Publicidad

Ford Focus RS vs Honda Civic Type R: ¿cuál es más rápido?

Ford Focus RS y Honda Civic Type R no son SUV, no son políticamente correctos, no son discretos, no son prácticos, no son cómodos, no son elegantes, no son eco, no son autónomos, no son... y, sin embargo, te enamoran. Amén.
Daniel Cuadrado.

Twitter: @autopista_es Fotos: Félix Macías. -

Ford Focus RS vs Honda Civic Type R: ¿cuál es más rápido?

Llevar alerón no está bien visto por la sociedad actual y, sin embargo, el Ford Focus RS y el  Honda Civic Type R lo llevan. No se entiende que todavía haya gente que, cual irreductibles galos de los cómics de Astérix, no queramos ni un SUV, ni un eco, ni un coche políticamente correcto. Pero afortunadamente no está todo perdido. Para nosotros nacen coches tan puros como estos, que te resuelven el transporte diario a la vez que te hacen sentir lo que haces en cada momento, ideales para disfrutar de un buen "track day" (o jornada de pruebas en circuito).

Ford Focus RS vs Honda Civic Type R

Responden a nuestras exigencias a la hora de pisar el freno, cambiar de marcha manualmente, negociar una curva y acelerar para salir de ella; no a todo el mundo nos gusta transportarnos, los hay que queremos conducir hasta para ir a por el pan. Y luego, si además el coche aporta estética deportiva, pues mejor. Pero no basta con llevar un alerón. Bajo él tiene que existir algo más porque, ya que vamos a apostar por un coche diferente, duro, menos práctico y que gaste más que la media, queremos que sea el mejor, el más rápido, el más potente… en definitiva, el deportivo perfecto. Tanto el Honda Civic Type R como el Ford Focus RS cumplen a la perfección con lo que se espera de ellos. Los miras una vez y ya sabes lo que hay dentro. Te anticipo el resumen de esta comparativa: no engañan a su comprador, son todo lo que aparentan. Ahora bien, cada uno ofrece algo que lo diferencia del otro, y es lo que trataré de dejar claro. Ponte el casco, que te va a hacer falta.        

Ford Focus RS y Honda Civic Type R: un poco de técnica

Para ir tan rápido cada uno busca su propio camino. Los dos cuentan con cuatro cilindros de gasolina de inyección directa. El Ford Focus RS cubica 2,3 litros, frente a los dos litros del Honda Civic, prácticamente el mismo diámetro en ambos pero con superior carrera de pistón en el RS. Esto implica que el 2.3 Ecoboost del Ford de carrera larga genere más potencia y par, y a unas 500 vueltas antes, lo que sobre el papel es una ventaja. El RS lleva un turbo Honeywell (antes Garret) de doble caracola, el Type R un Mitsubishi con válvula de descarga eléctrica, ambos de geometría fija. En Ford hay distribución con tiempo variable de apertura de válvulas en escape y admisión, mientras que en Honda a esto, además, añaden variación de alzada en escape (la de admisión desapareció cuando entraron en la era turbo). Los dos llevan caja de cambios manual de seis velocidades, con desarrollos más cortos y embrague monomasa en el japonés. Como verás cada uno tiene su técnica, ninguna radicalmente mejor que la otra, siendo la forma de transmitir la potencia al suelo la que marque la diferencia más importante.

