Carreteras de hormigón: ¿una solución más barata para mantener las vías sin cobrar por el uso?

En pleno debate sobre el coste del mantenimiento de las infraestructuras, y sobre el posible pago por su uso, planteamos otra solución. ¿Y si ahorramos con nuevos y mejores materiales?

Carreteras de hormigón: ¿una solución más barata para mantener las vías sin cobrar por el uso?. Fotos: iStock.
Carreteras de hormigón: ¿una solución más barata para mantener las vías sin cobrar por el uso?. Fotos: iStock.

Lo habrás oído y te habrá sorprendido esta semana: el Gobierno ha confirmado su intención de establecer un nuevo sistema de tarificación por el uso de las principales carreteras de España, de inicio principalmente por las autovías. Así lo han manifestado en los últimos días altos cargos de Infraestructuras del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, asegurando que ya se encuentra a debate qué sistema de cobro emplear, posiblemente el de pago “blando” por kilómetros de uso.

La justificación del Gobierno radica en la “necesidad de mantener y conservar unas infraestructuras que no pueden seguir sufragándose con los impuestos de todos los españoles”, los que usan y los que no las carreteras. Sin entrar de nuevo en el debate que ya hemos abierto estos días sobre a qué van destinados los millones de euros que los automovilistas ya pagamos en impuestos por usar los automóviles, introducimos una nueva variable: ¿no se podría ahorrar también y optimizar la construcción y el mantenimiento de las carreteras con nuevos y mejores materiales?

Los beneficios de las carreteras de hormigón

Según un estudio realizado por la Australian Society for Concrete Pavements (ASCP), la respuesta podría ser afirmativa. Este informe asegura hoy que las carreteras ejecutadas ya con firmes de hormigón, en lugar sobre todo de las de asfalto, son en global hasta un 22 por ciento más económicas, presentando además numerosos beneficios económicos.

Las carreteras españolas más peligrosas y las que vigilará la DGT
Las carreteras de hormigón son más baratas, seguras y fácil de mantener que las de asfalto.

Entre las grandes conclusiones de este estudio, que ahora publica la Asociación Nacional de Fabricantes de Hormigón Preparado (ANEFHOP), figuran que este tipo de pavimentos es entre un 7 y un 22 por ciento más barato que los de asfalto equivalentes, pero especialmente con unos costes de mantenimiento mucho menores, capaces de llegar hasta el 58 por ciento de ahorro debido a una menor necesidad de reparación en comparación con otras mezclas bituminosas.

Además, este tipo de carreteras cuentan también con una mayor vida útil, reduciendo también sus costes totales de construcción y mantenimiento en hasta un 28 por ciento como máximo. Por si fuera poco, construir vías con este nuevo material es hasta 2 veces y media más rápido que con otros tipos de pavimentos, necesitando al mismo tiempo un 67 por ciento menos de mano de obra y requiriendo un 38% menos de materiales que las carreteras tradicionales de asfalto.

El estudio también asegura que este tipo de carretera logra reducir en hasta un 58% los cortes de vías e interrupciones de tráfico, lo que minimiza las posibilidades de accidente y tiene un impacto global muy positivo también en las economías locales. En cuanto a niveles de calidad y confort de conducción, también asegura notables mejoras al durar más tiempo el pavimento en su estado original, con menos degradación garantizada en un período de 40 años.

Aunque en España la mayoría de calles y carreteras siguen siendo hoy de asfalto, en países como Gran Bretaña, Bélgica, Holanda o Italia es mucho más frecuente encontrar vías ya realizadas con hormigón. Desde aquí trasladamos la idea ya al Gobierno por si puede servir de solución para mejorar su mantenimiento y costes, sin necesidad, de nuevo, de tener que volver a pagar otra tasa por parte de los automovilistas.

 

Archivado en:

El pago por uso de las carreteras anunciado por el Gobierno, ¿una medida para recaudar más dinero?

Relacionado

El pago por uso de las carreteras anunciado por el Gobierno, ¿una medida para recaudar más dinero?

Por qué las carreteras deberían ser ya (y en España aún no) de hormigón y no asfalto

Relacionado

Por qué las carreteras deberían ser ya (y en España aún no) de hormigón y no asfalto

Los mejores vídeos