Todo lo que debes revisar en un coche usado antes de comprarlo

Comprar un coche de segunda mano es una opción interesante, pero debes chequear una serie de puntos para no llevarte una desagradable sorpresa.
-
Todo lo que debes revisar en un coche usado antes de comprarlo
Todo lo que debes revisar en un coche usado antes de comprarlo

Si vas a cambiar de coche próximamente y te planteas la compra de un vehículo de segunda mano, es fundamental que realices una buena revisión del estado del vehículo para que no te den gato por liebre. Para aumentar tu grado de seguridad en la operación de compra, te ofrecemos diez prácticos consejos que te ayudarán a identificar los problemas más habituales que puede presentar un vehículo usado.

Motor de arranque

Comprueba que al arrancar y apagar el coche el motor no hace ningún ruido. También asegúrate que arranca correctamente una vez alcanza la temperatura habitual de funcionamiento; en ocasiones, debido a problemas con los sensores de cigüeñal o árbol de levas, el motor puede funcionar bien en frío pero fallar al arrancarlo en caliente.

Frenado

Asegúrate que no se encienda ningún testigo en el panel de instrumentos de un mal funcionamiento del ESP o el ABS. También es importante que hagas una prueba de conducción para asegurarte que el coche frena correctamente. Si el pedal vibra es síntoma de que hay un problema.

Transmisión

Comprueba el embrague, tanto el tacto como posibles ruidos o el recorrido del pedal. Dedica algo de tiempo al cambio, que las marchas entren bien tanto en frío como en caliente y que ninguna rasque al cambiar.

Dirección

No todas las direcciones son igual de «blandas» o de «duras». Para comprobar su estado, gira la dirección en todo su recorrido, asegúrate que no se escucha ningún ruido y que el volante se desliza suavemente.

Suspensión

Una primera comprobación pasa por una inspección visual de las ruedas del coche, que deben tener un desgaste similar por ambos lados. También es recomendable conducir el vehículo por distintos firmes, intentando coger algún bache: así podrás chequear la estabilidad del coche.

Escape

El color del humo que sale por el tubo de escape implica diferentes problemas. Un humo azulado indica un alto consumo de aceite. Si es blanco, puede significar que falta carburante en la combustión o que hay condensación en el escape, sobre todo cuando está frío en invierno. Si el humo es negro, es señal de que el coche consume demasiado combustible.

Neumáticos

Son una de las partes más importantes del vehículo. Chequea el estado de cada neumático: la profundidad, el desgate y si éste es irregular: puede indicar un problema oculto de suspensión.

Iluminación

Comprueba que todas las luces del coche funcionan: posición, largas, cortas, antiniebla, marcha atrás e intermitentes. Si no es así, puede ser que la bombilla o un fusible estén fundidos o que haya un fallo en la centralita. Si la intensidad no es constante, hay que revisar el alternador o el cableado.

Carrocería

Un elemento que debe revisar todo comprador que se inicia en el mercado de ocasión. Comprueba su estado a la luz del día y en condiciones atmosféricas secas. Las abolladuras y el estado de las puertas se observan mejor desde un ángulo lateral. Y desconfía de las pegatinas, en ocasiones se utilizan para cubrir arañazos. 

También te puede interesar:

Cómo ahorrar en la compra de un coche de segunda mano

Dudas: ¿es recomendable comprar neumáticos usados?

Los mejores consejos para comprar coches de segunda mano

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...