¿Guardar las llaves en el congelador para evitar que me roben el coche?

Las llaves inalámbricas del coche pueden allanar mucho el camino a los ladrones si usan un repetidor de señales de radio y un blogger de The New York Times da con la solución para evitarlo.
Alejandra Otero -
¿Guardar las llaves en el congelador para evitar que me roben el coche?
¿Guardar las llaves en el congelador para evitar que me roben el coche?

La comodidad que nos ofrecen los coches de hoy no siempre va de la mano con la seguridad. Muchas líneas se han escrito al respecto con la apertura sin llave como protagonista y el último capítulo viene de la pluma de Nick Bilton, un prestigioso blogger especializado en tecnología del 'The New York Times'. Resulta que Bilton, cuyo automóvil disfruta de esta tecnología, ha decidido guardar las llaves de su coche en su congelador. ¿Es este colaborador del prestigioso diario neoyorquino un loco excéntrico? La respuesta es no: se trata de un truco para evitar que le roben el coche.

Te preguntarás qué relación puede tener guardar las llaves del coche en el refrigerador con evitar el robo de, o en, tu automóvil. Resulta que el bueno de Bilton, como refleja en su artículo 'Por qué guardar las llaves de tu coche en el congelador detendrá a los ladrones a la hora de robarte el coche', vio una noche a través de la ventana de su cocina como un par de chicos en bicicleta se paraban al lado de su coche. Uno de ellos, sacó una misteriosa caja negra y, ¡voilá!, su automóvil se abrió milagrosamente, permitiendo a ambos montarse en él.

Tan preocupado como intrigado, Bilton investigó que podía ser ese aparato que había permitido a dos extraños abrir su coche sin necesidad alguna de forzarlo. Tras algunas indagaciones, dio rápidamente con la clave: se trataba de un repetidor de señales de radio que podía hacer de conductor con una llave electrónica. Como bien refleja en su artículo, 'normalmente cundo te acercas a tu coche con una llave inalámbrica en el bolsillo y tocas el tirador, el vehículo envía una señal buscando la llave. Y si ésta responde, la puerta se abre. La caja negra de la chica captó la señal del vehículo y la amplificó, haciéndola llegar más lejos y permitiendo que el coche pudiera 'hablar' con la llave que estaba en mi casa, a unos 15 metros del coche'.

Este amplificador de radio, para mayor preocupación, resulta que puede comprarse por Internet a un precio no muy elevado, unos 30 dólares – cerca de 27 euros-, lo que le convierte en la herramienta preferida de los cacos. Y una solución si bien parece rudimentaria, pero que es efectiva, es meter la llave en el congelador: éste hará de Jaula Faraday, un campo electromagnético que anula el efecto de campos externos. O lo que es lo mismo, hablando en cristiano, impide que dos dispositivos que actúan con ondas de radio se comuniquen entre sí. Así que si temes que te roben el coche, quizá deberías empezar las llaves en la zona más fría de tu frigorífico...

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...