El gran problema que se encontrarán los coches en los centros comerciales en solo 15 días

A partir del 1 de enero de 2023 los Espacios Comerciales tendrán que tener, por ley, un mínimo de 16.500 puntos de recarga para vehículos eléctricos en sus aparcamientos. La medida es imposible que se pueda aplicar.

El gran problema que se avecina para los coches en los centros comerciales
El gran problema que se avecina para los coches en los centros comerciales

La nueva Ley de Movilidad Sostenible es ya tajante en España: antes del 1 de enero de 2023, los centros comerciales tendrán que contar con un mínimo de 16.500 puntos de recarga para vehículos eléctricos en sus aparcamientos, como nueva medida de impulso a la movilidad de cero emisiones, que cada mes sigue ganando cuota de mercado en todos los países. Pero, ¿va a ser posible?

No, y rotundamente no. Así lo acaba de denunciar hoy la Asociación de Propietarios de Espacios Comerciales (Apresco), advirtiendo al Gobierno que es “técnicamente imposible” cumplir con este plazo establecido en las nuevas normativas de movilidad. Hay que tener en cuenta, para comprobar la magnitud de la iniciativa, que estas 16.500 plazas de recarga  coinciden a día de hoy con el número total de todos los puntos de carga para coches eléctricos que hay en España. Casi nada.

El sector que aglutina a los centros comerciales asegura que hoy sus espacios cuentan con más de 860.000 plazas de aparcamiento en todo el territorio nacional, por lo que la aplicación de esta medida anunciada por el Gobierno supone acumular en los próximos 15 días un total de 16.500 puntos de carga para coches eléctricos, una medida inalcanzable.

El VW ID.3 eléctrico en un punto de carga
La nueva Ley de Movilidad Sostenible obliga a los centros comerciales a contar con un número mínimo de puntos de recarga para coches eléctricos.

La patronal de los centros comerciales asegura que sus empresas ya llevan tiempo comprometidas con la sostenibilidad y cuentan en la actualidad con planes que permiten aumentar la capacidad de recarga de coches eléctricos, pero de una manera asumible. El nuevo requisito impuesto por el Gobierno coinciden en que es “técnica y materialmente imposible de cumplir”.

Apresco justifica parte de esta imposibilidad de instalar más puntos de recarga de coches eléctricos debido a los “cuellos de botella” técnicos y administrativos que provocan que hoy los plazos para instalar nuevas zonas son de al menos 15 meses en el mejor de los escenarios, pudiéndose incluso en muchos casos superar hasta los 30 meses de espera.

La patronal de los centros comerciales exige, por último, un aplazamiento de 2 años en esta obligación, solicitando que no sea obligatoria la medida hasta el próximo día 1 de enero de 2025. Apresco considera que esta fecha estaría ya alineada con los plazos propuestos por las últimas directivas europeas que llegan desde Bruselas, y denuncia que España “es el único país de la Unión Europea que fija una fecha límite tan temprana” para una decisión de este calibre. Veremos qué sucede en los próximos días.

 

Los coches eléctricos más baratos de cada categoría, compensan sobre los diésel y gasolina

Relacionado

Los coches eléctricos más baratos de cada categoría: ¿compensan sobre los diésel y gasolina?

El coche eléctrico no puede ser la única solución para eliminar emisiones

Relacionado

El coche eléctrico no puede ser la única solución para eliminar emisiones