Publicidad

Cárcel por llevar un inhibidor y hacer peinetas a radares de tráfico

Un hombre de 67 años ha sido condenado a ocho meses de prisión por circular con un inhibidor de radares y hacer la peineta a las cámaras de éstos.
Alberto de la Torre.

Twitter: @autopista_es -

Cárcel por llevar un inhibidor y hacer peinetas a radares de tráfico

Curiosa historia la que nos trae Euronews. Timothy Hill, un hombre de 67 años y vecino de North Yorkshire, una región cercana a Liverpool en Reino Unido, pensaba que estaba por encima del bien y del mal en la carretera, pero sus acciones sólo le han conducido a una condena de 8 meses de prisión.

Y además, no podrá circular durante un año, ya que el carnet también le ha sido retirado. Todo comenzó cuando Hill apareció tres veces haciendo una peineta a las cámaras de los radares británicos a bordo de un Range Rover. Investigando las curiosas imágenes, la policía comprobó que los radares no pudieron captar la velocidad del vehículo porque circulaba con un inhibidor.

Peineta a radaresDesde ese mismo momento, la policía no lo dudó. Los agentes realizaron una visita a la casa de Hill, que se deshizo del inhibidor cuando vio aparecer a la patrulla tirándolo a un río. Más tarde, frente al juez, admitiría que el inhibidor era suyo.

La broma le ha costado a Timothy Hill ocho meses de cárcel y un año de retirada de carnet, tras una investigación que tampoco ha exigido demasiado esfuerzo a la policía, pues, tal y como ha dicho uno de los agentes, “si alguien quiere llamar nuestra atención, gesticular repetidas veces con el dedo del medio ante los radares móviles de las furgonetas y conduciendo un vehículo fácilmente reconocible y equipado con un inhibdor de radar es una excelente manera”.

Y además, no podrá circular durante un año, ya que el carnet también le ha sido retirado. Todo comenzó cuando Hill apareció tres veces haciendo una peineta a las cámaras de los radares británicos a bordo de un Range Rover. Investigando las curiosas imágenes, la policía comprobó que los radares no pudieron captar la velocidad del vehículo porque circulaba con un inhibidor.

Peineta a radaresDesde ese mismo momento, la policía no lo dudó. Los agentes realizaron una visita a la casa de Hill, que se deshizo del inhibidor cuando vio aparecer a la patrulla tirándolo a un río. Más tarde, frente al juez, admitiría que el inhibidor era suyo.

La broma le ha costado a Timothy Hill ocho meses de cárcel y un año de retirada de carnet, tras una investigación que tampoco ha exigido demasiado esfuerzo a la policía, pues, tal y como ha dicho uno de los agentes, “si alguien quiere llamar nuestra atención, gesticular repetidas veces con el dedo del medio ante los radares móviles de las furgonetas y conduciendo un vehículo fácilmente reconocible y equipado con un inhibdor de radar es una excelente manera”.

Publicidad
Publicidad
Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.