Por qué en otoño es cuando debes revisar sin falta la batería de tu coche (vídeo)

La batería es la principal causa de averías en carretera. Ahora que llega el invierno, es vital que esta esté en perfecto estado para evitar cualquier imprevisto.

Por qué en otoño es cuando debes revisar sin falta la batería de tu coche
Por qué en otoño es cuando debes revisar sin falta la batería de tu coche

Dentro de la lista de elementos mecánicos del coche más importantes y que el conductor necesita revisar con determinada frecuencia durante el año es la batería. Su fallo nos impide, directamente, poder arrancar el motor. De hecho, según Mafre, suponen la primera causa de avería en carretera: un 53 por ciento de las operaciones de grúa se deben a baterías defectuosas.

Además, en los coches modernos, con un mayor peso de la electrónica y un mayor número de sistemas de seguridad dependientes de la batería, entramos ya en el apartado de nuestra propia seguridad, valga la redundancia. Y todo lo contrario: debido a que el parque automovilístico tiene una elevada edad, este es más propenso a que sus coches sufran problemas de batería.

La batería es un elemento mecánico cuyo rendimiento se ve seriamente afectado por las temperaturas extremas. Durante el verano, las altas temperaturas pueden provocar la autodescarga de la batería, lo que acelera su envejecimiento. En esta época del año, los conductores tienden a realizar trayectos cortos (así se evitan tener que caminar bajo el calor), lo que genera un sobreesfuerzo de esta. Además, si contamos que muchas veces dejamos el coche aparcado al sol (especialmente en vacaciones), elevamos su temperatura.

El otoño: buena época para revisar la batería

La temperatura óptima para la batería es de 20 grados, una temperatura muy alejada de lo que podemos vivir en verano, superando los 40 grados en muchos puntos de España… pero también en invierno. Y es aquí donde entra en escena el otoño: ¿por qué es buena época para revisar la batería?

Debido a que las bajas temperaturas del invierno ocasionan que el rendimiento de la batería disminuya, estas semanas en las que el tiempo no será tan extremo se hacen ideales para realizar las pertinentes revisiones de su estado, con anticipación. Basta una helada nocturna para que tu coche no arranque por culpa de que la batería se ha quedado descargada.

Ten en cuenta también que, si te van a cambiar la batería en la misma carretera (por parte de los servicios de carretera) te va a salir más caro que si lo haces en taller. En muchos de estos, además, te realizan la comprobación de forma gratuita.