Gasolina, diésel, híbrido, eléctrico, de gas… ¿qué coste tiene cada coche? ¿Cuál interesa comprar?

¿Perdido por las posibilidades que ofrece el mercado? Te contamos qué tecnología es la más rentable en este momento. ¿Cuál te interesa comprar? Gasolina, diésel, híbrido, gas, eléctrico…

Gasolina, diésel, híbrido, eléctrico, de gas… ¿qué coste tiene cada coche? ¿Cuál interesa comprar?
Gasolina, diésel, híbrido, eléctrico, de gas… ¿qué coste tiene cada coche? ¿Cuál interesa comprar?

Si estás buscando coche pero crees estar dando palos de ciego, este artículo pretende aclararte algunas de tus dudas. Es lógico que con las declaraciones políticas que ponen en entredicho el uso y la venta de vehículos diésel, la subida de su combustible o las restricciones a la circulación en las grandes ciudades, tengas dudas sobre qué coche y qué tecnología comprar.

Para echarte una mano, nos hacemos eco de un estudio de la OCU, en el que se repasa cuáles son las tecnologías más baratas en este momento y cómo se espera que evolucionen con el paso de los años y los cambios en la oferta y demanda del mercado.

¿Qué tecnología elegir a 11 años vista?

En los datos que tienes a continuación, la organización de defensa de los consumidores ha tomado distintas variables en cuenta, como el coste de adquisición, el de mantenimiento, los impuestos a pagar o los kilómetros que se recorren, en este caso se ha tomado una media de 12.900 kilómetros. A continuación, tienes un resumen con el coste de cada tecnología si se mantienen todas las variables como en la actualidad, tras llevar con el vehículo 11 años.

Gasolina, diésel, híbrido, eléctrico, de gas… ¿qué coste tiene cada coche? ¿Cuál interesa comprar?

Fuente: OCU

Con estos datos, puedes ver en la tabla superior, la tecnología más barata a 11 años vista es el vehículo de Gas Natural Comprimido (GNC). Sin duda, esta tecnología es la más regular y no presenta grandes picos o descensos en sus precios, por lo que la convierte en la más rentable. Así, su coste de adquisición es muy similar a la combustión tradicional, el precio del combustible es muy inferior al diésel y la gasolina (aunque no tanto como el eléctrico) y su coste de mantenimiento se sitúa en la media.

Por detrás, el Gas Licuado de Petróleo (GLP) se convierte en la segunda opción más recomendada, por motivos muy similares al GNC. Cierra el podio el vehículo eléctrico, cuyo precio de compra es mucho mayor, pero se compensa con un gasto de combustible mínimo, ya que la electricidad es mucho más barata que los precios actuales del diésel o la gasolina.

Como puedes ver, en el otro lado de la balanza, el vehículo de pila de combustible es la opción más cara, pues su coste inicial es mayor que cualquier otra opción y, además, no lo compensa ni en el precio del combustible ni en el de mantenimiento. En el siguiente escalón, el híbrido tradicional se ha convertido en la segunda opción más cara, ya que el precio del combustible sigue siendo el mismo que el de un gasolina al uso (aunque gaste menos) y el coste de adquisición es mayor.

Gasolina, diésel, híbrido, eléctrico, de gas… ¿qué coste tiene cada coche? ¿Cuál interesa comprar?

El hidrógeno sigue siendo la tecnología más cara

Conclusiones y aspectos a tener en cuenta

Por tanto, entre las conclusiones más interesantes que sacamos del estudio encontramos las siguientes:

  • El diésel sigue muy vivo: Según la OCU, comprarse un coche diésel sigue siendo más rentable que hacerse con uno de gasolina e, incluso, se convierte en la opción más barata después de los eléctricos y las versiones a gas.

  • Mejor combustión que hibridación: Los precios de adquisición de un vehículo electrificado siguen siendo altos, por ello, comprarse un coche gasolina sigue siendo más rentable que un híbrido no enchufable con el mismo combustible. Lo mismo sucede con el diésel que, incluso, supera al híbrido enchufable movido por gasóleo.

  • ¿Días contados para los híbridos tradicionales?: Cada vez son más los coches que llegan al mercado con hibridación enchufable, sus ventajas fiscales son mayores a los híbridos no enchufables y buena parte de sus consumidores pueden moverse en su día a día únicamente con electricidad (o al menos gran parte de su trayecto).

  • La pila de combustible, lo más caro: Seguro que has escuchado en multitud de ocasiones que el futuro es la pila de combustible y el hidrógeno pero, de momento, un vehículo de este tipo sigue siendo lo más caro en nuestro país, donde las estaciones son prácticamente inexistentes.

Pese a estos datos, no hay que olvidar que estas cifras no se pueden aplicar a rajatabla y cada caso debe estudiarse individualmente. Por ejemplo, ¿de qué sirve comprarse un coche de GNC si cerca de casa no tienes estaciones para aprovechar esta ventaja? ¿Merece la pena comprarme un eléctrico si hago grandes viajes? ¿No será más rentable un híbrido si me muevo en ciudad constantemente o sufro atascos todas las mañanas para llegar al trabajo?

Cómo ahorrar (y ganar) dinero con tu coche: seguro, combustible, anuncios, alquiler…

Relacionado

Cómo ahorrar (y ganar) dinero con tu coche: seguro, combustible, anuncios, alquiler…

Cuatro tecnologías que marcarán el camino de la nueva década

Relacionado

Cuatro tecnologías que marcarán el camino de la nueva década