Publicidad

Seat León 1.4 TGI: prueba y datos tras 25.000 km, ¿es un chollo el gas?

Nadie da duros a pesetas, se decía, pero este Seat Leon ST 1.4 TGI de larga duración, capaz de moverse con gas natural, puede ser el TDI de los años 90. Lo analizamos tras 25.000 km.
Miguel Gª Puente.

Twitter: @autopista_es Fotos: MPIB. -

Seat León 1.4 TGI: prueba y datos tras 25.000 km, ¿es un chollo el gas?

Seguimos con nuestra especial prueba de larga duración (50.000 km) al Seat León ST 1.4 TGI, un coche familiar capaz de moverse con gas natural, uno de los combustibles hoy de moda. Tras 25.000 kilómetros ya con este modelo, debo empezar diciendo que soy tan viejo como para acordarme de que, cuando no había casi coches Diesel, tenías que repostar en un surtidor entre los camiones y el suelo resbaloso lleno de serrín. Coches que, poco potentes, corrían poco y aceleraban aún menos. Sin embargo, cuando mi padrino me dejó su Volkswagen Golf Diesel de miserables —incluso entonces— 54 CV de potencia para irme de vacaciones con los amigos y paraba en las gasolineras para acompañarles mientras repostaban, descubrí que llevaba el coche del futuro.

Es algo similar a la sensación que tengo hoy, después de hacer un viaje parecido con nuestro Seat León ST 1.4 TGI (en el enlace encontrarás ficha y precios). De nuevo se combinan dos situaciones, un motor que gasta poco y un combustible, metano, gas natural comprimido, barato. ¿Cuánto? Suficiente para que, en promedio, el coste en combustible no llegue si quiera a 4 euros cada 100 km.Seat León de gas

Así son los repostajes

Como aquellos Diesel iniciales, repostar en sí tiene algo de aventura con este Seat León TGI. Mientras el coche lo mueve la gente de redacción por las zonas habituales, diarias, lo tiene sencillo. Al menos en Madrid, Zaragoza, Valencia o Barcelona, por la periferia existen algunos puntos de suministro que vas usando porque te pillan de paso. Pero viajar-viajar es a la antigua usanza.

Con el Seat León TGI es igual, pero ahora el que manda es Google Maps y esa capa con todos los puntos de recarga de gas natural en España que proporciona Gasnam. Esto del gas es como una secta de conocedores, encontrarás webs de usuarios y sus comentarios de cada estación. Son escasas, en ciertas zonas de España inexistentes, pero una gran cantidad de usuarios puede beneficiarse de los más de 300 km reales entre repostajes.

Una ventaja es que, al acabarse el gas, entra automáticamente en acción en este Seat León ST 1.4  TGI la gasolina del depósito original. Éste tiene el doble de autonomía que con el gas, ya que tras más de 20.000 km de nuestros recorridos el consumo era de 6 l/100 km cuando dejé agotar el metano.

¿Cuánto consume el gas?

Un consumo de gas de unos 4 kg/100 km es lo normal, pasarlo es que vas ligerito y rápido, o que no aprovechas el par del motor turbo tirando de marchas largas: no tengas miedo, no contaminas, no hay EGR o filtro de partículas que pueda romperse, como en un Diesel. Y la guinda es esa pegatina Eco de la DGT.

Consumo gasLa verdad es que la integración de la instalación en el Seat León ST 1.4 TGI es casi perfecta. Llevas los niveles de los dos combustibles en la instrumentación, el ordenador está pensado para gas de manera natural y, al entrar en “reserva”, te invita a buscar la “gasinera” más cercana. Aunque puedes tener una cerca y no esté en el navegador. Conviene disponer de la tarjeta de Gas Natural Fenosa que, al menos con el lanzamiento del León, es gratis y con gas de regalo: muchos de sus surtidores están en zonas valladas y solo con ella se puede acceder.

La boquilla conectora está al lado del depósito de gasolina y el acoplamiento es estándar. Sin embargo, el mecanismo de seguridad que evita fugas es tan variado como imaginativas son las patentes. No sé si es por el compresor, para acomodar las presiones, si lo hace por seguridad o por el enorme cambio de temperatura que se produce al bajar la presión —debería enfriarse al expandirse en el depósito, pero el enganche casi quema al terminar—, el caso es que se hace más lento que un repostaje normal. El depósito del León admite unos 15 kilos, pero no es para unas prisas. Cuando te viene a la cabeza la recarga de un eléctrico, no hay color: el gas te da para tomarte un café con prisas, si acaso. Y con la ventaja de que no aparece ansiedad, con esa reserva de hasta ¡50 litros de gasolina!

