Volvo rejuvenece sus pesos medios

En estos días empiezan a entregarse las primeras unidades de la gama 2005 de Volvo. Aprovechando la ocasión, la firma sueca presenta con detalle los retoques que han recibido sus berlinas y familiares medios, los S60, V70 y XC70.

Volvo rejuvenece sus pesos medios
Volvo rejuvenece sus pesos medios

Fiel a una costumbre que empieza a ser tradición cada mes de septiembre, Volvo España ha convocado a los medios de comunicación a una presentación en Asturias. La idea es presentar con detalle las novedades que incluye la gama de Volvo para lo que queda de 2004 y el próximo 2005.

En esta ocasión, los responsables de Volvo ponen el énfasis en tres modelos que atraen una parte importante de sus ventas, la berlina media S60, el familiar V70 y el familiar 4x4 XC70. Las tres familias han recibido algunas modificaciones interesantes que merece la pena reseñar. A modo de resumen, los portavoces de la firma sueca explican que el S60 ha ganado en deportividad, mientras que el V70 lo ha hecho en practicidad. Por su parte, el XC70 se ha dotado de una estética más robusta, más rústica.Además de los retoques estéticos y las mejoras de equipamiento, hay una modificación mecánica para los S60 y V70. La experimenta el motor T5, que pasa de 250 a 260 CV merced a una nueva gestión electrónica. También cambia la caja de cambios manual que acompaña a este motor, que ahora es de seis velocidades.Lo primero que llama la atención al analizar la gama 2005 es que los precios han subido un poco. En Volvo dejan claro que, si bien este ascenso es cierto, también lo es que el equipamiento es ahora mejor. Sin ir más lejos, las tres gamas cuentan ya con el control de estabilidad y tracción DTSC como dotación de serie. Además de este elemento, todos los modelos aquí detallados cuentan con ABS, distribución electrónica del frenado, sistema de protección contra impactos laterales, airbag delanteros, laterales y de cortina y reposacabezas con sistema WHIPS contra el latigazo cervical, entre otros dispositivos y componentes de la dotación mecánica y de seguridad de serie. Sobre esto, todos cuentan con volantes regulables en altura y profundidad, respaldo trasero abatible asimétricamente, asientos regulables en altura y apoyo lumbar para conductor y acompañante, climatizador automático, equipo de sonido…

Después, hay tres niveles de acabados que añaden diferentes posibilidades a esta configuración básica, siempre con alguna pequeña variación en función del modelo escogido.
El acabado más básico de los tres disponibles, el Kinetic, cuenta, por ejemplo, con elementos como las luces antiniebla, el sistema EBA de apoyo a la frenada, un mando multifunción en el volante, un centro de información electrónico, un equipo de música con CD y llantas de aleación de 15 ó 16 pulgadas. Un escalón por encima está el Momentum, que añade ya el antideslumbramiento en el retrovisor interior, el sensor de lluvia, el control de velocidad, las inserciones en aluminio para el habitáculo, una bandeja portabolsas en el maletero y llantas de aleación de 16 pulgadas con neumáticos 215/55.El tope de gama corresponde al acabado Summum, verdaderamente lujoso. Aquí a se dispone, además de todo lo referido, de cargador de CD, equipo de sonido con Dolby surround, asiento del conductor con regulación eléctrica y memoria, calefacción en las butacas delanteras, tapicería de cuero, faros bi-xenón, lavafaros y llantas de 17 pulgadas.En el caso del S60, el ejemplar más barato es el que va equipado con el motor 2.4 de gasolina en combinación el acabado Kinetic. Este coche sale por 28.700 euros. Por su parte, el S60 más caro es el T5 con acabado Summun, que lleva el motor de 260 CV y cuesta 45.130 euros.

Para el V70, la posibilidad más barata es el motor 2.4 de 140 CV conjugado con el ambiente Kinetic: 31.995 euros. El más caro, el Summun con la mecánica T5 de 260 CV, que cuesta 50.280 euros, siempre con el IVA incluido.

Por último, la gama XC70 empieza con el D5 de 163 CV Kinetic, que cuesta 41.000 euros. Y el tope de gama es el 2.5T de 210 con el acabado Summun, que se pone en 47.949 euros. En Volvo hacen hincapié en los asientos que llevan estos coches, que son nuevos y han merecido el aplauso de la crítica en todo el mundo. Son banquetas más anchas y respaldos más recogidos y con apoyo lumbar. También se han mejorado mucho los mandos de las diferentes regulaciones.La renovación de la familia incluye la incorporación a sus inacabables listados de opciones de tecnologías de vanguardia y dispositivos muy interesantes. El más llamativo de todos, que todavía no está a la venta, es el BLIS, un ingenio que, a través de cámaras digitales, vigila los ángulos muertos del coche y alerta de la presencia de otros vehículos en esas zonas.También se ofrece un nuevo tipo de cristal hidrófugo, que desaloja mucho más rápido el agua de la lluvia, con lo que la visibilidad no se ve comprometida. Y, hablando de lluvia, el sensor que la controla es ahora más fácil de manejar.

Por último, destaca la llegada de discos de freno más grandes para los S60 y V70 con el motor T5. Y, si lo que se busca es deportividad, se ofrece con las tres gamas la opción de montar el chasis activo Fourc-C, que permite elegir entre dos formatos de suspensión, una más deportiva y otra más confortable.

Los mejores vídeos