Reunión familiar

Con un precio tan ajustado como el que presenta el Tacuma (2.775.000 pesetas), pocas familias tendrán excusa para no invertir en un monovolumen que les permitirá desplazarse con total comodidad en cualquiera de sus viajes. A pesar de que algunos detalles desmerecen la sensación del conjunto, Daewoo ha conseguido un vehículo capaz de competir con muy buenos argumentos en el reñido segmento de los monovolúmenes compactos.

Daewoo Tacuma 2.0 CDX
Daewoo Tacuma 2.0 CDX

Este monovolumen del fabricante francés es el contrincante europeo más peligroso para el Tacuma, pues cuenta con un maletero más amplio y unas cotas de anchura mayores. A pesar de que las prestaciones son muy parecidas y el precio resulta ligeramente superior, un mayor aplomo puede hacer que, para algunos usuarios, merezca la pena pagar la diferencia. La deportividad que sugiere el diseño del Stream (incluso en sus plazas delanteras) se transmite a su comportamiento, aunque una excesiva longitud le impide ser muy ágil en ciudad. El precio es bastante elevado en relación al Tacuma, pero hay que tener en cuenta que puede albergar dos pasajeros más. De nuevo nos encontramos con un vehículo que ofrece una mayor potencia con una cilindrada más pequeña que la del Tacuma probado, aunque las prestaciones son muy similares. Un precio menor le convierte en un rival a tener en cuenta, a pesar de contar con un interior más austero que el del monovolumen de Daewoo, pero igualmente habitable. He aquí un serio competidor para el Tacuma, ya que ofrece unas prestaciones muy parecidas a las del Daewoo con un motor de menor cilindrada, lo que abarata el precio del vehículo. Además, el equipamiento de serie es similar, por lo que la decisión se basará más en motivos estéticos que en otros factores. Este Mazda es otro de los rivales más importantes del Tacuma, pues a su menor precio hay que añadir unas excelentes prestaciones y una postura de conducción muy bien conseguida. Pero no todo son virtudes: un habitáculo muy ruidoso y no tan aprovechado como el del Daewoo restan puntos a esta opción. Mitsubishi consigue un mejor comportamiento de su Space Star con un propulsor más pequeño que el del Tacuma. Sin embargo, es ligeramente más pequeño que éste y cuenta con un equipamiento de serie algo más limitado, lo que podría justificar un precio más bajo que el del Daewoo en su versión básica. Con un motor de igual cilindrada, el Almera Tino obtiene 15 CV más, aunque las prestaciones oficiales están por debajo de las aununciadas en el Tacuma. El habitáculo (mejor acabado, pero no más habitable) y un mayor equipamiento de serie justifican su precio. Como la mayoría de modelos continentales, el Zafira se caracteriza por tener un precio mayor que el del Tacuma, a pesar de contar con un motor de menor cilindrada. Este propulsor, pese a desarrollar una mayor potencia, no ofrece prestaciones distintas a las del modelo coreano. La posibilidad de albergar a siete pasajeros es un buen argumento frente a cualquiera de sus rivales, a pesar de que la capacidad del maletero queda muy reducida. El Scènic cuenta con 19 CV más que el Tacuma, de nuevo conseguidos a partir de un motor con idéntica cilindrada. A diferencia del Almera, este aumento de potencia sí se traduce en unas mejores prestaciones. Además, este monovolumen de Renault cuenta con uno de los interiores más habitables de su segmento, aunque el precio equilibra la balanza. Este monovolumen del fabricante francés es el contrincante europeo más peligroso para el Tacuma, pues cuenta con un maletero más amplio y unas cotas de anchura mayores. A pesar de que las prestaciones son muy parecidas y el precio resulta ligeramente superior, un mayor aplomo puede hacer que, para algunos usuarios, merezca la pena pagar la diferencia. La deportividad que sugiere el diseño del Stream (incluso en sus plazas delanteras) se transmite a su comportamiento, aunque una excesiva longitud le impide ser muy ágil en ciudad. El precio es bastante elevado en