El truco para detectar los falsos radares de la DGT: ¿cómo es posible saberlo?

Reconocido por el propio Pere Navarro, en nuestro país existen los radares falsos. Lo que parecía una leyenda urbana se confirma, pero ¿cómo detectarlos?
El truco para detectar los falsos radares de la DGT: ¿cómo es posible saberlo?
El truco para detectar los falsos radares de la DGT: ¿cómo es posible saberlo?

Confirmadas por el propio director de la DGT, Pere Navarro, las sospechas de muchos se aclararon hace unos meses. Y es que Navarro, como puedes leer en este artículo, admitió que en nuestro país hay centenares de radares falsos repartidos por las carreteras.

¿Qué son estos radares falsos? Pues, ni más ni menos, radares que no existen. Es decir, cajas vacías donde podría haber instalado un radar pero que, sin embargo, no albergan ningún cinemómetro, pese a estar anunciado previamente. De esta manera, la DGT se asegura que gran parte de los conductores levanten el pie del acelerador por miedo a una posible multa.

Sin embargo, estos radares falsos son prácticamente indetectables. Y es que, como conductores, tenemos muy pocas herramientas en nuestras manos para saber si hay instalado o no un radar. La lógica nos dice que podríamos bajarnos del coche y mirar en el interior de la caja, pero, evidentemente, esto está totalmente desaconsejado (y castigado) porque podríamos causar un accidente.

Otra opción es, una vez pasado el supuesto radar, intentar comprobar con ayuda del retrovisor si la caja tiene o no cámara. Sin embargo, esto tampoco asegura nada ya que la DGT tiene un buen número de radares que van rotando por estas cajas vacías. Así, puede que cuando pasemos no hayamos visto el radar pero, por el contrario, la próxima vez que lo hagamos nada nos asegura que no haya sido instalado.

Y recuerda que los radares, salvo los de tramo, están instalados en una caja junto a la carretera, en un pórtico o en un panel de aviso y tienen una señal de advertencia previa. De hecho, si esto no fuera así, la multa podría ser invalidada. Así que, no confundas las estaciones meteorológicas o las cámaras que controlan el uso del teléfono móvil o del cinturón de seguridad, dispuestas también en pórticos, con posibles radares. En estos casos, puedes estar tranquilo.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...