Deja tu coche como nuevo: cómo encerarlo y darle brillo para cuidar la pintura

Si eres de los que le gusta tener reluciente y como nuevo su coche, atento a estos consejos para encerar y dar brillo a la carrocería de la forma más optima.

Deja tu coche como nuevo: cómo encerarlo y darle brillo para cuidar la pintura
Deja tu coche como nuevo: cómo encerarlo y darle brillo para cuidar la pintura

El mantenimiento técnico y mecánico del coche es vital para su buen funcionamiento, un hecho que también redundará en la seguridad y en el consumo de combustible mientras circulamos. A un buen número de conductores también nos gusta presumir de su buen aspecto estético tanto del interior como del exterior. Pues bien, existen una serie de trucos y consejos fáciles de realizar con los que tener reluciente y prácticamente como nuevo nuestro vehículo.

En este artículo en particular nos centramos en dos aspectos clave como son el encerado y el brillo de la carrocería. Para realizar estas tareas de la forma más óptima, recurrimos a los últimos consejos y recomendaciones que acaba de dar Carglass, empresa especializada en la sustitución y reparación de los cristales y las lunas del automóvil.

Cómo encerar y dar brillo a tu coche, paso a paso

Antes de ponerte a la “tarea", debes elegir con sumo cuidado el lugar para encerar y dar brillo a tu coche. Lo más recomendable es elegir un lugar exterior a la sombra y seco, de tal modo que el sol y otro tipo de factores climáticos no puedan estropear el trabajo que estemos realizando.

Los materiales y objetos necesarios para encerar y dar brillo al coche, apuntan desde Carglass, son los siguientes: al menos tres o cuatro paños de microfibra, agua, jabón, esponja suave, líquido especial de pulimento y una cera específica para la carrocería de los coches.

Deja tu coche como nuevo: cómo encerarlo y darle brillo para cuidar la pintura

Deja tu coche como nuevo: cómo encerarlo y darle brillo para cuidar la pintura

Antes de ponerte a encerar el vehículo, la carrocería y los faros del vehículo deben estar completamente limpios, por lo que el primer paso a realizar es lavar con agua tibia, jabón y posteriormente aclarar, para eliminar cualquier tipo de suciedad e impureza. Si ves que alguna parte se te “resiste" un poco, es momento de usar la esponja y aplicarla de una forma más detenida e intensa sobre esas zonas “rebeldes". Toda esta primera fase se completaría con un aclarado general del vehículo, eliminando cualquier pequeña gota de jabón que pueda quedar en el exterior del coche. Una vez hecho bien el aclarado, es momento de que el automóvil se seque al completo.

Con el vehículo bien seco y sin ninguna zona húmeda, es el momento de empezar a pulimentar el vehículo, para lo que necesitarás un paño especial de microfibra con una cantidad de líquido especial de pulimentado impregnada en el mismo. Con movimientos circulares y regulares, tratarás de cubrir de forma uniforme toda la carrocería.

Después de impregnar el pulimento, es momento de distribuir la cera por todo el vehículo, para lo que necesitarás otro paño de microfibra diferente, seco y limpio diferente al que has usado previamente en el pulimentado. De nuevo, con movimientos circulares y uniformes vas cubriendo de cera el vehículo, cuyas partes la irán absorbiendo prácticamente a la vez que la vas aplicando.

Después de encerar todo el vehículo, espera aproximadamente unos diez minutos, momento en el que volverás a usar otro trapo de microfibra limpio y seco. Con él, volverás a recorrer todo el exterior del automóvil con el objetivo de secar al completo y de eliminar cualquier pequeña porción de cera que no se haya aplicado bien.