¿Nueva fiscalidad ambiental? Los coches más contaminantes podrían pagar más

El proyecto de ordenanzas fiscales que prepara la alcaldesa de Barcelona, prevé tarifas variables de aparcamiento en función de las emisiones de los vehículos.
¿Nueva fiscalidad ambiental? Los coches más contaminantes podrían pagar más
¿Nueva fiscalidad ambiental? Los coches más contaminantes podrían pagar más

El Gobierno de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ultima su proyecto de ordenanzas fiscales (los impuestos y tasas municipales) para 2020. La gran novedad de este proyecto será la fiscalidad ambiental, que premiará a los que velen por el medioambiente y castigue a los que no lo hacen. ¿De qué manera? Haciendo que los coches contaminantes paguen más por aparcar en la calle.

Publicidad

Ada Colau, el concejal de Presupuesto, Jordi Martí, y el de Emergencia Climática, Eloi Badia, han expresado que plantearán nuevos impuestos o tasas vinculadas al medioambiente y la lucha contra la contaminación. La finalidad es que sean “una palanca” más para que Barcelona sea “una ciudad saludable y con menos coches”. La alcaldesa ha comentado en varias ocasiones que existe una “necesidad de sacar muchos coches de las ciudades”.

En esta línea, el ejecutivo ha rescatado una idea de 2016 que no tuvo apoyo y se quedó en un cajón: tarifas variables de aparcamiento en función de las emisiones de los vehículos. El gobierno municipal entiende que en los tres años transcurridos desde entonces, la sensibilidad de la ciudadanía sobre la necesidad de reducir la contaminación ha aumentado. O que la mayoría de los conductores ya sabe que la etiqueta ambiental de la DGT indica las emisiones de los vehículos.

Cuando en 2016 se planteó la tasa de aparcamiento variable se hablaba de habilitar nuevos parquímetros que permitieran introducir la matrícula del coche para condicionar la tarifa al tamaño del vehículo, la antigüedad y el nivel de emisiones. Unas variables que ahora, a partir de enero, controlarán las cámaras que se activarán para vigilar que no circulen los coches más contaminante (sin etiqueta) por la Zona de Bajas Emisiones (ZBE).

Aparcamiento regulado

En la ciudad condal hay 54.000 plazas de aparcamiento en superficie reguladas, según los datos de la web municipal. Del total, 4.000 son las blancas, es decir, exclusivas para residentes en la zona, que pagan un euro a la semana (o nada si no tienen multas). Otras 40.000 son verdes, donde los no residentes pueden aparcar un máximo de dos horas pagando entre 2,75 y tres euros la hora.

Y las 10.000 plazas restantes son de zona azul, las más caras. En las plazas de zona azul puede aparcar cualquier vehículo con un máximo de cuatro horas y un precio de hasta 2,5 euros la hora. El anterior proyecto de tasa de aparcamiento contemplaba un recargo extra de hasta 1,15 euros la hora en las áreas verde y azul. Esta tarifa podría subir hasta 5,6 euros en el caso de los vehículos más contaminantes o de gran tamaño.

Publicidad

Pero como no todo es castigar, sino también premiar, en las plazas de zona azul obtendrán rebaja los coches con la etiqueta Cero Emisiones de la DGT.

Publicidad
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Huye de las preocupaciones secundarias y céntrate en lo más importante en cada instan...

El mercado de vehículos de ocasión y de segunda mano no deja de crecer. En un context...

Las últimas pruebas de seguridad Euro NCAP demuestran que los coches híbridos eléctri...

Inspirado en la ciudad, con un enfoque distintivo y gran atención por los detalles, e...

Con lo mejor de un vehículo eléctrico y de uno tradicional de combustión, el coche hí...

El diseño de los coches, de las ciudades, de las carreteras... en todas sus interpret...