ESPACIO Ford Focus RS 350 CV Honda Civic Type R 320 CV
Anchura delantera 141 cm 145 cm
Anchura trasera 131 cm 139 cm
Altura delantera 98/- cm 94/100 cm
Altura trasera 93 cm 87 cm
Espacio para piernas 71 cm 75 cm
Maletero 305 litros 445 litros

Honda Civic Type R y Ford Focus RS: tracción delantera o total

El Focus RS tiene tracción a las cuatro ruedas, el Civic Type R es delantera. El primero lleva de serie un diferencial abierto en el tren delantero y otro activo en el trasero. En opción puede incluir un autoblocante mecánico Quaife delante (lamentablemente, no lo tenía nuestra unidad) y que es clave para aprovechar el cien por cien de las virtudes de este coche en circuito o tramo; para la calle no es tan necesario. El diferencial trasero cuenta con un juego de embragues multidisco en cada palier, controlados electrónicamente. Inicialmente es de tracción delantera, pero puede pasar hasta un 70 por ciento del par atrás, llegando a distribuirlo hasta un cien por cien a una única rueda. El Honda lleva un diferencial autoblocante mecánico helicoidal tipo Torsen. Los dos llevan suspensión independiente en las cuatro ruedas, con Mcpherson de pivote desacoplado en las delanteras y multibrazo atrás. Los dos con amortiguadores de dureza variable. Ambos recurren a frenos con pinzas Brembo de cuatro pistones delante y discos de 350 mm de diámetro.

Ford Focus RS vs Honda Civic Type R

Ford Focus RS y Honda Civic Type R: ¿calle o circuito?

Si buscas un coche cómodo, olvídate de cualquier GTI R. Ahora bien, si entre los de su especie quieres el más confortable, el Honda gana por goleada. El Focus es más duro de suspensiones siempre, incluso cuando llevamos al Civic en modo R, por lo que el trayecto de casa al circuito siempre será mejor en el japonés, que además aporta mayor espacio interior, maletero y equipamiento de serie. Andan bien desde bajas vueltas y la ciudad no es problema para ellos, si bien el Honda siempre gastará menos; se pueden usar todos los días.

CONSUMOS Ford Focus RS 350 CV Honda Civic Type R 320 CV
Consumo en ciudad 10,4 l/100 km 9,9 l/100 km
Consumo en carretera 8,1 l/100 km 7,1 l/100 km
Consumo medio 9,0 l/100 km 8,2 l/100 km

De las autovías, donde podrían volar si les dejasen, me olvido y voy directamente a lo importante: saber cuál es más rápido. En línea recta desde parado el Focus RS hace valer su tracción total, siendo rapidísimo en los primeros metros. Hasta 50 km/h endosa casi un segundo a su rival, diferencia que se va reduciendo poco a poco, hasta el punto que el Civic llega a los 200 km/h 8 décimas antes que su rival. Es lógico, la tracción total es una ayuda al inicio y luego se vuelve un lastre en peso (161 kg más que el Type R) y rozamientos. Pero ser el más rápido en recta sólo sirve para presumir ante los amigos del mejor dato, lo importante en estos coches es ser más rápido en conjunto. Si te fijas en el tiempo, mejor dicho, tiempazo que los dos han hecho en el circuito del INTA, apenas hay diferencia de resultado ¡7 centésimas no son nada!, sin embargo, son dos mundos.

PRESTACIONES Ford Focus RS 350 CV Honda Civic Type R 320 CV
Acel. 0-100 km/h 4,87 s 5,76 s
Acel. 0-1000 metros 24,45 s 24,71 s
Sonoridad 100 km/h 69,9 dBA 69,7 dBA
Sonoridad 120 km/h 71,6 dBA 76,2 dBA
Frenada desde 140 km/h 70 m 67,1 m
Peso en báscula 1.575 kg 1.414 kg
Vuelta rápida INTA 1'24''48 1'24''41

Ford Focus RS y Honda Civic Typer R: comportamiento

El Honda tiene una conducción más natural, cercana a la de un tracción delantera de carreras, tanto si llevas el control de estabilidad conectado como si no. Te permite frenar muy tarde, apoyar el coche y abrir gas pronto. El motor no se siente especialmente poderoso a bajas vueltas, algo que le ayuda a no perder rueda casi en ningún momento, para luego desarrollar velocidad como un demonio. La sensación en el circuito es siempre que corre más que el RS. El tren trasero no es especialmente nervioso, asentado en curva rápida y con la correcta colocación en lenta; te deja hacer la trazada ideal sin tener que pelearte con él y, algo importante para quien use este coche en tandas, no se agota. En el Focus RS no sé bien si artificial es la palabra que mejor lo define, puesto que va cambiando de tracción a propulsión y cada curva la hace diferente; en unas subviras, en otras sobreviras, pero el resultado final es tan bueno en datos como en satisfacción al volante que de ahí mí duda.

