Las claves de la carga bidireccional o cómo utilizar el coche como batería para la casa

Cada vez más coches incorporan la posibilidad de carga bidireccional, es decir que en determinados momentos la vivienda pueda "tirar" de la electricidad cargada previamente en la batería, pero, ¿cómo funciona? ¿Qué ventajas puede aportar?

Las claves de la carga bidireccional o cómo utilizar el coche como batería para la casa Imagen iStock
Las claves de la carga bidireccional o cómo utilizar el coche como batería para la casa Imagen iStock

La demanda de energía eléctrica aumenta significativamente año tras año a pesar de los precios. Demanda a la que se suma la de los vehículos eléctricos, cada vez más numerosos en el mercado. Por todo ello, cabe preguntarse: ¿hay energía suficiente para todos? Hablamos de energía verde, no de quemar carbón. Es cierto que muchos conductores han optado por instalar en sus hogares paneles solares para recargar sus vehículos, la instalación de estos a mitad de año se había incrementado un 30 por ciento. Pero hay una realidad: la disponibilidad de energía eólica y solar todavía depende demasiado de las condiciones climáticas. Y, además, son pocos los que además de placas solares adquieren generadores debido al elevado coste que estos suponen. 

Pero, ¿y si pudiéramos almacenar temporalmente la energía verde y usarla en los momentos de mayor demanda o cuando no se pueda producir este tipo de electricidad? Es aquí donde entra en juego la carga bidireccional, que el vehículo pueda devolver a la red o al hogar en momentos puntuales parte de la electricidad almacenada en su batería. Y este intercambio de energía entre el coche eléctrico, el Wallbox y la red del hogar es posible con la tecnología actual.

Los coches eléctricos y sus grandes retos
Los coches eléctricos y sus grandes retos

De esta forma, si el vehículo cuenta con la tecnología adecuada a bordo, puede devolverla a la red en horas de alta demanda a través del Wallbox, también equipado con tecnología adecuada que convierta la corriente continua de la batería (CC) en corriente alterna (CA), haciendo posible que los clientes pudieran ganar dinero, teóricamente -aunque actualmente el kWh producido es pagado por las compañías eléctricas a un precio muy inferior al que lo cobran-. Esta opción sería del Vehicle to Grid (V2G). Pero también la energía de la batería podría servir para alimentar las necesidades de la casa en las horas nocturnas, Vehicle to Home (V2H). De esta forma, la instalación de un sistema solar se amortizaría más rápidamente, ya que no habría necesidad de una costosa batería ni de recurrir a la red en las horas nocturnas. Un tercer uso es la posibilidad de poder recargar otros vehículos eléctricos como una bici por ejemplo: Vehicle to loading (V2L).

Algunos condicionantes

Todo esto suena muy bien, pero ¿se trata de un escenario real? En realidad, la tecnología está ahí, pero existen varios condicionantes para que podamos implementarlo en nuestra casa. Por un lado, pocos automóviles han sido equipados para el intercambio de energía. Menos de una decena de modelos que actualmente se venden en el mercado lo permiten, si bien cada vez son más los que están a punto de incorporarlos. Nissan, Mitsubishi, Hyundai/ Kia y el grupo Volkswagen, algunos de la plataforma MEB- cuentan con la posibilidad de este tipo de carga.

Pero además se necesita un wallbox especial inteligente que posibilite el intercambio de energía, por supuesto con un precio mucho más elevado que una normal. Si queremos disponer de una caja con carga bidireccional tendremos que desembolsar más del doble o incluso del triple que por una normal. La oferta de cargadores de pared bidireccionales en nuestro país es bastante limitada. Actualmente Wallbox ofrece en nuestro país el Quasar compatible con la manguera CHAdeMO, con el Tipo 1 que utilizan sobre todo vehículos japoneses y algunos americanos. En Estados Unidos ofrece el Qasar 2, que permite la carga bidireccional con el conector CCS. Este cargador todavía no está disponible en nuestro país.

Siempre hay peros...

