¿Cuál ha sido la primera causa de asistencia por avería en los coches este año? DGT y RACE responden

Hay un elemento mecánico que, por encima del resto, ha sido y sigue siendo la principal causa de avería en carretera, especialmente por culpa del confinamiento: la batería.

¿Cuál ha sido la primera causa de asistencia por avería en los coches este año? DGT y RACE responden
¿Cuál ha sido la primera causa de asistencia por avería en los coches este año? DGT y RACE responden

Tener el coche en las mejores condiciones para afrontar la vuelta a la normalidad es importante para no llevarte ningún sobresalto. En este sentido, durante la etapa de confinamiento que estamos viviendo desde mediados de marzo, os hemos destacado la importancia de ir realizando una serie de tareas para evitar que nuestro coche sufra el parón de estar tantas semanas sin usarse.

Existen elementos mecánicos del vehículo que sufren más que otros durante tanto tiempo parados, pero hay uno que es especialmente sensible y que se ha vuelto a demostrar como tal el mes pasado. El RACE reconoce que, durante el pasado mes de mayo, se atendieron el doble de averías relacionadas con las baterías que hace justo un año: un total de 36.652 percances, un 112 por ciento más que en mayo de 2019.

¿Cuál ha sido la primera causa de asistencia por avería en los coches este año? DGT y RACE responden

Desde marzo hasta mayo, a pesar de que los desplazamientos en carretera han descendido más de un 50 por ciento por culpa del Estado de Alarma, los casos también han crecido respecto al año anterior en este período: 78.000 frente a 52.000 percances.

¿Las causas? Existen varios motivos para llegar a esta situación: lógicamente, el confinamiento en casa nos ha obligado a dejar el coche parado durante varias semanas; pero también el hecho de contar en nuestro país con un parque automovilístico envejecido, con una media que supera los 11 años.

Qué revisar en el coche durante estas semanas de confinamiento

Ahora que las diferentes fases de la desescalada nos permiten movernos con mayor libertad, es tiempo de volver a utilizar el coche después de mucho tiempo. Os dejamos a continuación unos consejos que nos deja la DGT para asegurarnos de que el vehículo está en condiciones antes de ponernos en marcha, aunque siempre es más que recomendable realizar una revisión general en taller por si puede tener algún problema que tú no detectes:

- Revisión visual: Busca cualquier mancha que pueda haber en el suelo y que pueda ser indicio de alguna fuga; abre el capó con el mismo motivo y compruébalo, así como, si puedes, el estado de las correas, líquidos, etc.

- Neumáticos: Echa un vistazo a los neumáticos y asegúrate que no haya sufrido deformaciones (lo podrías detectar luego en conducción si notas vibraciones), su desgaste (que la profundidad de sus ranuras no baje de 1,6 mm) y su presión.

- Niveles de líquidos: Una comprobación que no te llevará mucho tiempo y que es importante, ya que el paso del tiempo puede haber provocado que se evaporen y que sus niveles hayan podido bajar. Debes comprobar: aceite (siempre en frío y con el coche parado en una superficie horizontal), refrigerante (en el vaso de expansión), dirección, lava-parabrisas y frenos (revisa también el estado de pastillas y discos, y presta especial atención en la conducción).

- Luces: Asegúrate que todas las luces funcionan correctamente: posición, cruce, largas, frenos, intermitentes, antiniebla y marcha atrás. Revisa también los testigos del salpicadero.

- Escobillas: La inactividad puede acelerar su desgaste, lo que puede al final dejar marcas o ralladuras en el parabrisas. Es importante también eliminar la limpieza acumulada en los cristales.

- Batería: Si no has podido evitar que la batería te falle, puedes intentar arrancarla: por ejemplo, con un arrancador, hacerlo con seguridad realizando este truco en marcha o, directamente, llevándolo al taller en la grúa. También puedes contratar el servicio de reposición de la batería a domicilio que ofrecen algunos talleres.

- Habitáculo: La limpieza y desinfección se tornan más importantes si cabe en estos tiempos. Utiliza un líquido desinfectante para manos antes de entrar al coche; pásalo a continuación por el volante, la palanca de cambios y los puntos más habituales de contacto con tu mano; vuelve a desinfectarte las manos al salir del coche. Asegúrate de estornudar con el codo para evitar que la saliva llegue al volante y evita tocarte la boca, ojos y nariz mientras conduces.

Reparación del coche: así será el nuevo taller post COVID

Relacionado

Reparación del coche: así será el nuevo taller post COVID

¿Qué le puede pasar a la batería de tu coche si no se arranca durante el confinamiento?

Relacionado

¿Qué le puede pasar a la batería de tu coche si no se arranca durante el confinamiento?