¿En qué casos el coche interesa o no para viajar?

Ya sea para salir de viaje o moverse en destino, en ocasiones el coche no es la opción más recomendada. Hay otras formas más baratas para ir de un sitio a otro.
Texto: Eduardo Cano -
¿En qué casos el coche interesa o no para viajar?
¿En qué casos el coche interesa o no para viajar?

Estamos tan hechos a coger el coche para ir a cualquier sitio que, casi siempre, nos olvidamos de las ventajas de otros medios alternativos, incluso si son de cuatro ruedas. Y eso que ahora como nunca ha habido una oferta alternativa tan cuantiosa. Sobre todo la gente más joven está recurriendo al coche compartido en sus diversas modalidades, Car2Go incluido, dentro del área metropolitana de Madrid. Pero para afrontar largas distancias tampoco podemos olvidarnos de los tradicionales tren, avión, bus e incluso barco, según destinos. 

Un estudio de CheckMyBus refleja que el precio medio de los billetes de autobús en España es más alto que en países como Alemania y Francia, cuando en 2012 era de los más asequibles del Viejo Continente. Y es que la liberalización de algunos mercados, y la llegada de nuevas compañías de low-cost, han bajado, según y donde, las tarifas, y además de manera radical. 

También hay una oferta tremenda de bajo coste en la aviación comercial y, últimamente, hasta en la Alta Velocidad Española; por cierto, una de las más competentes y amplias a escala global. Para poner un poco de luz en todo ello, nos hemos fijado un par de trayectos interprovinciales que permitan comparar precios: Madrid-Barcelona, una distancia considerable, con 620 kilómetros, y el viaje medio Madrid-Valencia, ciudades separadas por 357 kilómetros. Vamos a ver qué interesa más y cuándo para llegar de un punto a otro. 

Coche particular, caro pero seguro

Supongamos que hacemos nuestro trayecto largo, de Madrid a Barcelona o viceversa, conduciendo un coche en propiedad de tamaño medio, por ejemplo un Seat León. Si tiene un motor de gasolina, pongamos el TSI de 110 CV, consumirá una media de 4,9 l/100 km según homologación (en carretera, y a ritmo legal, en torno a 6,5 l/100 km). Esto supone que sólo de gasolina tendrás que gastar unos 34 euros para el trayecto de ida, o bien 46 euros si tomas en cuenta el gasto real. Si el coche fuese Diesel, como un León TDI 110 CV con un gasto oficial de 3,8 l/100 km y real en torno a 5,8 l/100 km, tendrías que preparar 23 ó 35 euros, respectivamente. Insistimos, sólo de carburante y por trayecto. En esas cantidades no entran ni el coste del vehículo ni la parte proporcional de su seguro, de su impuesto de circulación municipal, el desgaste de ruedas, aceite, mantenimiento… 

Una vez en destino hay que tener claro el coste de, por ejemplo si vas de vacaciones, aparcar aquí o allá. Ya sabemos que cualquier gran ciudad, y no tan grande, es un «caos» urbano, más aún para estacionar, con multitud de calles supeditadas a la ORA y, casi siempre, con todo a rebosar, aparcamientos públicos incluidos. Sí, tienes el coche a mano, no lo compartes con nadie y vas a tu aire, cómodo y sin dar explicaciones, pero ¿a qué precio? 

Coche compartidoComparte coche para viajar

Esta opción ofrece dos alternativas, e incluso tres teniendo en cuenta un coche de alquiler puro y duro. 

- Transporte colaborativo tipo BlaBlaCar. Sobre todo para gente con presupuesto limitado a la que no le importe viajar con desconocidos, puede ser un «chollo». Consiste en hacerse con una plaza en el turismo de un particular que cubre la ruta buscada. Hemos sondeado un Madrid-Barcelona, con precios de 30 a 37 euros, y un Madrid-Valencia entre 13 y 21 euros. El procedimiento es fácil: en su web buscas tu viaje, indicando la ciudad de salida y la de llegada, y la fecha en la que viajarás. De la oferta propuesta, escoges el conductor que prefieras. Una vez reservas plaza con tarjeta de pago seguro, recibes un Código de Reserva; un e-mail y un SMS avisan al conductor. El día de viaje acudes al punto de encuentro a la hora acordada, proporcionando tu Código de Reserva. Ideal para gente sobre todo joven, con poco dinero y a la que no le importe viajar con desconocidos, comenzando por el propio dueño y conductor del coche, que por cierto es el que pone su coche a disposición del resto. 

- Carsharing con empresas como Bluemove. Aquí hablamos de, sobre todo pensados para ciudad y periferia, aunque se pueden contratar para escapadas de largo alcance. Parten de 2 euros por hora o de 25 euros por día, más 0,25 euros por kilómetro. El coche, que se reserva a través de una aplicación móvil, se coge y devuelve en el mismo punto, salvo que avises de lo contrario con antelación y abones un suplemento. Aquí conduces y usas el automóvil por tu cuenta, sin compañías ajenas aunque, lógicamente, a otro precio. Para hacerte a la idea, el utilitario Kia Rio te saldría por 31,49 euros/día en nuestra propuesta de Madrid a Barcelona o Valencia. Eso sí, la tarifa incluye gasolina, seguro, limpieza del coche, complementos y atención telefónica. Y hay bonos mensuales o anuales que abaratan el servicio. 