Ahora bien y dentro de este mundo ideal, no debemos olvidar al auténtico protagonista: la batería. La carga y descarga frecuentes y el impacto que esto puede tener en la duración de la misma es un aspecto a tener en cuenta. Aunque la tendencia es que los fabricantes lo ofrezcan en sus vehículos, no debe de sorprendernos que si se recurre a ella de forma habitual el resultado sea una degradación más rápida de la batería, ya que cada batería está diseñada para un número de cargas determinadas.

Pruebas reales

Las marcas niponas se han situado a la vanguardia a la hora de incorporar la carga bidireccional en sus modelos, especialmente Nissan que lleva trabajando en ello más de una década, ofreciéndolo casi desde sus inicios en el Leaf. El año pasado puso en marcha el proyecto 'i-rEzEPT', -que significa "vehículos eléctricos regenerativos inteligentes para la maximización de la potencia propia y la participación en el mercado de control primario”- junto con Bosch.IO y los Institutos Fraunhofer IAO e IFAM. La marca equipó a a 13 propietarios de viviendas de toda Alemania, que ya tienen un sistema fotovoltaico, con un Nissan LEAF 100% eléctrico y una estación de carga adecuada con el objetivo de aprovechar al máximo el suministro doméstico de energía solar autogenerada, descongestionar la red eléctrica pública y al mismo tiempo reducir los costes de explotación del vehículo eléctrico.

Carga bidireccional Nissan Genster Home
Carga bidireccional Nissan Genster Home

Haciendo uso de la capacidad de carga bidireccional del Nissan LEAF, a menudo denominada tecnología de vehículo a red (V2G, por sus siglas en inglés), los participantes pueden usar los vehículos para almacenar la energía solar generada en el techo de su casa en la batería y, si es necesario, transferirlo al hogar o alimentarlo a la red pública.

La interacción entre el Nissan LEAF y la red eléctrica doméstica es gestionada por un administrador de energía local del socio del proyecto Bosch.IO y se basa en el software Bosch IoT Gateway. Garantiza, por ejemplo, que la autonomía del vehículo solo se vea ligeramente afectada, ya que se utiliza un máximo del 10 al 30 por ciento de la capacidad de la batería para alimentar el hogar. Si es necesario, también se puede priorizar una carga completa del vehículo, por ejemplo, antes de iniciar un viaje más largo. Los datos obtenidos sobre el consumo de electricidad son evaluados de forma anónima por los Institutos Fraunhofer IFAM en Bremen e IAO en Stuttgart.

Kia EV6, uno de los pocos coches que admiten el sistema de carga bidireccional
Kia EV6, uno de los pocos coches que admiten el sistema de carga bidireccional

Para Vincent Ricoux de Nissan Center Europe, “debido al hecho de que cada vez más personas trabajan desde casa, ofrece un gran potencial para usar energía renovable de manera eficiente y reducir las emisiones en el transporte".

Pocos lo ofrecen

Los vehículos más avanzados en lo que a ofrecer la carga bidireccional se refiere son los de marcas asiáticas, si bien son pocos todavía los modelos que cuentan con ella. Actualmente permiten la carga bidireccional Nissan Leaf, Nissan e-NV200, Mitsubishi Outlander, Mitsubishi Eclipse Cross, Kia EV6, Hyundai Ioniq 5. Los modelos del grupo Volkswagen de la familia ID lo empiezan a incorporar ahora de serie, los que disponen de una batería de 77kWh, como el ID.Buzz. En el caso de los vehículos ya entregados, esta tecnología estará disponible sucesivamente a través de actualizaciones del sistema. La transferencia de energía y la comunicación se realizarán a través de una estación de carga doméstica especial DC-BiDi, cuando esté disponible. Otros modelos eléctricos del grupo con plataforma MEB del resto de marcas del Grupo también lo incorporarán.

Kia EV6 GT (2)

Galería relacionada

El Kia EV6 GT AWD, a prueba

El sorprendente Hyundai Ioniq6

Relacionado

Hyundai Ioniq6: las claves de la sorprendente berlina eléctrica con tecnología de 800 voltios