Las 10 situaciones de riesgo principales que afrontan los ciclistas en la ciudad

La DGT pone el foco en la seguridad vial de los ciclistas en la ciudad, donde es importante “hacerse ver y ser previsible”. Ojo con estas 10 situaciones.

Ciclistas en la ciudad: 10 situaciones de riesgo.

En la carretera, ya sea fuera o dentro del núcleo urbano, el ciclista es el eslabón más débil frente a los turismos, camiones, motocicletas… Por ello, es muy importante que tanto los ciclistas como el resto de conductores aprendan a respetarse y a cumplir unas medidas de seguridad básicas para una perfecta convivencia entre ambos.

La Dirección General de Tráfico nos recuerda con frecuencia algunas formas de actuar para que la seguridad sea lo que prime por encima de todo. Con el foco puesto en la ciudad, la DGT nos destaca 10 situaciones de riesgo frecuentes para los ciclistas y nos da algunos consejos para poder evitarlas. Os las trasladamos a continuación, no sin antes destacar la importancia de que los ciclistas “se hagan ver y ser previsible. La bicicleta es ‘invisible’ y los demás conductores nunca esperan encontrársela”, aseguran desde la asociación Pedalibre.

Recuerda que el casco es obligatorio para menores de 16 años y para todos en carretera, aunque en todos los casos es recomendable. El timbre es un accesorio obligatorio y nos ayudará a avisar de su presencia en situaciones de riesgo. El chaleco reflectante (o ropa reflectante) es más que recomendable, sobre todo de noche. Recuerda también que la luz delantera blanca y trasera roja, así como catadióptrico rojo atrás, son obligatorios.

Ciclistas por la ciudad 2
10 situaciones de mayor riesgo para los ciclistas en el entorno urbano. | Foto: iStock

10 situaciones de riesgo de los ciclistas en la ciudad

- Cruce desde la derecha: cuando el ciclista circula pegado a la derecha y un vehículo sale por ese mismo lado, ya sea de una calle, un aparcamiento… Lo más aconsejable es reducir la velocidad si no se puede tener contacto visual y colocarse a la izquierda, dentro de su carril, para alejarse todo lo posible del vehículo.

- Atropello por detrás: cuando un vehículo atropella por detrás a un ciclista, el accidente más temido por los ciclistas. La DGT recomienda elegir calles anchas con tráfico lento de forma preferente, aunque también recomienda las calles secundarias, sobre todo los fines de semana.

- Una puerta se abre: cuando el ciclista circula en paralelo a vehículos aparcados y no le da tiempo a frenar o cambiar de trayectoria cuando el ocupante de un coche abre la puerta justo delante de él. El ciclista debe estar atento a estos coches y cambiarse a la parte central-izquierda del carril si prevé este riesgo.

- Semáforo en rojo y giro a la derecha: cuando el ciclista está parado a la derecha de un coche que, al girar a la derecha y el ciclista seguir de frente, no puede verle. El mejor consejo es evitar detenerse en el ángulo muerto del vehículo, sino más adelante o más atrás; si eres el ciclista, no te confíes, ya que muchas veces los conductores, como todos sabemos, no señalizan sus giros.

- Coche adelanta y gira a la derecha: la misma situación que antes, pero que viene justo después de ser adelantado por un vehículo. El ciclista debería ocupar la parte central del carril para hacerse más visible, evitar adelantar a otros vehículos por la derecha y, al acercarse a un cruce, mirar hacia atrás para saber quién se le acerca.

- La bicicleta adelanta por la derecha: acabamos de comentarlo, y es que, aunque en ciudad está permitida la circulación en paralelo, el ciclista debería evitar este adelantamiento por la derecha y hacerlo, si por ejemplo el vehículo circula despacio, por la izquierda.

- Cruce desde el sentido contrario: cuando un ciclista se encuentra que un coche que viene de frente quiere girar a la izquierda, cruzándose en la trayectoria del ciclista. Es necesario prever esta situación y reducir la velocidad “tanto como sea necesario”, nos recuerda la DGT. Si ibas circulando por la izquierda, recuerda que no debes hacerlo y que, al irrumpir en la calzada, el ciclista es “invisible” para los coches que están girando.

- Impacto en dirección contraria: los ciclistas pueden circular en sentido contrario SOLO donde esté expresamente permitido, sino, el riesgo de choque es muy serio.

- Golpe lateral: cuando el ciclista esquiva un obstáculo dentro de su carril y choca con otro vehículo. Evita sorprender a otros conductores, sobre todo a los que no guardan una distancia lateral de seguridad. La DGT también recomienda, siempre que sea posible, circular por calles con tráfico más lento y con carriles más anchos.

- Paso de peatones: cuando el ciclista cruza un paso de peatones y un coche que gira no le ve. Recuerda que los ciclistas no tienen prioridad en esta situación, ya que no deben cruzar un paso de cebra subidos a la bici, sino bajados y andando, como un peatón más.

Ciclistas en la ciudad: 10 situaciones de riesgo.
La DGT te explica cómo adelantar a un ciclista de forma segura (vídeo)

Relacionado

La DGT te explica cómo adelantar a un ciclista de forma segura (vídeo)

La Guardia Civil aclara si se puede adelantar un ciclista si otro circula en sentido contrario

Relacionado

¿Se puede adelantar a un ciclista si en sentido contrario circula otro?