Publicidad

BMW i5: el tercer coche de la familia "i", en 2020

El futuro BMW i5 estará más cerca del BMW i3 que del deportivo híbrido BMW i8. Te desvelamos algunas de las claves de un coche que podría ver la luz en 2020.
Jorge Serrano.

Twitter: @JorgeMotor1 / Ilustración: Shulte -

BMW i5: el tercer coche de la familia "i", en 2020

La familia "i" de BMW, formada en la actualidad por los BMW i3 e i8, se ampliará en los próximos años. El próximo coche recibirá el nombre de BMW i5 y por concepto, tecnología y tipología estará más cercano al BMW i3 que al espectacular deportivo híbrido BMW i8

Cambio de tercio. Hace unas semanas, empezó a cobrar peso la posibilidad de que el futuro BMW i5 pudiese ser un avanzado coche eléctrico dotado con pila de combustible de hidrógeno, algo así como un Toyota Mirai y con diseño muy parecido (y también, de menor tamaño) al BMW i8. Pues bien, las últimas informaciones a las que ha tenido acceso Autopista.es indican que el futuro BMW i5 será un coche eléctrico puro, aunque contará con la opción de poder elegirse con una variante de autonomía extendida (es decir, con un pequeño motor de gasolina que actuará de generador, tal y como sucede de forma opcional con el BMW i3 y con un esquema de funcionamiento similar a los Opel Ampera/Chevrolet Volt). 

Fiel a la filosofía de aligerar al máximo el peso total del coche, el futuro BMW i5 contará tanto en su chasis, como en la carrocería y como en su interior con materiales resistentes pero muy livianos. De esta forma, se extenderá el uso masivo de la fibra de carbono, combinándose con nuevas aleaciones de aluminio, composite y polímeros para ofrecer rigidez, resistencia y, sobre todo, para contrarrestar todo el "peso extra" que supone la implantación de la tecnología cien por cien eléctrica en un coche (motor o motores, sistema eléctrico y batería de almacenamiento, principalmente). 

BMW i5: mitad SUV, mitad monovolumen

El diseño es otro de los aspectos que también cambian en el futuro BMW i5. Las espectaculares líneas dinámicas del BMW i8 se desestiman y se adopta un estilo estético más cercano al BMW i3, aunque con ciertos parecidos al BMW X1. ¿El resultado? Según nuestra recreación, el BMW i5 ofrecería un traje exterior a medio camino entre un monovolumen y un SUV pequeño. 

BMW i5: interior conectado y digital

La tecnología BMW Connected tendrá su máxima expresión en el futuro BMW i5. El mundo digital ocupará cada uno de los rincones de su habitáculo con pantallas táctiles por doquier y con un funcionamiento similar a smartphones y tablets. En pos de favorecer el confort y la seguridad a bordo, no faltará la última evolución del sistema de reconocimiento gestual del conductor en el que viene trabajando BMW durante los últimos años. Los asistentes a la conducción tanto para prevenir accidentes como para evitarlos en la medida de lo posible (monitorización de tráfico, detección de peatones y objetos en la calzada, control de crucero adaptativo y variable en función de la velocidad...) también formarán parte de la gran carga tecnológica del BMW i5

Como ves, el futuro de BMW se llama "i", la misma que letra de palabras tan importantes como "investigación" e "innovación". 

También te puede interesar

- BMW i5, ¿un BMW i8 a escala?

- BMW Vision Next 100 Concept: así serán los BMW del futuro

- BMW i8: de pruebas y viaje por la Rumanía más desconocida

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.