todo lo que tienes que saber sobre esta tasa

El Impuesto de Circulación es uno de los que más quejas provocan en nuestros lectores, especialmente con la llegada de las restricciones a la circulación para frenar la contaminación. Y es que, todos los coches tienen la obligación de estar al día con el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM) que es como realmente se llama esta tasa.

Este impuesto es un tributo que todos los coches tienen que abonar durante toda su vida útil y cuyo importe varía en función de la potencia fiscal que declare cada vehículo. Esta potencia fiscal resulta de un cálculo que las administraciones realizan para establecer cuánto tiene que pagar tu vehículo. Generalmente, una mayor potencia también supone una mayor carga fiscal, pero no existe una correlación directa entre Caballos de Vapor (CV) y Caballos de Vapor Fiscal (CVF).

Además, los vehículos menos contaminantes, cuentan con bonificaciones en este impuesto. Así, vehículos movidos por gas o con tecnologías híbridas o eléctricas ven reducidas sustancialmente la cantidad a pagar. Pese a ello, esta ayuda tiene que ser reclamada, pues no se aplica directamente a la hora del pago.

Cuánto y a quién debo pagar

La cuantía a pagar depende, por tanto, de la potencia fiscal declarada en la ficha técnica del automóvil y el lugar de residencia de los propietarios oficiales del automóvil, la cual queda reflejada en el Permiso de Circulación. Esto sucede porque el IVTM es un impuesto municipal, por lo que debe ser abonado a los ayuntamientos.

Por último, desde Tramicar, empresa online dedicada a la gestión administrativa en la compra y venta de vehículos de segunda mano, nos recuerdan que este tributo tiene una validez de un año, por lo que a la hora de comprar un coche usado tenemos que saber si el coche tiene este impuesto en regla y, por tanto, tiene permitido circular.

Desde esta empresa nos recuerdan que el dueño del coche a 1 de enero de cada año debe ser quien abone el impuesto de circulación. De no ser así, el ayuntamiento pertinente enviará notificaciones al dueño del vehículo que tendrá una deuda con dicho consistorio y que se irá ampliando conforme pase el tiempo. Si la deuda no es pagada, será Hacienda quien acabará por reclamarnos el pago e, incluso, podrán embargar al dueño del vehículo para saldar la deuda.

Nuevo Impuesto sobre el CO2 de los coches: ya aprobado, así te afectará

Relacionado

Nuevo Impuesto sobre el CO2 de los coches: ya aprobado, así te afectará

La recaudación por impuesto de matriculación se vuelve a disparar en 2019

Relacionado

La recaudación por impuesto de matriculación se vuelve a disparar en 2019

Los mejores vídeos