Las enfermedades por las que la DGT te puede impedir conducir: comunes e inhabilitantes

Más de 25 enfermedades o trastornos de todo tipo requieren, según la DGT, de informes favorables de especialistas médicos para renovar el carné de conducir. Te contamos cuáles.

Las enfermedades por las que la DGT te puede impedir conducir: comunes e inhabilitantes.
Las enfermedades por las que la DGT te puede impedir conducir: comunes e inhabilitantes.

El trámite es siempre sencillo y rutinario. Una vez obtenido el carné de conducir, al cabo de 10 años deberás renovarlo. Un simple test psicotécnico, una foto, una rápida revisión médica y el abono de las tarifas correspondientes son suficientes para su prórroga. No hay más y en unos pocos minutos, proceso cumplido.

Sin embargo, hay algunas dolencias y enfermedades crónicas, algunas muy habituales, que complican mucho más el trámite. Tal y como cuenta la empresa de certificados médicos Certimedic en un interesante reportaje en el diario La Vanguardia, la DGT tiene recogidas una serie de excepciones que requieren también de un informe favorable del médico especialista para poder proceder a la renovación del carné. Estas enfermedades son las más conocidas:

Trastornos psiquiátricos

Es evidente que las enfermedades psiquiátricas graves pueden llegar a inhabilitar para conducir o, al menos, requerir de un informe de los especialistas para su aprobación. Entre estos trastornos figuran algunos muy habituales como los de ansiedad, depresión, demencias, abusos y dependencias de alcohol y drogas, trastornos obsesivos compulsivos, trastornos de personalidad o trastornos graves del sueño, entre otros.

Hay una serie de enfermedades que requieren de informes de médicos para renovar el carné.
Hay una serie de enfermedades que requieren de informes de médicos para renovar el carné.

Enfermedades cardíacas

Pero no solo las psiquiátricas pueden llegar a impedir conducir. Otras dolencias, como las crónicas cardíacas, también exigen informes favorables de los médicos. Entre ellas, las arritmias que han producido pérdidas de atención o síncopes en los últimos 6 meses o portadores de marcapasos, que deberán esperar un mes tras la intervención y contar con informe del cardiólogo. En el caso, por ejemplo, de personas con desfibriladores automáticos o con prótesis valvulares deberán también pasar al menos 3 meses para proceder a la renovación, previo informe.

Enfermedades digestivas

Otras enfermedades que también requieren de informes previos de médicos especialistas son las nefropatías con diálisis y el trasplante renal.

Enfermedades respiratorias

También habituales, las apneas del sueño exigen de informes favorables para obtener y prorrogar los permisos, que además, como en muchas otras enfermedades de las vistas, solo es por un período de vigencia cada 3 años. Disneas permanentes en reposo o de esfuerzo leve también deben contar con informes favorables.

Trastornos neurológicos

Otras enfermedades que en algunos casos pueden ser inhabilitantes son las neurológicas. En concreto, los accidentes isquémicos transitorios o las epilepsias, que requieren informes favorables de médicos. Por su parte, en teoría las crisis o pérdidas de conciencia en el último año señalan que no permiten la conducción.

Algunas enfermedades también requieren informes favorables por sus medicamentos.
Algunas enfermedades también requieren informes favorables por sus medicamentos.

Enfermedades vasculares

Los aneurismas de grandes vasos o disección, también requieren de informes previos favorables de cardiólogos o médicos especialistas para poder proceder a la renovación del carné de conducir.

Enfermedades oncológicas

Si los procesos oncológicos generan pérdidas graves o disminuciones de las capacidades sensitivas, cognitivas o motoras que incidan en la conducción, deberán contar con opiniones favorables del oncólogo. Los trastornos oncohematológicos también necesitan de un informe favorable, siempre que no haya alteraciones graves.

Enfermedades endocrinas

Otras enfermedades que requieren permisos especiales son las diabetes Mellitus insulinodependientes o con medicamentos hipoglicemiantes, que con informes favorables tendrán un plazo en la vigencia de entre 1 y 5 años. En cuanto a los casos de hipotiroidismo y paratiroides, el informe favorable permite prorrogar la licencia por entre 1 y 10 años.

Enfermedades crónicas y degenerativas

Según señala Certimedic a La Vanguardia, hasta un 1% de personas con enfermedades crónicas degenerativas en estadios avanzados tienen inhabilitada la renovación del carné de conducir. Estos conductores, según explican, deberían recurrir si consideran injusto el procedimiento al Comité Médico de la DGT, quien realizará el reconocimiento médico para comprobar si puede haber excepciones o no.

 

Luz V 16 emergencia DGT

Relacionado

La DGT confirma cuándo la luz V-16 podrá sustituir ya a los triángulos y qué servicios añadirá

Las grandes ciudades piden a la DGT terminar con los paraísos fiscales para coches

Relacionado

Las grandes ciudades piden a la DGT terminar con los paraísos fiscales para coches: dónde están