Volvo XC 40 Recharge: probamos el nuevo SUV, ¡un puro dragster!

El nuevo XC 40 Recharge no es sólo un impecable Volvo con los habituales valores de calidad, confort o seguridad: sus 408 CV añaden, además, unas prestaciones inusuales.

Raúl Roncero.

Volvo XC 40 Recharge: probamos el nuevo SUV, ¡un puro dragster!
Volvo XC 40 Recharge: probamos el nuevo SUV, ¡un puro dragster!

El XC40 Recharge Eléctrico Puro es un coche con ciertos contrapuntos: resulta exquisitamente agradable de conducir en la mayoría de las situaciones y, a su vez, ofrece unas prestaciones descomunales, especialmente en lo que se refiere a capacidad de aceleración.

Este nuevo SUV tiene 408 CV fruto de combinar dos motores idénticos, uno por cada eje, de 204 CV, alimentados por una batería de 78 kWh de capacidad neta —utilizables, 75 kWh — que proporciona una autonomía teórica de 418 km. Es, por tanto, un vehículo de tracción total —tiene un modo para circular fuera del asfalto siempre que la velocidad sea inferior a 40 km/h— con una capacidad interior equivalente a cualquier otro XC40 térmico —pierde 37 litros de maletero que compensa con una zona de almacenamiento delantera de 31 litros—.

Volvo XC 40 Recharge: calidad y grandes prestaciones

Como todos los XC 40, el Recharge Eléctrico Puro destaca también por una calidad de acabados extraordinaria, un confort soberbio y tacto de conducción en el que predomina la comodidad  y la facilidad de conducción. No es un coche tan ágil de reacciones como otros XC 40 —en parte, porque pesa alrededor de media tonelada más—, pero sí un coche que se puede conducir de forma ágil y rápida sin mayor complicación.

Volvo XC40 Recharge
Volvo XC40 Recharge.

Frente a sus principales alternativas, una de las mayores características es que ofrece mejores prestaciones, más autonomía que ellos o ambas cosas al mismo tiempo, con la ventaja añadida de sus cuatro ruedas motrices. Eso sí, no es un coche barato, en parte por su elevada calidad, y en parte porque Volvo ha decidido equipar abundantemente los dos acabados disponibles, denominados II y III.

Este XC40 se vende por un precio desde 54.623 euros, su batería tiene 8 años o 150.000 km de garantía y en el precio se incluye el seguro a todo riesgo —con franquicia— y el mantenimiento durante tres años. Otro de los aspectos novedosos es que cuenta con un sistema infoentretenimiento desarrollado por Android con asistente de Google integrado —es de los mejores que he probado—, que es el primer Volvo con actualizaciones remotas o que dispone de un sistema que avisa a otros usuarios en caso de que el vehículo active ciertas ayudas a la conducción, previniéndoles de un eventual riesgo cuando lleguen a ese mismo punto. 

Si quieres conocer las opiniones sobre cualquier coche, como de este Volvo XC40, ya puedes preguntar tus dudas a propietarios reales. A través de una nueva plataforma colaborativa, ellos te darán su opinión personal e independiente. Puedes hacerlo ahora entrando aquí.

Volvo XC 40 Recharge: poderío eléctrico

La entrega de potencia de sus motores puede resultar deliciosa si se acelera con suavidad o brutal si se usa el acelerador a modo "interruptor". A diferencia de otros vehículos eléctricos, no tiene ni diferentes modos de conducción que modifiquen el rendimiento —o lo limiten— ni tampoco levas con los que modificar los diferentes modos de frenada regenerativa. 

Volvo XC40 Recharge: así es su interior.
Volvo XC40 Recharge: así es su interior.

Desde la pantalla se puede seleccionar una estrategia tipo "One pedal", con excesiva retención para mi gusto, o avance por inercia. De hecho, este Volvo no tiene botón de arranque: basta estar dentro del vehículo con la llave y actuar sobre el cambio para poder iniciar la marca.

Circulando con normalidad es un coche que suena poco, filtra muy bien el asfalto, no resulta delicado entre curvas y acelera con demasiada espontaneidad. Tal es así que los adelantamientos pueden ser tan rápidos que te sorprenderán los pocos metros que necesitas para quitarte un camión de encima. Eso sí, para usar toda su artillería de forma instantánea es recomendable acelerar sólo cuando las ruedas estén completamente rectas ya que en caso contrario el chasis llega a desbordarse momentáneamente perdiendo sensibilidad en el tren delantero.

 El Volvo XC40 se puede cargar en tomas de corriente alterna a 11 kW, o a 150 kW en tomas de corriente continua —40 minutos del 0 al 80 por ciento—. Su consumo es moderado si se conduce con suma tranquilidad —alrededor de 22 kWh/100 km— y bastante elevado si se circula de forma ágil —más de 25 kWh/100—, lo cual nos deja una autonomía media real más cercana a los 320 km que los 418 declarados oficialmente.

 

Volvo XC 40 Recharge

Galería relacionada

Volvo XC40 Recharge: probamos el nuevo SUV

Archivado en:

Primeras imágenes filtradas del Volvo XC60 2021, estos son todos sus cambios

Relacionado

Volvo XC60 2021: se filtran las primeras imágenes del renovado SUV

El nuevo Volvo C40 Recharge empezará a fabricarse a partir del próximo otoño

Relacionado

Volvo C40 Recharge 2022: todas las claves del nuevo coche eléctrico, con base del SUV XC40

Los mejores vídeos