La DGT avisa de los peligros de los carriles trenzados: qué son y así se deben usar

La DGT acaba de avisar a los conductores españoles de los peligros que pueden entrañar los denominados como carriles trenzados. Así se deben usar con seguridad.

DGT avisa de los peligros de los carriles trenzados (Imagen: DGT)
DGT avisa de los peligros de los carriles trenzados (Imagen: DGT)

Reversibles, adicionales, reservados exclusivamente para el transporte público… en las vías urbanas y en el resto de la red viaria que conforma toda la red de carreteras en España los conductores de nuestro país se pueden encontrar con infinidad de tipo de carriles. Conocer sus características así como el procedimiento óptimo sobre cómo usarlos y, cómo no, la prioridad de paso en cada caso resulta vital para circular con seguridad y, por tanto, evitar un accidente de tráfico.

En una de las últimas recomendaciones realizadas por la propia DGT, el máximo organismo estatal sobre el control de tráfico en nuestro país ha lanzado un importante mensaje de aviso a los conductores españoles sobre las peculiaridades y los posibles peligros que pueden entrañar los denominados como carriles trenzados.

Los carriles trenzados, según la DGT, son aquellos en los que coinciden durante varios metros un tramo de aceleración para la incorporación de una autovía o autopista, así como un tramo de deceleración para salir de dicha autovía/autopista.

En el número más reciente de la Revista Tráfico de la DGT (el número 262 puedes descargarlo aquí). En realidad, estos carriles trenzados son dos carriles en uno y el gran peligro principal es que durante varios metros las trayectorias de vehículos que entran y que salen de la vía se cruzan.

Por todo ello, para circular con seguridad y en la medida de lo posible evitar un posible accidente, la DGT da los siguientes pasos a seguir para circular correctamente por estos carriles trenzados.

  • Carril trenzado usado para incorporarse a una autopista/autovía: si un vehículo circula por un carril trenzado con el objetivo de incorporarse a una autopista o una autovía, debe ceder el paso siempre a los automóviles que ya circulan por la vía principal (autopista/autovía). Antes de incorporarse, debe percatarse de que no viene ningún otro vehículo o, en el caso de que se aproxime, lo haga con la suficiente distancia y velocidad que le permitan incorporarse con seguridad. Para ello, para incorporarse a la vía principal y tras comprobar el tráfico en la vía principal, debe señalizar la maniobra (intermitente izquierdo) y acelerar progresivamente hasta incorporarse a la autopista/autovía. Por su parte, los vehículos que ya circulan por la vía principal y ante la proximidad de dicha incorporación, deben facilitar en la medida de lo posible el acceso de los vehículos a la misma, cambiándose de carril, siempre que sea posible.
  • Carril trenzado para salir de una autopista/autovía: los vehículos que circulan por la vía principal y quieren salir de la misma deben tener en cuenta que tienen prioridad los automóviles que ya circulan previamente por este carril trenzado, cediéndoles, por tanto, el paso. Si hay espacio suficiente, deben señalizar la maniobra (intermitente derecho) y colocarse en dicho carril, manteniendo, como siempre, la distancia de seguridad con los vehículos que circulan por delante.

Respecto a datos de siniestralidad y según los últimos datos oficiales definitivos que maneja la DGT, en este tipo de carriles trenzados se produjeron 57 accidentes (durante el primer semestre de 2020) con un balance de 80 heridos leves, 5 graves y 2 fallecidos.

Así es el nuevo sistema de la DGT para evitar que ningún conductor se salve de una multa

Relacionado

Así es el nuevo sistema de la DGT para evitar que ningún conductor se salve de una multa

Cómo multan los 70 nuevos radares portátiles que ha comprado la DGT y el mapa con todos los Veloláser

Relacionado

Cómo multan los 70 nuevos radares portátiles que ha comprado la DGT y el mapa con los Veloláser

Nuestros destacados