El tacto del chasis del Focus RS es también de coche de carreras, con una trasera muy nerviosa y rebotona. Se mueve mucho más que el Honda tanto a la entrada en curva como cuando aplicas gas, de ahí que para llevarlo rápido en circuito haya que quitar el control de estabilidad para que no interfiera. El Civic va tan fino que podrías sacar su mejor tiempo con él conectado en modo R. Pero volvamos al Focus. Puedes variar el reparto de tracción con los distintos modos de conducción. En “Circuito” tiende a salir sobrevirando de todas las curvas lentas y esto es divertidísimo. Lo que no me gusta de este coche es que esto lo hace aleatoriamente y cuanto más rápida sea la curva, más se convierte en un tracción delantera pero con tendencia ocasional a sobrevirar; no te puedes relajar. El modo “Drift” que tiene lo veo tan innecesario como peligroso. En asfalto seco “driftea” hasta que empiezas a modular el acelerador para mantener la cruzada, momento en el que se convierte en el tracción delantera natural que es y empieza a subvirar. Con menos agarre neumático lo hace mejor pero, sinceramente, dejar este modo en manos de cualquiera no es muy recomendable. Estoy deseando probarlo con el autoblocante delantero opcional. Por cómo se comporta sin él todo hace presagiar que puede ser un coche muy serio en circuito. Ahora bien, con más potencia y tracción total, no es más rápido que el Honda que, cuanto más rápido sea el trazado, mejor tiempo hará.

En resumen

Te vas a divertir elijas el que elijas. A mí me ha gustado más el Honda para sacar tiempo en circuito y luego usarlo todos los días; está mejor equipado y es más cómodo. El Focus es muy divertido pero también más estresante, aunque en un coche de este tipo eso puede ser hasta una virtud.

También te puede interesar:

Ford Focus RS vs Seat León Cupra 300

Honda Civic Type R, Ford Focus RS y Seat León Cupra

BMW M2, Ford Focus RS y Mercedes AMG A 45

El tracción delantera más rápido en Nürburgring

Ford Focus RS vs Honda Civic Type R

Responden a nuestras exigencias a la hora de pisar el freno, cambiar de marcha manualmente, negociar una curva y acelerar para salir de ella; no a todo el mundo nos gusta transportarnos, los hay que queremos conducir hasta para ir a por el pan. Y luego, si además el coche aporta estética deportiva, pues mejor. Pero no basta con llevar un alerón. Bajo él tiene que existir algo más porque, ya que vamos a apostar por un coche diferente, duro, menos práctico y que gaste más que la media, queremos que sea el mejor, el más rápido, el más potente… en definitiva, el deportivo perfecto. Tanto el Honda Civic Type R como el Ford Focus RS cumplen a la perfección con lo que se espera de ellos. Los miras una vez y ya sabes lo que hay dentro. Te anticipo el resumen de esta comparativa: no engañan a su comprador, son todo lo que aparentan. Ahora bien, cada uno ofrece algo que lo diferencia del otro, y es lo que trataré de dejar claro. Ponte el casco, que te va a hacer falta.        