Una gran combinación

La realidad es que la combinación del Seat León ST y el motor de gas natural es ideal. El coche familiar es amplio, conserva el habitáculo intacto y pierde poco maletero. Se comporta como si llevases siempre en el maletero algo de carga, pero al León eso no les afecta demasiado. Y el motor, con su turbo, empuja suficiente para todo. A diferencia de las adaptaciones, este León TGI viene así de fábrica y eso incluye algunas piezas más resistentes, para compensar esa lubricación que da la gasolina y no así el gas.Seat León 1.4 TGI

Así se comporta a los 25.000 km

Analizamos ahora sus mediciones para ver cómo ha variado durante 25.000 km nuestro Seat León TGI de larga duración. Si con las primeros test, realizados a los 2.000 km, dimos con que no había diferencias entre que el León ST 1.4 TGI trabajase con gas o gasolina en cuanto a la prestación, en estos segundos datos, finalizada la prueba con 25.000 km, constatamos que los kilómetros han “caído” sin que el motor se enterase y todo está como hace tres meses.

Durante todo este periodo ha hecho un promedio diario de unos 260 km con una única visita al concesionario: para la revisión de los 15.000 km, que incluyó el cambio de aceite del motor. Se hizo en Castellana Motor, en Madrid, y también se reguló la altura de los faros. Hemos usado prioritariamente gas como combustible —aproximadamente, el 90 por ciento de los kilómetros—, que hemos pagado a un máximo de 1,26 euros/kg en Francia. En España, el más usual —y alto— fue 0,915. Al final, el coste medio ha sido de 3,6 euros/100 km: una cifra fantástica. En definitiva, analizados estos 25.000 km podemos decir que el León TGI ofrece una baja emisión de CO2 (es decir, con un bajo consumo), que emplea un combustible muy barato, sin malos olores y garantizando un funcionamiento real como un coche de gasolina. ¿Es ahora mismo el ideal? Está muy cerca…

PRESTACIONES Mediciones tras 2.000 km Mediciones tras 25.000 km
Potencia máxima 115,8 CV a 5.340 rpm 116,7 CV a 4.820 rpm
Par máximo 21,5 mkg a 2.980 rpm 22,0 mkg a 3.110 rpm
Acel. 0-1000 metros 32,1 s 32,0 s
Adelantamiento 80-120 km/h 15,1 s 14,9 s
Sonoridad 100 km/h 67,0 dB 66,2 dB
Sonoridad 120 km/h 68,9 dB 69,2 dB
Frenada desde 120 km/h 57,6 m 54,8 m
CONSUMOS CON GAS Mediciones tras 2.000 km Mediciones tras 25.000 km
Consumo gas en ciudad 5,7 kg/100 km 5,6 kg/100 km
Consumo gas en carretera 3,5 kg/100 km 3,8 kg/100 km
Autonomía con gas en ciudad 263 km 269 km
Autonomía con gas en carretera 428 km 395 km

También te puede interesar:

Dudas: qué interesa más, ¿coche Diesel o de gas natural?

Así es el Seat Ibiza 1.0 TGI de gas

El Gas Natural, pronto tan importante como el petróleo

Es algo similar a la sensación que tengo hoy, después de hacer un viaje parecido con nuestro Seat León ST 1.4 TGI (en el enlace encontrarás ficha y precios). De nuevo se combinan dos situaciones, un motor que gasta poco y un combustible, metano, gas natural comprimido, barato. ¿Cuánto? Suficiente para que, en promedio, el coste en combustible no llegue si quiera a 4 euros cada 100 km.Seat León de gas

Así son los repostajes

Como aquellos Diesel iniciales, repostar en sí tiene algo de aventura con este Seat León TGI. Mientras el coche lo mueve la gente de redacción por las zonas habituales, diarias, lo tiene sencillo. Al menos en Madrid, Zaragoza, Valencia o Barcelona, por la periferia existen algunos puntos de suministro que vas usando porque te pillan de paso. Pero viajar-viajar es a la antigua usanza.

Con el Seat León TGI es igual, pero ahora el que manda es Google Maps y esa capa con todos los puntos de recarga de gas natural en España que proporciona Gasnam. Esto del gas es como una secta de conocedores, encontrarás webs de usuarios y sus comentarios de cada estación. Son escasas, en ciertas zonas de España inexistentes, pero una gran cantidad de usuarios puede beneficiarse de los más de 300 km reales entre repostajes.

Una ventaja es que, al acabarse el gas, entra automáticamente en acción en este Seat León ST 1.4  TGI la gasolina del depósito original. Éste tiene el doble de autonomía que con el gas, ya que tras más de 20.000 km de nuestros recorridos el consumo era de 6 l/100 km cuando dejé agotar el metano.

Publicidad

¿Cuánto consume el gas?

Un consumo de gas de unos 4 kg/100 km es lo normal, pasarlo es que vas ligerito y rápido, o que no aprovechas el par del motor turbo tirando de marchas largas: no tengas miedo, no contaminas, no hay EGR o filtro de partículas que pueda romperse, como en un Diesel. Y la guinda es esa pegatina Eco de la DGT.