relación al Tacuma, pero hay que tener en cuenta que puede albergar dos pasajeros más. De nuevo nos encontramos con un vehículo que ofrece una mayor potencia con una cilindrada más pequeña que la del Tacuma probado, aunque las prestaciones son muy similares. Un precio menor le convierte en un rival a tener en cuenta, a pesar de contar con un interior más austero que el del monovolumen de Daewoo, pero igualmente habitable. He aquí un serio competidor para el Tacuma, ya que ofrece unas prestaciones muy parecidas a las del Daewoo con un motor de menor cilindrada, lo que abarata el precio del vehículo. Además, el equipamiento de serie es similar, por lo que la decisión se basará más en motivos estéticos que en otros factores. Este Mazda es otro de los rivales más importantes del Tacuma, pues a su menor precio hay que añadir unas excelentes prestaciones y una postura de conducción muy bien conseguida. Pero no todo son virtudes: un habitáculo muy ruidoso y no tan aprovechado como el del Daewoo restan puntos a esta opción. Mitsubishi consigue un mejor comportamiento de su Space Star con un propulsor más pequeño que el del Tacuma. Sin embargo, es ligeramente más pequeño que éste y cuenta con un equipamiento de serie algo más limitado, lo que podría justificar un precio más bajo que el del Daewoo en su versión básica. Con un motor de igual cilindrada, el Almera Tino obtiene 15 CV más, aunque las prestaciones oficiales están por debajo de las aununciadas en el Tacuma. El habitáculo (mejor acabado, pero no más habitable) y un mayor equipamiento de serie justifican su precio. Como la mayoría de modelos continentales, el Zafira se caracteriza por tener un precio mayor que el del Tacuma, a pesar de contar con un motor de menor cilindrada. Este propulsor, pese a desarrollar una mayor potencia, no ofrece prestaciones distintas a las del modelo coreano. La posibilidad de albergar a siete pasajeros es un buen argumento frente a cualquiera de sus rivales, a pesar de que la capacidad del maletero queda muy reducida. El Scènic cuenta con 19 CV más que el Tacuma, de nuevo conseguidos a partir de un motor con idéntica cilindrada. A diferencia del Almera, este aumento de potencia sí se traduce en unas mejores prestaciones. Además, este monovolumen de Renault cuenta con uno de los interiores más habitables de su segmento, aunque el precio equilibra la balanza. Este monovolumen del fabricante francés es el contrincante europeo más peligroso para el Tacuma, pues cuenta con un maletero más amplio y unas cotas de anchura mayores. A pesar de que las prestaciones son muy parecidas y el precio resulta ligeramente superior, un mayor aplomo puede hacer que, para algunos usuarios, merezca la pena pagar la diferencia. La deportividad que sugiere el diseño del Stream (incluso en sus plazas delanteras) se transmite a su comportamiento, aunque una excesiva longitud le impide ser muy ágil en ciudad. El precio es bastante elevado en relación al Tacuma, pero hay que tener en cuenta que puede albergar dos pasajeros más. De nuevo nos encontramos con un vehículo que ofrece una mayor potencia con una cilindrada más pequeña que la del Tacuma probado, aunque las prestaciones son muy similares. Un precio menor le convierte en un rival a tener en cuenta, a pesar de contar con un interior más austero que el del monovolumen de Daewoo, pero igualmente habitable. He aquí un serio competidor para el Tacuma, ya que ofrece unas prestaciones muy parecidas a las del Daewoo con un motor de menor cilindrada, lo que abarata el precio del vehículo. Además, el equipamiento de serie es similar, por lo que la decisión se basará más en motivos estéticos que en otros factores. Este Mazda es otro de los rivales más importantes del Tacuma, pues a su menor precio hay que añadir unas excelentes prestaciones y una postura de conducción muy bien conseguida. Pero no todo son virtudes: un habitáculo muy ruidoso y no tan aprovechado como el del Daewoo restan puntos a esta opción. Mitsubishi consigue un mejor