Toyota Corolla TTE Compressor

Toyota Motorsport ha desarrollado una nueva evolución del Corolla más potente, caracterizada por la incorporación de un sistema de sobrealimentación por compresor volumétrico, mejoras en el chasis y aspecto más deportivo, que anuncia una potencia máxima de 225 CV. Su precio, 33.600 euros.

Toyota Corolla TTE Compressor
Toyota Corolla TTE Compressor

Las preparaciones especiales por parte de los fabricantes están dando buenos frutos. Hace ya muchos años que marcas como BMW, Mercedes, Audi, Nissan o Mitsubishi, disponen de departamentos propios que desarrollan versiones específicas más deportivas y bien cotizadas (Motorsport, AMG, Audi Sport, Nismo, Ralliart). Marcas más populares también han desarrollado nuevos productos enfocados a clientes exigentes como SEAT con las versiones Cupra, Ford con los ST, Renault con las series RS, etc. En el caso de Toyota, es la división Motorsport la encargada de realizar versiones especiales de sus modelos “de calle". Un equipo de ingeniería se ocupa de realizar las modificaciones oportunas, la homologación y el control de calidad de las conversiones para lograr su certificación. Precisamente este proceso es el que se ha llevado a cabo en el nuevo Corolla TTE Compresor, una versión que sustituye al anterior T-Sport y que anuncia un rendimiento superior.Las modificaciones más significativas se encuentran en el motor, que mantiene el conocido 1.8 VVTL-i, pero recibe nuevos componentes, como la centralita electrónica y cableados de mayor velocidad, nueva fijación del soporte del acelerador, un compresor volumétrico, nuevos inyectores, colectores de admisión modificados, mejoras en el circuito de refrigeración y lubricación, escape rediseñado con dobles salidas, etc.Gracias a estas modificaciones mecánicas, el propulsor anuncia una potencia máxima de 225 CV a 8.000 rpm y un par máximo de 23 mkg a 3.600 rpm, lo que le permite alcanzar unos niveles de prestaciones muy satisfactorias: logra 235 km/h de velocidad máxima, acelera de 0 a 100 km/h en 6,9 segundos y recorre el primer kilómetro en 27,1 segundos. Por su parte, los consumos no se ven excesivamente penalizados respecto a la versión precedente, con unas cifras homologadas de 11,4 litros/100 km en ciudad, 7,6 l/100 km en uso extraurbano y 9 l/100 km en ciclo combinado.El actual, más interesante
A partir de 2006 se producirá una modificación en el motor, con la intención de cumplir la normativa Euro4 (el actual cumple Euro3), que reducirá la potencia a 218 CV a 8.200 rpm y el par a 21,5 mkg a 4.000 rpm. Las cifras de consumo y emisiones de CO 2 aumentarán ligeramente. No sólo se ha mejorado el rendimiento del motor, también se han llevado a cabo algunas mejoras en el bastidor y en los trenes rodantes con la intención de mejorar la rigidez y el comportamiento dinámico. Así, los amortiguadores y los muelles reciben unos nuevos tarados un poco más firmes, se incorporan barras de refuerzo entre las torretas de los amortiguadores delanteros, bajo el motor y en la parte posterior de la carrocería, tras el parachoques trasero. Las llantas, de nuevo diseño y medidas, soportan neumáticos de 17 pulgadas 215/45.En la carrocería, que se encuentra sensiblemente rebajada respecto a la de la anterior versión, se ha instalado un nuevo faldón inferior trasero y un alerón suplementario sobre el portón. El equipamiento de esta versión es muy completo y se encuentra totalmente cerrado, es decir, no admite ninguna opción. Incluye climatizador, asientos deportivos con tapicería específica, pedales deportivos, volante regulable en altura y profundidad, navegador, llantas de aleación de 17 pulgadas, ABS, control de tracción y de estabilidad, airbag frontales, laterales y traseros, etc.

Ya se encuentra disponible en la red de concesionarios de la marca, por 33.600 euros, con una garantía de tres años o 100.000 km, lo que antes ocurra.La verdad es que nos hemos quedado con la miel en los labios, pues apenas hemos tenido oportunidad de probar esta interesante versión del Corolla con Compresor, aunque esperamos poder ofreceros más datos cuando llegue una unidad de pruebas a nuestras manos.La mini toma de contacto tuvo lugar en el espectacular Circuito de Ascari (Málaga), aunque truncado, pues se estaban efectuando pruebas en otra parte del trazado, por lo que, en tres vueltas (la primera para conocer el recorrido, la segunda para verificar y la tercera para tomar confianza) no nos dio tiempo a obtener unas impresiones muy concluyentes.No obstante, cualquier coche de calle se muestra algo torpe en un circuito, pues las posibilidades de ir verdaderamente al límite no se corresponden con la realidad en carretera. Lo cierto es que los coches aguantaron bien el duro trato de una jornada en pista, sin llegar a un desfallecimiento extremo de frenos o una degradación exagerada de los neumáticos.Lo que sí pudimos comprobar fue el buen comportamiento del motor, que se muestra muy lleno desde los primeros compases de giro y sube como un molinillo de café hasta bien pasadas las 8.000 rpm. Todo resulta muy sencillo: el manejo del cambio, de seis velocidades; la dirección, que permite inscribir el coche en las curvas con precisión y rapidez, si bien, en circuito, el control de estabilidad –no desconectable- interfería bastante a la salida de las curvas más lentas.De frenos o suspensiones no es fácil opinar sin hacer un uso más convencional del coche, aunque es cierto que si en circuito convencen, en la calle prometen.

