4x4

Suzuki Grand Vitara HDI 16V

Aprovechando la puesta al día del interior del Suzuki Grand Vitara, se ha aprovechado para equipar a este TT de la última evolución del motor HDI, que ahora cuenta con culata de 16 válvulas, mejorando el carácter rutero tan demandado hoy en día.

Suzuki Grand Vitara HDI 16V
Suzuki Grand Vitara HDI 16V

La siguiente novedad, casi más importante que la primera, es la adopción de la última evolución del motor PSA de dos litros de cilindrada con tecnología HDI de raíl común. Como principal cambio respecto a la anterior versión, destacamos la adopción de la culata de 16 válvulas. Esta mejora cambia de manera notable el comportamiento del propulsor, pero sobre todo mejora los ya de por sí bajísimos consumos. El Grand Vitara, que ya nos sorprendió en su día por un gasto de gasóleo nunca visto en este tipo de vehículos, ha visto mejoradas sus cifras en todas las mediciones en más de un litro cada 100 Km. Además del agrado para el bolsillo del usuario, a la hora de realizar un viaje largo por autovía es realmente cómodo contar con una autonomía amplia si tenemos en cuenta que el tanque de combustible es de tan solo 66 litros, de los cuales 10 son de reserva. El segundo cambio que trae consigo la culata de 16 válvulas es el cambio de comportamiento. El Suzuki es ahora algo más perezoso a bajas vueltas y en recuperaciones, pero a la hora de mantener cruceros elevados por autopista no tiene ni comparación con su antecesor. Al fin y al cabo, el mercado demanda vehículos rápidos para las cada vez más numerosas autovías o autopistas. El Suzuki cuenta ahora con una zona roja con quinientas vueltas más, lo que significa que podemos rodar con el margen de seguridad de 1.000 rpm a 150 Km/h de marcador con el motor girando a tan solo 3.500 rpm. A este ritmo los kilómetros caen a buen paso, y de este modo la mecánica de nuestro Suzuki será eterna. Este mejor andar en altas revoluciones ha permitido introducir unos desarrollos de cambio y una relación final que resulta un 13% más larga que antes, aumentando la velocidad punta en 10 Km/h. La buena salud de este motor ha quedado demostrada en nuestro banco de potencia al lograr una cifra de 116 CV frente a los 109 CV de su ficha técnica.

Circular por autovía con el nuevo Grand Vitara nos hace reconocer lo acertado de todos los cambios del nuevo modelo, tanto por el confort interior, como por la nueva forma de comportarse el motor HDI. El ritmo al que se puede viajar es realmente alto, y lo que nos ha dejado más sorprendidos es que circulando 600 Km con el pie a fondo los consumos se ha situado muy poco por encima de los 10 litros a los 100 Km. Y si bien se comporta el nuevo motor, no lo hace menos el afinado bastidor del «Grandvi». La suspensión delantera independiente de tipo McPherson se muestra mucho más agradable que las de otros modelos con barras de torsión, y la suspensión trasera, aunque es de eje rígido, no supone ninguna pega. Pero la mejor manera de comprobar esto es rodando a ritmo fuerte por todo tipo de curvas, y comprobar como el comportamiento del Suzuki es imperturbable bajo cualquier situación.Lo mismo sucede si circulamos por carreteras menos rápidas, pero más viradas. Es en este terreno donde ventajas como el contenido peso de 1.500 kg se deja notar en un comportamiento neutro y con inercias muy contenidas. El carácter del Grand Vitara es siempre subvirador, por lo que llegar a darse un susto es bastante difícil. La dirección, aunque no destaca por su rapidez con casi cuatro vueltas de volante entre topes, se muestra más que correcta es en este tipo de situaciones. Únicamente la falta de ABS en esta versión puede suponer algún bloqueo de frenos en conducción muy agresiva, pero a nuestro parecer es mejor no contar con ABS si éste no es desconectable. Eso suponiendo que nos guste salir al campo para circular por pistas.

En este terreno es donde el Grand Vitara muestra sus mejores cartas a la hora de una utilización campera. La ausencia de ABS es ahora toda una ventaja, permitiendo utilizar el freno, tanto para detener el vehículo, como para colocar el eje trasero en nuestra trazada. Aún con badenes de considerable medida la suspensión mantiene el tipo, y eso que tampoco destaca por sus generosos recorridos, si no más bien por el contrario. Es en el momento que el camino pierde su nombre para convertirse en «zona catastrófica» donde el Grand Vitara nos mostrará sus limitaciones. Primeramente el ángulo ventral muy discreto no permite muchas alegrías en zonas trialeras, y el limitado recorrido de suspensión provoca levantadas de rueda con pérdida de tracción en zanjas no muy grandes.

El Grand Vitara en su última evolución ha demostrado, como ya sucediese con el Vitara, como un TT de acertado planteamiento inicial puede ir adaptándose a los nuevos tiempos del mercado con ligeros cambios. Además, si como en el caso del Suzuki la introducción de nuevas mejoras no trae consigo un aumento de precio, la puesta al día es totalmente justificada. De todos modos los 23.500 euros a desembolsar por la compra de este japonés nos parecen una buena compra teniendo en cuenta la relación calidad precio y prestaciones, y más en un mercado como es el de los TT que los precio y cifras en las que nos movemos hoy en día resultan astronómicas.

Suzuki ha incorporado la culata multiválvulas en el Grand Vitara HDI. La potencia anunciada para esta mecánica es la misma que la que en su día daba el motor de ocho válvulas. El banco de potencia nos dice que esta unidad ha sobrepasado con claridad esta cifra, aunque el nuevo grupo y unos desarrollos de cambio más largos en algunas de sus velocidades, hacen que las prestaciones sean peores que las que su día alcanzó el ocho válvulas, siendo las más perjudicadas las recuperaciones y los adelantamientos. En cambio, las aceleraciones se encuentran más próximas, y la velocidad máxima es mejor. En lo referente a los frenos, esta unidad no monta ABS, que si lo sumamos a la falta en su tren posterior de discos, hacen que la frenada sea sencillamente correcta y con tendencia clara al bloqueo de las ruedas delanteras. Donde la mejora es contundente es en los consumos, realmente ajustados y muy inferiores a la antigua versión.