Así conducimos con las gafas de realidad virtual de Audi (vídeo)

¿Conducirías un coche con unas gafas de realidad virtual por calles imaginarias proyectadas en ellas y sin ver realmente por dónde vas? Así ha sido nuestra experiencia.
Alicia Fernández.

Twitter: @aliciautopista -

Así conducimos con las gafas de realidad virtual de Audi (vídeo)
Así conducimos con las gafas de realidad virtual de Audi (vídeo)

Había conducido en varias ocasiones en un simulador que reproducía el tráfico normal, un tráfico imaginario, eso sí, sin que existiera movimiento, en estático. Pero Audi nos ha dado la oportunidad de conducir un vehículo de verdad, por una pista del Audi Training Centre del Aeropuerto de Munich por un mundo imaginario con unas gafas de realidad virtual.

Se trata de un banco de pruebas de 4 ruedas, sobre la base de un Audi A4, que conducimos empleando unas gafas especiales. Al principio impone un poco, ya que según te pones las gafas dejas de ver la pista por la que circulas, no sabes lo que hay delante y el coche se mueve, ni siquiera vemos nuestras manos, ni el volante. Solo el mundo virtual diseñado ex-profeso de una ciudad, con peatones y ciclistas, conductores, cruces y calles. Un mundo hecho a medida, por una pista despejada de 300x600 metros.

La calidad gráfica es muy elevada, como si nos introdujéramos en un videojuego, pero en un coche en movimiento real. Las imágenes virtuales entran a través de un software de desarrollo, nos cuentan. Luego se mide el espacio disponible, las dimensiones de la pista y “se pone un mundo bonito”, nos cuenta Martin Schulze, Jefe de desarrollo de negocio de los concesionarios de Audi (este banco de pruebas es empleado principalmente para la demostración de los diferentes equipamientos de seguridad de los modelos a los vendedores). El mundo virtual se almacena en un disco duro situado en el maletero de este A4, un potente procesador y una rápida tarjeta gráfica de NVIDIA envían los datos a las gafas, al visor VR. Si nos salimos de la pista, o del área permisible de conducción aparece un aviso, de forma que el acompañante, que no lleva gafas de realidad virtual, pueda intervenir.

Arrancamos. Estamos supuestamente estacionados en un aparcamiento de un centro comercial. Salimos de la plaza y nos ponemos en marcha, circulamos despacio por una calle de una supuesta ciudad entre 30 y 40 kilómetros por hora, a ambos lados, edificios, señales cruces, ciclistas y peatones. Sabemos que alguno de éstos se nos va a cruzar en nuestro camino de forma repentina y que vamos a probar el pre-sense city.

Y, efectivamente, en el momento en que un peatón surge en la trayectoria virtual de la simulación, el sistema nos avisa para que frenemos (ya comienza a hacerlo el coche de forma autónoma). Nosotros nos hacemos los “remolones” y no frenamos, pero el vehículo acaba deteniéndose por completo frenando de 40 km/h a 0. La frenada no es demasiado brusca ya que el ESC prepara los frenos para ello. La conexión del sistema de advertencia y freno, nos cuentan, se realiza a través de un interfaz Flex-Ray realiza la conexión del sistema de advertencia y frenos.

El sistema frena siempre en el mismo lugar. Con la medición constante (gracias a un GPS de alta precisión que tiene una exactitud de dos centímetros), el mapa y la simulación no se necesita la cámara delantera que habitualmente emplea el Pre-Sense city. De momento el sistema sólo detecta el movimiento del peatón y el de otros vehículos, pero no ciclistas, el próximo A8, que se lanza el año que viene, sí lo hará. 

También te puede interesar:

Así serán los coches conectados de Audi

El coche autónomo de Nvidia no sigue las normas

Audi utiliza dinosaurios para promocionar el coche autónomo

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...