Ford Focus RS y Honda Civic Type R: un poco de técnica

Para ir tan rápido cada uno busca su propio camino. Los dos cuentan con cuatro cilindros de gasolina de inyección directa. El Ford Focus RS cubica 2,3 litros, frente a los dos litros del Honda Civic, prácticamente el mismo diámetro en ambos pero con superior carrera de pistón en el RS. Esto implica que el 2.3 Ecoboost del Ford de carrera larga genere más potencia y par, y a unas 500 vueltas antes, lo que sobre el papel es una ventaja. El RS lleva un turbo Honeywell (antes Garret) de doble caracola, el Type R un Mitsubishi con válvula de descarga eléctrica, ambos de geometría fija. En Ford hay distribución con tiempo variable de apertura de válvulas en escape y admisión, mientras que en Honda a esto, además, añaden variación de alzada en escape (la de admisión desapareció cuando entraron en la era turbo). Los dos llevan caja de cambios manual de seis velocidades, con desarrollos más cortos y embrague monomasa en el japonés. Como verás cada uno tiene su técnica, ninguna radicalmente mejor que la otra, siendo la forma de transmitir la potencia al suelo la que marque la diferencia más importante.

ESPACIO Ford Focus RS 350 CV Honda Civic Type R 320 CV
Anchura delantera 141 cm 145 cm
Anchura trasera 131 cm 139 cm
Altura delantera 98/- cm 94/100 cm
Altura trasera 93 cm 87 cm
Espacio para piernas 71 cm 75 cm
Maletero 305 litros 445 litros

Honda Civic Type R y Ford Focus RS: tracción delantera o total

El Focus RS tiene tracción a las cuatro ruedas, el Civic Type R es delantera. El primero lleva de serie un diferencial abierto en el tren delantero y otro activo en el trasero. En opción puede incluir un autoblocante mecánico Quaife delante (lamentablemente, no lo tenía nuestra unidad) y que es clave para aprovechar el cien por cien de las virtudes de este coche en circuito o tramo; para la calle no es tan necesario. El diferencial trasero cuenta con un juego de embragues multidisco en cada palier, controlados electrónicamente. Inicialmente es de tracción delantera, pero puede pasar hasta un 70 por ciento del par atrás, llegando a distribuirlo hasta un cien por cien a una única rueda. El Honda lleva un diferencial autoblocante mecánico helicoidal tipo Torsen. Los dos llevan suspensión independiente en las cuatro ruedas, con Mcpherson de pivote desacoplado en las delanteras y multibrazo atrás. Los dos con amortiguadores de dureza variable. Ambos recurren a frenos con pinzas Brembo de cuatro pistones delante y discos de 350 mm de diámetro.

Ford Focus RS vs Honda Civic Type R

Ford Focus RS y Honda Civic Type R: ¿calle o circuito?

Si buscas un coche cómodo, olvídate de cualquier GTI R. Ahora bien, si entre los de su especie quieres el más confortable, el Honda gana por goleada. El Focus es más duro de suspensiones siempre, incluso cuando llevamos al Civic en modo R, por lo que el trayecto de casa al circuito siempre será mejor en el japonés, que además aporta mayor espacio interior, maletero y equipamiento de serie. Andan bien desde bajas vueltas y la ciudad no es problema para ellos, si bien el Honda siempre gastará menos; se pueden usar todos los días.

CONSUMOS Ford Focus RS 350 CV Honda Civic Type R 320 CV
Consumo en ciudad 10,4 l/100 km 9,9 l/100 km
Consumo en carretera 8,1 l/100 km 7,1 l/100 km
Consumo medio 9,0 l/100 km 8,2 l/100 km
Publicidad

De las autovías, donde podrían volar si les dejasen, me olvido y voy directamente a lo importante: saber cuál es más rápido. En línea recta desde parado el Focus RS hace valer su tracción total, siendo rapidísimo en los primeros metros. Hasta 50 km/h endosa casi un segundo a su rival, diferencia que se va reduciendo poco a poco, hasta el punto que el Civic llega a los 200 km/h 8 décimas antes que su rival. Es lógico, la tracción total es una ayuda al inicio y luego se vuelve un lastre en peso (161 kg más que el Type R) y rozamientos. Pero ser el más rápido en recta sólo sirve para presumir ante los amigos del mejor dato, lo importante en estos coches es ser más rápido en conjunto. Si te fijas en el tiempo, mejor dicho, tiempazo que los dos han hecho en el circuito del INTA, apenas hay diferencia de resultado ¡7 centésimas no son nada!, sin embargo, son dos mundos.

