¿Está prohibido beber agua mientras conduces? Lo que dice la ley y multas

La multa a un conductor por beber agua mientras conducía vuelve a abrir el debate: ¿está realmente prohibido? ¿Es peligroso hidratarse al volante? Te lo contamos.

¿Está prohibido beber agua mientras conduces? Lo que dice la ley y multas
¿Está prohibido beber agua mientras conduces? Lo que dice la ley y multas

Seguro que no es la primera vez que has oído hablar de una multa a un conductor por beber agua. Y seguro que tampoco lo has escuchado de nadie conocido. En realidad, no es ni mucho menos una práctica habitual, y forma parte de los típicos artículos y curiosidades que los medios de comunicación publicamos con asiduidad en típicos informes como “las multas más desconocidas y absurdas". Junto a conducir con chanclas o sacar el codo por la ventana, ya es un clásico, pero… ¿qué hay de verdad en la práctica?

Aprovechamos una polémica, y de las grandes, que acabamos de conocer en Australia. Allí, según informa ABC News, un hombre ha sido advertido con una multa 173 dólares por beber agua mientras conducía, a pesar de que este conductor acababa de terminar de un turno de trabajo de 12 horas, hacía más de 39 grados y, para colmo, el aire acondicionado se le acababa de estropear en su coche. Paró en una gasolinera y, de camino, bebió. A pesar de estos condicionantes, el agente de policía le avisó que era ilegal al dejar de prestar atención a la carretera.

Y eso es verdad en Australia… y en España. Sin embargo, no quiere decir que esté expresamente prohibido en el código de circulación: no, si buscas ese epígrafe no lo encontrarás. Forma parte por tanto de un tipo de conducta que dependerá de la voluntad del agente o policía de tráfico en cuestión, y que en cualquier caso siempre puede llegar a contemplarse no ya en uno, sino hasta en dos artículos del Reglamento General de Circulación. Pero, repetimos, no expresamente.

Multa de 80 € a interpretación del agente

Así, si empezamos por el artículo 17.1 de dicho Reglamento, “un conductor deberá estar en todo momento en condiciones de controlar sus vehículos". ¿Coger una botella de agua y beber puede suponer una merma en las aptitudes? Sin duda. Por su parte, el artículo ya 18.1 si avanzamos en el mismo texto legal asegura que “el conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el cambo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, que garanticen su propia seguridad, la del resto de los ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía". Comer o beber, por tanto, también podría encajar aquí.

Es decir, amparándose en estos dos artículos, si el agente o autoridad considera que con esta acción se pone en riesgo la seguridad, podría sancionar con toda legitimidad a un conductor. En ambas definiciones, el Reglamento General de Circulación establece multas en España de 80 euros.

Además, recientemente, la DGT ha informado a través de su revista “Tráfico y Seguridad Vial" que, aunque en España esta acción como hemos dicho no se recoge en ningún artículo expresamente, en algunos países europeos sí ocurre. El caso más llamativo es el de Chipre, donde se especifica que** hidratarse mientras se conduce está prohibido y la multa asciende a nada menos que 150 euros**. Según recoge su código, para ello “el conductor está obligado a estacionar en un lugar adecuado y parar el motor para poder hidratarse".

¿Pueden multarte por estar mal aparcado si no te bajas del coche?

Relacionado

¿Pueden multarte por estar mal aparcado si no te bajas del coche?

Multas de tiempo: así son las nuevas sanciones… que duelen más que el dinero

Relacionado

Multas de tiempo: así son las nuevas sanciones… que duelen más que el dinero

Los mejores vídeos