comportamiento de su Space Star con un propulsor más pequeño que el del Tacuma. Sin embargo, es ligeramente más pequeño que éste y cuenta con un equipamiento de serie algo más limitado, lo que podría justificar un precio más bajo que el del Daewoo en su versión básica. Con un motor de igual cilindrada, el Almera Tino obtiene 15 CV más, aunque las prestaciones oficiales están por debajo de las aununciadas en el Tacuma. El habitáculo (mejor acabado, pero no más habitable) y un mayor equipamiento de serie justifican su precio. Como la mayoría de modelos continentales, el Zafira se caracteriza por tener un precio mayor que el del Tacuma, a pesar de contar con un motor de menor cilindrada. Este propulsor, pese a desarrollar una mayor potencia, no ofrece prestaciones distintas a las del modelo coreano. La posibilidad de albergar a siete pasajeros es un buen argumento frente a cualquiera de sus rivales, a pesar de que la capacidad del maletero queda muy reducida. El Scènic cuenta con 19 CV más que el Tacuma, de nuevo conseguidos a partir de un motor con idéntica cilindrada. A diferencia del Almera, este aumento de potencia sí se traduce en unas mejores prestaciones. Además, este monovolumen de Renault cuenta con uno de los interiores más habitables de su segmento, aunque el precio equilibra la balanza. Este monovolumen del fabricante francés es el contrincante europeo más peligroso para el Tacuma, pues cuenta con un maletero más amplio y unas cotas de anchura mayores. A pesar de que las prestaciones son muy parecidas y el precio resulta ligeramente superior, un mayor aplomo puede hacer que, para algunos usuarios, merezca la pena pagar la diferencia. La deportividad que sugiere el diseño del Stream (incluso en sus plazas delanteras) se transmite a su comportamiento, aunque una excesiva longitud le impide ser muy ágil en ciudad. El precio es bastante elevado en relación al Tacuma, pero hay que tener en cuenta que puede albergar dos pasajeros más. De nuevo nos encontramos con un vehículo que ofrece una mayor potencia con una cilindrada más pequeña que la del Tacuma probado, aunque las prestaciones son muy similares. Un precio menor le convierte en un rival a tener en cuenta, a pesar de contar con un interior más austero que el del monovolumen de Daewoo, pero igualmente habitable. He aquí un serio competidor para el Tacuma, ya que ofrece unas prestaciones muy parecidas a las del Daewoo con un motor de menor cilindrada, lo que abarata el precio del vehículo. Además, el equipamiento de serie es similar, por lo que la decisión se basará más en motivos estéticos que en otros factores. Este Mazda es otro de los rivales más importantes del Tacuma, pues a su menor precio hay que añadir unas excelentes prestaciones y una postura de conducción muy bien conseguida. Pero no todo son virtudes: un habitáculo muy ruidoso y no tan aprovechado como el del Daewoo restan puntos a esta opción. Mitsubishi consigue un mejor comportamiento de su Space Star con un propulsor más pequeño que el del Tacuma. Sin embargo, es ligeramente más pequeño que éste y cuenta con un equipamiento de serie algo más limitado, lo que podría justificar un precio más bajo que el del Daewoo en su versión básica. Con un motor de igual cilindrada, el Almera Tino obtiene 15 CV más, aunque las prestaciones oficiales están por debajo de las aununciadas en el Tacuma. El habitáculo (mejor acabado, pero no más habitable) y un mayor equipamiento de serie justifican su precio. Como la mayoría de modelos continentales, el Zafira se caracteriza por tener un precio mayor que el del Tacuma, a pesar de contar con un motor de menor cilindrada. Este propulsor, pese a desarrollar una mayor potencia, no ofrece prestaciones distintas a las del modelo coreano. La posibilidad de albergar a siete pasajeros es un buen argumento frente a cualquiera de sus rivales, a pesar de que la capacidad del maletero queda muy reducida. El Scènic cuenta con 19 CV más que el Tacuma, de nuevo conseguidos a partir de un motor