Publicidad

Opel Corsa: 5 razones por las que comprarlo

La quinta generación del Opel Corsa ya está en el mercado. Te explicamos a continuación cinco razones por las que merece la pena comprarlo.
Dani Cuadrado. -
Opel Corsa: 5 razones por las que comprarlo
Opel Corsa: 5 razones por las que comprarlo

Opel Corsa: 5 razones para comprarlo

1- Conectividad

En esta generación se estrena en el Corsa por primera vez el sistema IntelliLink. Conscientes de las necesidades actuales, en Opel han apostado por un sistema que integra nuestro smartphone más allá de una simple conexión de voz. Además de las habituales funciones de llamada en modo manos libres, el IntelliLink dispone de una pantalla central de 7 pulgadas a color en la que se encuentran las funciones multimedia y de conectividad. Basta con asociar el teléfono (ya sea android o iOs) al bluetooth del coche para poder disponer de todas las funciones de nuestro teléfono en el coche. Así, por ejemplo, se puede utilizar el navegador del teléfono para orientarnos y recibir la información por los altavoces del propio coche, con lo que nos ahorramos el tener que comprar un navegador adicional. Además, si descargas las aplicaciones gratuitas, puedes incluso ver la información en la pantalla o utilizar las funciones Siri.

 Opel Corsa: conectividad

2- Variedad mecánica

La gama de potencias del Corsa es amplia y te ofrece desde los 75 a los 207 caballos en 7 versiones distintas, todas ellas cumplidoras de la obligatoria normativa Euro VI. La novedad principal en esta nueva generación es la utilización de un nuevo propulsor de tres cilindros y 1 litro de cilindrada hecho en aluminio denominado 1.0 Ecotec Turbo. Tiene inyección directa, distribución por cadena y turbo, siendo uno de los motores más modernos de la categoría. En principio, ofrece 115 caballos pero pronto estrenará versión de 90 caballos. El resto de las opciones de gasolina pasan por el 1.4 en versión atmosférica con 75 y 90 caballos y con turbo para la de 100 caballos. En Diesel se ha actualizado el 1.3 CDTi y sigue contando con las variantes de 75 y 95 caballos. A todos estos se le acaba de sumar la variante OPC, que emplea un 1.6 turbo de 207 caballos.

 

3- Equipamiento

No pueden faltar en el nuevo Opel Corsa distintos sistemas de seguridad y ayuda a la conducción, vistos antes en coches como el Insignia y que no suelen ser muy comunes en este segmento. dispone de dirección eléctrica, con modo City para ayudar en maniobras, dos chasis a elegir, Sport o confort, faros bixenon con luz de curva y luz diurna por leds. A esto suma la alerta de ángulo muerto y el Opel Eye, que se encarga de reconocer la señales de tráfico, avisar del cambio involuntario de carril, como asistente de las luces largas, indica la distancia de seguridad y avisa con una luz roja proyectada en el parabrisas ante una posible colisión frontal. No falta el indicador de presión de neumáticos y el sistema de ayuda al aparcamiento, que mueve el volante en maniobras. El volante ahora se puede calefactar, al igual que los asientos delanteros y dispone de sistema de ayuda al arranque en cuesta.

 Opel Corsa: equipamiento

4- Habitabilidad

Uno de los puntos fuertes del Opel Corsa es su espacio interior. Comparado frente a sus rivales es uno de los utilitarios con mejores plazas traseras del mercado, que combina con un generoso maletero para lo que se estila en el segmento. Son 4,02 metros de largo, por 1,74 m de ancho y 1,48 m de alto. La cota longitudinal interior es de las más altas del segmento, con la mejor relación entre espacio para piernas y anchura de las plazas traseras.

 

5- FlexFix

Si eres aficionado a la bicicleta, tanto de montaña como de carretera, el Corsa te ofrece una ventaja única con respecto a todos sus rivales. Se puede pedir la opción del FlexFix, que es un sistema de transporte de bicicletas que va integrado en el coche, sin necesidad de añadir piezas a parte. Consta de una bandeja que va integrada bajo el maletero. Sólo es necesario desplegarla y no requiere ningún tipo de esfuerzo físico. Puede transportar una o dos bicicletas y resulta muy práctico cuando a la vuelta de tu excursión la bicicleta está llena de barro, ya que no mancharás el coche por dentro.