Driveguard, el nuevo neumático antipinchazos de Bridgestone

Bridgestone lanza al mercado el nuevo neumático Runflat Driveguard que se adapta a cualquier tipo de llanta. Te contamos sus principales características.
Texto: Carlos Díaz -
Driveguard, el nuevo neumático antipinchazos de Bridgestone
Driveguard, el nuevo neumático antipinchazos de Bridgestone

El nuevo neumático Bridgestone Driveguard se puede montar en cualquier tipo de llanta, sin que "desllante" en caso de apoyo pronunciado estando pinchado y sin necesidad de ajustar la suspensión del coche, como ocurría hasta la fecha. Como requisito indispensable, el vehículo debe incorporar el sistema TPMS (sensor de presión de neumáticos), un elemento técnico obligatorio en todos los coches nuevos desde noviembre de 2014.

 En la redacción todavía recordamos los primeros BMW Serie 1, por ejemplo, que eran realmente duros aún sin el “pack M”, era por los neumáticos RFT o antipinchazos, independientemente de la marca. Pues bien, con el nuevo Bridgestone Driveguard, esto ya no es un inconveniente, ya que, la rigidez ha sido optimizada en comparación con neumáticos estándar para asegurar un confort equiparable a estos.  Y todo teniendo en cuenta que aparte de los más habituales pinchazos en la banda de rodadura, el Bridgestone Driveguard no pierde la compostura si el pinchazo es en el flanco o en el hombro del neumático, que sin duda son los más peligrosos, ya que el neumático convencional podría reventar.

La movilidad con baja presión está asegurada con 80 kilómetros a una velocidad máxima de 80 km/h. Cuando se produce el pinchazo, los neumáticos Bridgestone Driveguard te permiten llegar a cualquier punto de asistencia, evitando de esta forma situaciones de riesgo y posibles retrasos. A raíz de esto la empresa Profacts realizó un estudio sobre este tema: el 60% de los conductores sufrió un pinchazo en los últimos cuatro años y el retraso medio fue de 3 horas.

En cuanto a tecnología se refiere el Bridgestone Driveguard se beneficia del Nano Pro-Tech, un compuesto que reduce la fricción entre las moléculas de carbono y reduce la generación de calor, apoyado en un nuevo diseño de aletas de refrigeración en los costados, este, disipa dicho calor hacia el exterior y, por tanto, ayuda a un menor desgaste por temperatura y contribuye a mejorar su seguridad y resistencia.

Bridgestone Driveguard: actitud ECO

El confort es otro de los aspectos donde Bridgestone ha puesto grandes esfuerzos. Por las características del neumático sigue siendo un poco más duro que uno de construcción convencional, pero probados en el mismo vehículo, las diferencias son casi inapreciables. Sólo en fuertes compresiones, un boquete en la carretera, por ejemplo, notaremos que el bacheo es un poco más "seco", pero la diferencia con los RFT probados hasta la fecha es abismal.  Y claro está, las actitudes "ECO", en el año 2016, son prioridad. El nuevo Bridgestone Driveguard, no solo obtiene las notas C y A, en resistencia a la rodadura y control sobre pavimento mojado, respectivamente, sino que es 100% reciclable, dato primicia entre los neumáticos Run flat

También te puede interesar

- Neumáticos de inviernos: ventajas e inconvenientes

- Preguntas y dudas: ¿merecen la pena los neumáticos de invierno?

 

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...