PRESTACIONES Ford Focus RS 350 CV Honda Civic Type R 320 CV
Acel. 0-100 km/h 4,87 s 5,76 s
Acel. 0-1000 metros 24,45 s 24,71 s
Sonoridad 100 km/h 69,9 dBA 69,7 dBA
Sonoridad 120 km/h 71,6 dBA 76,2 dBA
Frenada desde 140 km/h 70 m 67,1 m
Peso en báscula 1.575 kg 1.414 kg
Vuelta rápida INTA 1'24''48 1'24''41
Publicidad

Ford Focus RS y Honda Civic Typer R: comportamiento

El Honda tiene una conducción más natural, cercana a la de un tracción delantera de carreras, tanto si llevas el control de estabilidad conectado como si no. Te permite frenar muy tarde, apoyar el coche y abrir gas pronto. El motor no se siente especialmente poderoso a bajas vueltas, algo que le ayuda a no perder rueda casi en ningún momento, para luego desarrollar velocidad como un demonio. La sensación en el circuito es siempre que corre más que el RS. El tren trasero no es especialmente nervioso, asentado en curva rápida y con la correcta colocación en lenta; te deja hacer la trazada ideal sin tener que pelearte con él y, algo importante para quien use este coche en tandas, no se agota. En el Focus RS no sé bien si artificial es la palabra que mejor lo define, puesto que va cambiando de tracción a propulsión y cada curva la hace diferente; en unas subviras, en otras sobreviras, pero el resultado final es tan bueno en datos como en satisfacción al volante que de ahí mí duda.

El tacto del chasis del Focus RS es también de coche de carreras, con una trasera muy nerviosa y rebotona. Se mueve mucho más que el Honda tanto a la entrada en curva como cuando aplicas gas, de ahí que para llevarlo rápido en circuito haya que quitar el control de estabilidad para que no interfiera. El Civic va tan fino que podrías sacar su mejor tiempo con él conectado en modo R. Pero volvamos al Focus. Puedes variar el reparto de tracción con los distintos modos de conducción. En “Circuito” tiende a salir sobrevirando de todas las curvas lentas y esto es divertidísimo. Lo que no me gusta de este coche es que esto lo hace aleatoriamente y cuanto más rápida sea la curva, más se convierte en un tracción delantera pero con tendencia ocasional a sobrevirar; no te puedes relajar. El modo “Drift” que tiene lo veo tan innecesario como peligroso. En asfalto seco “driftea” hasta que empiezas a modular el acelerador para mantener la cruzada, momento en el que se convierte en el tracción delantera natural que es y empieza a subvirar. Con menos agarre neumático lo hace mejor pero, sinceramente, dejar este modo en manos de cualquiera no es muy recomendable. Estoy deseando probarlo con el autoblocante delantero opcional. Por cómo se comporta sin él todo hace presagiar que puede ser un coche muy serio en circuito. Ahora bien, con más potencia y tracción total, no es más rápido que el Honda que, cuanto más rápido sea el trazado, mejor tiempo hará.

En resumen

Te vas a divertir elijas el que elijas. A mí me ha gustado más el Honda para sacar tiempo en circuito y luego usarlo todos los días; está mejor equipado y es más cómodo. El Focus es muy divertido pero también más estresante, aunque en un coche de este tipo eso puede ser hasta una virtud.

También te puede interesar:

Ford Focus RS vs Seat León Cupra 300

Honda Civic Type R, Ford Focus RS y Seat León Cupra

BMW M2, Ford Focus RS y Mercedes AMG A 45

El tracción delantera más rápido en Nürburgring

Publicidad

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.