Los fallos más comunes de los radares que anulan miles de multas

A lo largo de los últimos años, varios fallos de los radares de velocidad han anulado miles de multas en nuestro país. Conoce sus errores más comunes.

Dos fallos muy comunes en los radares de velocidad que anulan miles de multas
Dos fallos muy comunes en los radares de velocidad que anulan miles de multas

Las multas de velocidad son una de las más frecuentes de las sanciones impuestas a los conductores españoles. A lo largo de los últimos años, la Justicia ha obligado a la DGT a través de numerosas sentencias a anular miles de multas por radares de velocidad al haberse demostrado algún tipo de fallo en su funcionamiento o algún tipo de error de forma.

Los fallos más comunes detectados en los radares de velocidad que han llevado a anular miles y miles de multas son dos. En primer lugar, porque los cinemómetros pueden estar mal calibrados en su funcionamiento. Al respecto, la edición digital del periódico 20 Minutos cita un caso real de varias multas impuestas (y posteriormente anuladas) en la carretera N-330 en las inmediaciones de Zaragoza hace unos años. En un tramo de dicha vía con limitación de velocidad máxima a 100 km/h, la calibración del radar estaba mal y sancionaba a partir de 90 km/h. Por este gran error de calibración, varias sanciones se anularon.

El segundo error más habitual por el que se anulan miles de multas de velocidad corresponde a que el radar fijo esté mal situado, es decir, esté ubicado en un tramo diferente al que en teoría debería sancionar, es decir, un cinemómetro calibrado a 90 o a 100 km/h en un tramo con límite a 120 km/h.

Los casos más sonados de multas anuladas por la mala colocación del radar sucedieron en la A-66. En aquel momento, los máximos responsables de Tráfico querían controlar la velocidad en un túnel con limitación máxima de 90 km/h. Sin embargo, en lugar de colocar el cinemómetro dentro del túnel, dicho radar ya estaba fuera del mismo y las posteriores investigaciones y recursos impuestos por los conductores afectados demostraron que el radar calibrado a 90 km/h sancionó en un tramo de 120 km/h.

CÓMO RECURRIR UNA MULTA DE TRÁFICO

A la hora de recurrir las multas de tráfico, las sanciones de velocidad son una de las más habituales. En un primer momento si consideras que la sanción ha sido injusta por los motivos que sean, debes tener en cuenta que tienes varios recursos legales y lícitos para recurrirla para que te la anulen.

Para poder recurrir una multa de tráfico, en primer lugar no la debes pagar inicialmente y verte tentado por el “famoso” descuento por pronto pago. Si tienes motivos y argumentos para recurrir, hazlo. Grosso modo, puedes recurrir a través de diferentes vías: en primer lugar, directamente a través de la Jefatura de Tráfico que te corresponda en un plazo de 20 días; en segundo lugar, a través del Ministerio del Interior para lo que tienes que interponer un recurso de reposición, siempre en un plazo menor de un mes; y en tercer lugar, a través de un recurso interpuesto por lo Contencioso Administrativo.

Para que actúes correctamente a la hora de recurrir una multa de tráfico, te invitamos a que leas el siguiente artículo: Cómo recurrir una multa de tráfico para que te la anulen: todos los pasos.

 

AEA denucia que millones de multas de velocidad son ilegales. Así lo corroboran 5 nuevas sentencias. Foto: iStock.

Relacionado

Millones de multas de velocidad son ilegales: 5 nuevas sentencias lo corroboran

Consulta multas y págalas con la nueva aplicación de la DGT

Relacionado

Este es el nuevo sistema de la DGT para saber si tienes multas… y para pagarlas

Los mejores vídeos