- Coche de alquiler. La mejor opción para encontrarlo barato es, otra vez, un buscador/comparador online. Hemos hecho ese ejercicio con las rutas propuestas y hemos dado con coches con Goldcar desde ¡6 euros al día! Por ejemplo para un Ford Fiesta, con un máximo de 350 km por día (cargo adicional de 0,15 euros/km a pagar en destino), franquicia en caso de accidente de 1.200 euros (la misma que para robo), cobertura de robo y seguro de responsabilidad civil. Eso sí, el coche puede estar en cualquier oficina de la Comunidad de Madrid, por lo que tendrás que tener en cuenta el coste de llegar a él. Además, la gasolina utilizada corre de cuenta (piensa en los gastos citados en el caso de viajar con coche particular). 

El tren: ventajas e inconvenientes

En España, la red ferroviaria de Alta Velocidad es, sencillamente fantástica. Y por número total de kilómetros es la segunda mundial, tras la de China. Trenes amplios, limpios, modernos y confortables, de los mejores que puedes encontrar a escala global, que tardan un suspiro y llegan puntuales como relojes suizos, so pena de penalización económica a tu favor

Tren y coche compartidoEntre Madrid y Barcelona, para un solo trayecto, hay precios online desde 84 euros en la web de Renfe, pero también tarifas desde 54 euros fácilmente localizables en comparadores online. Hablamos de ejemplos para trayectos sencillos, como un Madrid a Valencia (98 minutos en el servicio más rápido de los disponibles) por 72,40 euros en la página de Renfe en Internet, pero también desde poco más de 40 euros si lo intentas con un comparador. A nuestro modo de ver, un tren tan rápido que te lleva del centro de una ciudad al de otra es toda una ventaja, en algunos casos insuperable. 

Cuándo interesa más el avión

A través de su página web, Iberia ofrece volar de Madrid a Barcelona por 63 euros, pero es que a través de algunos buscadores hemos localizado un Vueling por sólo 19,99 euros. Por descontado, el avión es imbatible en trayectos hasta las Islas Baleares o Canarias, pero a pesar de lo efectista (ojo, y real) de un precio como el que comentamos, hay que tener claro que, primero, tienes que llegar hasta el aeropuerto. Eso es tiempo y más dinero: en Madrid el metro o el autobús cuestan los 5 euros. Y cuando aterrices en Barcelona tendrás que pagar otros 8,40 euros por el mismo concepto. A todo esto, échale una hora de espera antes del embarque en el aeropuerto y alrededor de 45 minutos, como poco, para acceder a él desde la ciudad. Sumando todo ello, un vuelo de 55 minutos entre la capital de España y la Ciudad Condal se convierten, fácilmente, en tres horas. Por cierto, de Madrid a Valencia, con menor frecuencia de vuelos, hemos dado con opciones por trayecto algo más caras, desde 39 euros. Dura media hora, pero los traslados hasta el aeropuerto son los mismos que para Barcelona. 

¿Interesa el autobús?

Hace unos años, nuestros autobuses interurbanos ofrecían uno de los precios más bajos de Europa, como señala la compañía ALSA en el estudio «Regulatory Framework for Interurban Coach Transport Activities in Spain». Hoy, otro informe, el del buscador internacional de autobuses CheckMyBus, remarca que esas tarifas son significativamente más elevados que en Alemania, Francia o Reino Unido, por ejemplo. El cambio responde a la liberalización de este mercado en Alemania (2013) y Francia (2015) y a la irrupción de compañías low-cost. Junto a otros mercados ya desregulados, como los de Italia y Reino Unido, se ha producido una bajada considerable del precio medio de los billetes de autobús. 

Así las cosas, Francia y Alemania marcan la diferencia con los precios más bajos (51 por ciento y un 43 por ciento menos que en España). El Reino Unido se mantiene cercano a la media, mientras que Italia y España presentan los precios más altos. Así las cosas, hace cuatro años los precios en Alemania y Reino Unido eran un 57 por ciento y un 25 por ciento más altos que en España, ahora son un 43 por ciento y un 36 por ciento más bajos. 

También es cierto que nos beneficiamos por igual de la llegada de las nuevas y citadas compañías low-cost. A través de CheckMyBus puedes localizar precios para la ruta Barcelona-París por sólo 18 euros, cuando el viaje regular en ALSA no baja de 89 euros. La web también te permite ahorrar un 58 por ciento en la línea San Sebastián-Bilbao: con ALSA por 5 euros, y con Transportes PESA por 11,75 euros. ¿Y nuestro «ejercicio»? Madrid-Valencia sale por 11,90 euros para un trayecto de ida en Avanza, mientras que el Madrid-Barcelona sube a 35 euros con ALSA

Hay que reconocer que la calidad de este servicio es muy buena en términos generales, sobre todo si optas a sus opciones más caras y exclusivas. Pueden ser la opción de viajeros de mayor edad, pero también de aquellos que no quieren complicaciones (conducir) y disfrutan de un servicio «punto a punto» que, además, les deja en el centro de la urbe. 

También te puede interesar:

Plan Renove de autobuses y camiones

Carreteras que recargarán autobuses eléctricos

370 empresas de autobuses menos a cambio de la crisis

Viajar en autobús en España, más caro que en Europa: ¿por qué?

¿Quieres un coche nuevo? Antes, valora tu coche gratis

 

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...