Lo dicho, esperamos ansiosos una unidad para poder ofreceros en breve una prueba exhaustiva del modelo. Aunque hemos podido rodar poco con él, nos ha gustado mucho. Las preparaciones especiales por parte de los fabricantes están dando buenos frutos. Hace ya muchos años que marcas como BMW, Mercedes, Audi, Nissan o Mitsubishi, disponen de departamentos propios que desarrollan versiones específicas más deportivas y bien cotizadas (Motorsport, AMG, Audi Sport, Nismo, Ralliart). Marcas más populares también han desarrollado nuevos productos enfocados a clientes exigentes como SEAT con las versiones Cupra, Ford con los ST, Renault con las series RS, etc. En el caso de Toyota, es la división Motorsport la encargada de realizar versiones especiales de sus modelos “de calle". Un equipo de ingeniería se ocupa de realizar las modificaciones oportunas, la homologación y el control de calidad de las conversiones para lograr su certificación. Precisamente este proceso es el que se ha llevado a cabo en el nuevo Corolla TTE Compresor, una versión que sustituye al anterior T-Sport y que anuncia un rendimiento superior.Las modificaciones más significativas se encuentran en el motor, que mantiene el conocido 1.8 VVTL-i, pero recibe nuevos componentes, como la centralita electrónica y cableados de mayor velocidad, nueva fijación del soporte del acelerador, un compresor volumétrico, nuevos inyectores, colectores de admisión modificados, mejoras en el circuito de refrigeración y lubricación, escape rediseñado con dobles salidas, etc.Gracias a estas modificaciones mecánicas, el propulsor anuncia una potencia máxima de 225 CV a 8.000 rpm y un par máximo de 23 mkg a 3.600 rpm, lo que le permite alcanzar unos niveles de prestaciones muy satisfactorias: logra 235 km/h de velocidad máxima, acelera de 0 a 100 km/h en 6,9 segundos y recorre el primer kilómetro en 27,1 segundos. Por su parte, los consumos no se ven excesivamente penalizados respecto a la versión precedente, con unas cifras homologadas de 11,4 litros/100 km en ciudad, 7,6 l/100 km en uso extraurbano y 9 l/100 km en ciclo combinado.El actual, más interesante
A partir de 2006 se producirá una modificación en el motor, con la intención de cumplir la normativa Euro4 (el actual cumple Euro3), que reducirá la potencia a 218 CV a 8.200 rpm y el par a 21,5 mkg a 4.000 rpm. Las cifras de consumo y emisiones de CO 2 aumentarán ligeramente. No sólo se ha mejorado el rendimiento del motor, también se han llevado a cabo algunas mejoras en el bastidor y en los trenes rodantes con la intención de mejorar la rigidez y el comportamiento dinámico. Así, los amortiguadores y los muelles reciben unos nuevos tarados un poco más firmes, se incorporan barras de refuerzo entre las torretas de los amortiguadores delanteros, bajo el motor y en la parte posterior de la carrocería, tras el parachoques trasero. Las llantas, de nuevo diseño y medidas, soportan neumáticos de 17 pulgadas 215/45.En la carrocería, que se encuentra sensiblemente rebajada respecto a la de la anterior versión, se ha instalado un nuevo faldón inferior trasero y un alerón suplementario sobre el portón. El equipamiento de esta versión es muy completo y se encuentra totalmente cerrado, es decir, no admite ninguna opción. Incluye climatizador, asientos deportivos con tapicería específica, pedales deportivos, volante regulable en altura y profundidad, navegador, llantas de aleación de 17 pulgadas, ABS, control de tracción y de estabilidad, airbag frontales, laterales y traseros, etc.

Ya se encuentra disponible en la red de concesionarios de la marca, por 33.600 euros, con una garantía de tres años o 100.000 km, lo que antes ocurra.La verdad es que nos hemos quedado con la miel en los labios, pues apenas hemos tenido oportunidad de probar esta interesante versión del Corolla con Compresor, aunque esperamos poder ofreceros más datos cuando llegue una unidad de pruebas a nuestras manos.La mini toma de contacto tuvo lugar en el espectacular Circuito de Ascari (Málaga), aunque truncado, pues se estaban efectuando pruebas en otra parte del trazado, por lo que, en tres vueltas (la primera para conocer el recorrido, la segunda para verificar y la tercera para tomar confianza) no nos dio tiempo a obtener unas impresiones muy concluyentes.No obstante, cualquier coche de calle se muestra algo torpe en un circuito, pues las posibilidades de ir verdaderamente al límite no se corresponden con la realidad en carretera. Lo cierto es que los coches aguantaron bien el duro trato de una jornada en pista, sin llegar a un desfallecimiento extremo de frenos o una degradación exagerada de los neumáticos.Lo que sí pudimos comprobar fue el buen comportamiento del motor, que se muestra muy lleno desde los primeros compases de giro y sube como un molinillo de café hasta bien pasadas las 8.000 rpm. Todo resulta muy sencillo: el manejo del cambio, de seis velocidades; la dirección, que permite inscribir el coche en las curvas con precisión y rapidez, si bien, en circuito, el control de estabilidad –no desconectable- interfería bastante a la salida de las curvas más lentas.De frenos o suspensiones no es fácil opinar sin hacer un uso más convencional del coche, aunque es cierto que si en circuito convencen, en la calle prometen.

Lo dicho, esperamos ansiosos una unidad para poder ofreceros en breve una prueba exhaustiva del modelo. Aunque hemos podido rodar poco con él, nos ha gustado mucho.