Mosley anuncia los cambios que aceptará discutir

En un último intento de deshacer la postura de la FOTA, Max Mosley ha mostrado todo lo que está dispuesto a discutir con los equipos que se inscriban sin condiciones al campeonato de 2010, incluyendo algunos aspectos de la forma de gobernar el deporte. El plazo para que la FOTA se decida acaba mañana.

El presidente de la FIA Max Mosley ha anunciado a los equipos de Fórmula 1 qué aspectos del reglamento del próximo año aceptará cambiar, en un intento de terminar con la postura de los equipos miembros de la FOTA ante las inscripciones al campeonato 2010. Los ocho miembros de la FOTA tienen que levantar las condiciones impuestas a sus inscripciones al campeonato antes de que se acabe el plazo definitivo mañana viernes 19 de junio. Después de un nuevo día de cartas cruzadas entre la FIA y la FOTA, Mosley ha mostrado los términos en los que quiere que los equipos acepten la inscripción, en los que se anuncia que está dispuesto a discutir hasta cambios en la forma de dirigir el deporte.Mosley está preparado para discutir la labor del Tribunal Internacional de Apelación de la FIA, e incluso modificar el controvertido Apéndice 5 del reglamento deportivo de 2010. Esté apéndice es criticado por los equipos, que temen que de al cuerpo regulador carta blanca para imponer las normas que quiera. Mosley también ha comunicado que podría cambiar algunos aspectos técnicos del reglamento 2010. Si los equipos aceptan, la norma del alerón delantero móvil se mantendrá, los monoplazas de tracción a las cuatro ruedas no serán aceptados, los calentadores de ruedas se permitirán y las normas del motor se mantendrán como las actuales, excepto los motores del nuevo proveedor Cosworth que no tendrán restricciones. También se mantendrían las mismas cajas de cambio, así como las limitaciones de entrenamientos.Mosley dejó claro que aceptará un límite de presupuesto de 100 millones de Euros para el año que viene, siempre que se reduzca a 45 millones para 2011. Éstas son las cifras que la FOTA quería introducir. También se anunció en la carta de Mosley las líneas básicas de cómo se controlará el presupuesto: usando un reconocido auditor externo. Mosley también anunció que las infracciones sobre el límite de presupuesto no tendrán sanciones en los Grandes Premios, sino económicas siguiendo unos baremos acordados.Los miembros de la FOTA tienen ahora hasta mañana viernes para decidir aceptar los términos e inscribirse al campeonato sin condiciones, o mantenerse firmes con el riesgo de quedarse fuera de la Fórmula 1.

Los mejores vídeos