Consumo gasLa verdad es que la integración de la instalación en el Seat León ST 1.4 TGI es casi perfecta. Llevas los niveles de los dos combustibles en la instrumentación, el ordenador está pensado para gas de manera natural y, al entrar en “reserva”, te invita a buscar la “gasinera” más cercana. Aunque puedes tener una cerca y no esté en el navegador. Conviene disponer de la tarjeta de Gas Natural Fenosa que, al menos con el lanzamiento del León, es gratis y con gas de regalo: muchos de sus surtidores están en zonas valladas y solo con ella se puede acceder.

La boquilla conectora está al lado del depósito de gasolina y el acoplamiento es estándar. Sin embargo, el mecanismo de seguridad que evita fugas es tan variado como imaginativas son las patentes. No sé si es por el compresor, para acomodar las presiones, si lo hace por seguridad o por el enorme cambio de temperatura que se produce al bajar la presión —debería enfriarse al expandirse en el depósito, pero el enganche casi quema al terminar—, el caso es que se hace más lento que un repostaje normal. El depósito del León admite unos 15 kilos, pero no es para unas prisas. Cuando te viene a la cabeza la recarga de un eléctrico, no hay color: el gas te da para tomarte un café con prisas, si acaso. Y con la ventaja de que no aparece ansiedad, con esa reserva de hasta ¡50 litros de gasolina!

Una gran combinación

La realidad es que la combinación del Seat León ST y el motor de gas natural es ideal. El coche familiar es amplio, conserva el habitáculo intacto y pierde poco maletero. Se comporta como si llevases siempre en el maletero algo de carga, pero al León eso no les afecta demasiado. Y el motor, con su turbo, empuja suficiente para todo. A diferencia de las adaptaciones, este León TGI viene así de fábrica y eso incluye algunas piezas más resistentes, para compensar esa lubricación que da la gasolina y no así el gas.Seat León 1.4 TGI

Publicidad

Así se comporta a los 25.000 km

Analizamos ahora sus mediciones para ver cómo ha variado durante 25.000 km nuestro Seat León TGI de larga duración. Si con las primeros test, realizados a los 2.000 km, dimos con que no había diferencias entre que el León ST 1.4 TGI trabajase con gas o gasolina en cuanto a la prestación, en estos segundos datos, finalizada la prueba con 25.000 km, constatamos que los kilómetros han “caído” sin que el motor se enterase y todo está como hace tres meses.

Durante todo este periodo ha hecho un promedio diario de unos 260 km con una única visita al concesionario: para la revisión de los 15.000 km, que incluyó el cambio de aceite del motor. Se hizo en Castellana Motor, en Madrid, y también se reguló la altura de los faros. Hemos usado prioritariamente gas como combustible —aproximadamente, el 90 por ciento de los kilómetros—, que hemos pagado a un máximo de 1,26 euros/kg en Francia. En España, el más usual —y alto— fue 0,915. Al final, el coste medio ha sido de 3,6 euros/100 km: una cifra fantástica. En definitiva, analizados estos 25.000 km podemos decir que el León TGI ofrece una baja emisión de CO2 (es decir, con un bajo consumo), que emplea un combustible muy barato, sin malos olores y garantizando un funcionamiento real como un coche de gasolina. ¿Es ahora mismo el ideal? Está muy cerca…

PRESTACIONES Mediciones tras 2.000 km Mediciones tras 25.000 km
Potencia máxima 115,8 CV a 5.340 rpm 116,7 CV a 4.820 rpm
Par máximo 21,5 mkg a 2.980 rpm 22,0 mkg a 3.110 rpm
Acel. 0-1000 metros 32,1 s 32,0 s
Adelantamiento 80-120 km/h 15,1 s 14,9 s
Sonoridad 100 km/h 67,0 dB 66,2 dB
Sonoridad 120 km/h 68,9 dB 69,2 dB
Frenada desde 120 km/h 57,6 m 54,8 m
CONSUMOS CON GAS Mediciones tras 2.000 km Mediciones tras 25.000 km
Consumo gas en ciudad 5,7 kg/100 km 5,6 kg/100 km
Consumo gas en carretera 3,5 kg/100 km 3,8 kg/100 km
Autonomía con gas en ciudad 263 km 269 km
Autonomía con gas en carretera 428 km 395 km

También te puede interesar:

Dudas: qué interesa más, ¿coche Diesel o de gas natural?

Así es el Seat Ibiza 1.0 TGI de gas

El Gas Natural, pronto tan importante como el petróleo

Publicidad
Te recomendamos

Ya quedan menos de dos semanas para que AutoRacing Madrid abra sus puertas. Atentos a...

El día 30 de junio te esperamos en Ávila para recorrer 700 km con tu moto, siguiendo ...

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.