con idéntica cilindrada. A diferencia del Almera, este aumento de potencia sí se traduce en unas mejores prestaciones. Además, este monovolumen de Renault cuenta con uno de los interiores más habitables de su segmento, aunque el precio equilibra la balanza. Este monovolumen del fabricante francés es el contrincante europeo más peligroso para el Tacuma, pues cuenta con un maletero más amplio y unas cotas de anchura mayores. A pesar de que las prestaciones son muy parecidas y el precio resulta ligeramente superior, un mayor aplomo puede hacer que, para algunos usuarios, merezca la pena pagar la diferencia. La deportividad que sugiere el diseño del Stream (incluso en sus plazas delanteras) se transmite a su comportamiento, aunque una excesiva longitud le impide ser muy ágil en ciudad. El precio es bastante elevado en relación al Tacuma, pero hay que tener en cuenta que puede albergar dos pasajeros más. De nuevo nos encontramos con un vehículo que ofrece una mayor potencia con una cilindrada más pequeña que la del Tacuma probado, aunque las prestaciones son muy similares. Un precio menor le convierte en un rival a tener en cuenta, a pesar de contar con un interior más austero que el del monovolumen de Daewoo, pero igualmente habitable. He aquí un serio competidor para el Tacuma, ya que ofrece unas prestaciones muy parecidas a las del Daewoo con un motor de menor cilindrada, lo que abarata el precio del vehículo. Además, el equipamiento de serie es similar, por lo que la decisión se basará más en motivos estéticos que en otros factores. Este Mazda es otro de los rivales más importantes del Tacuma, pues a su menor precio hay que añadir unas excelentes prestaciones y una postura de conducción muy bien conseguida. Pero no todo son virtudes: un habitáculo muy ruidoso y no tan aprovechado como el del Daewoo restan puntos a esta opción. Mitsubishi consigue un mejor comportamiento de su Space Star con un propulsor más pequeño que el del Tacuma. Sin embargo, es ligeramente más pequeño que éste y cuenta con un equipamiento de serie algo más limitado, lo que podría justificar un precio más bajo que el del Daewoo en su versión básica. Con un motor de igual cilindrada, el Almera Tino obtiene 15 CV más, aunque las prestaciones oficiales están por debajo de las aununciadas en el Tacuma. El habitáculo (mejor acabado, pero no más habitable) y un mayor equipamiento de serie justifican su precio. Como la mayoría de modelos continentales, el Zafira se caracteriza por tener un precio mayor que el del Tacuma, a pesar de contar con un motor de menor cilindrada. Este propulsor, pese a desarrollar una mayor potencia, no ofrece prestaciones distintas a las del modelo coreano. La posibilidad de albergar a siete pasajeros es un buen argumento frente a cualquiera de sus rivales, a pesar de que la capacidad del maletero queda muy reducida. El Scènic cuenta con 19 CV más que el Tacuma, de nuevo conseguidos a partir de un motor con idéntica cilindrada. A diferencia del Almera, este aumento de potencia sí se traduce en unas mejores prestaciones. Además, este monovolumen de Renault cuenta con uno de los interiores más habitables de su segmento, aunque el precio equilibra la balanza. Este monovolumen del fabricante francés es el contrincante europeo más peligroso para el Tacuma, pues cuenta con un maletero más amplio y unas cotas de anchura mayores. A pesar de que las prestaciones son muy parecidas y el precio resulta ligeramente superior, un mayor aplomo puede hacer que, para algunos usuarios, merezca la pena pagar la diferencia. La deportividad que sugiere el diseño del Stream (incluso en sus plazas delanteras) se transmite a su comportamiento, aunque una excesiva longitud le impide ser muy ágil en ciudad. El precio es bastante elevado en relación al Tacuma, pero hay que tener en cuenta que puede albergar dos pasajeros más. De nuevo nos encontramos con un vehículo que ofrece una mayor potencia con una cilindrada más pequeña que la del Tacuma probado, aunque las prestaciones son muy similares. Un precio menor le convierte en un rival a tener en cuenta, a pesar de contar con un interior más austero que el del monovolumen de Daewoo, pero igualmente habitable. He aquí un serio competidor para el Tacuma, ya que ofrece unas prestaciones muy parecidas a las del Daewoo con un motor de menor cilindrada, lo que abarata el precio del vehículo. Además, el equipamiento de serie es similar, por lo que la decisión se basará más en motivos estéticos que en otros factores. Este Mazda es otro de los rivales más importantes del Tacuma, pues a su menor precio hay que añadir unas excelentes prestaciones y una postura de conducción muy bien conseguida. Pero no todo son virtudes: un habitáculo muy ruidoso y no tan aprovechado como el del Daewoo restan puntos a esta opción. Mitsubishi consigue un mejor comportamiento de su Space Star con un propulsor más pequeño que el del Tacuma. Sin embargo, es ligeramente más pequeño que éste y cuenta con un equipamiento de serie algo más limitado, lo que podría justificar un precio más bajo que el del Daewoo en su versión básica. Con un motor de igual cilindrada, el Almera Tino obtiene 15 CV más, aunque las prestaciones oficiales están por debajo de las aununciadas en el Tacuma. El habitáculo (mejor acabado, pero no más habitable) y un mayor equipamiento de serie justifican su precio. Como la mayoría de modelos continentales, el Zafira se caracteriza por tener un precio mayor que el del Tacuma, a pesar de contar con un motor de menor cilindrada. Este propulsor, pese a desarrollar una mayor potencia, no ofrece prestaciones distintas a las del modelo coreano. La posibilidad de albergar a siete pasajeros es un buen argumento frente a cualquiera de sus rivales, a pesar de que la capacidad del maletero queda muy reducida. El Scènic cuenta con 19 CV más que el Tacuma, de nuevo conseguidos a partir de un motor con idéntica cilindrada. A diferencia del Almera, este aumento de potencia sí se traduce en unas mejores prestaciones. Además, este monovolumen de Renault cuenta con uno de los interiores más habitables de su segmento, aunque el precio equilibra la balanza. Este monovolumen del fabricante francés es el contrincante europeo más peligroso para el Tacuma, pues cuenta con un maletero más amplio y unas cotas de anchura mayores. A pesar de que las prestaciones son muy parecidas y el precio resulta ligeramente superior, un mayor aplomo puede hacer que, para algunos usuarios, merezca la pena pagar la diferencia. La deportividad que sugiere el diseño del Stream (incluso en sus plazas delanteras) se transmite a su comportamiento, aunque una excesiva longitud le impide ser muy ágil en ciudad. El precio es bastante elevado en relación al Tacuma, pero hay que tener en cuenta que puede albergar dos pasajeros más. De nuevo nos encontramos con un vehículo que ofrece una mayor potencia con una cilindrada más pequeña que la del Tacuma probado, aunque las prestaciones son muy similares. Un precio menor le convierte en un rival a tener en cuenta, a pesar de contar con un interior más austero que el del monovolumen de Daewoo, pero igualmente habitable. He aquí un serio competidor para el Tacuma, ya que ofrece unas prestaciones muy parecidas a las del Daewoo con un motor de menor cilindrada, lo que abarata el precio del vehículo. Además, el equipamiento de serie es similar, por lo que la decisión se basará más en motivos estéticos que en otros factores. Este Mazda es otro de los rivales más importantes del Tacuma, pues a su menor precio hay que añadir unas excelentes prestaciones y una postura de conducción muy bien conseguida. Pero no todo son virtudes: un habitáculo muy ruidoso y no tan aprovechado como el del Daewoo restan puntos a esta opción. Mitsubishi consigue un mejor comportamiento de su Space Star con un propulsor más pequeño que el del Tacuma. Sin embargo, es ligeramente más pequeño que éste y cuenta con un equipamiento de serie algo más limitado, lo que podría justificar un precio más bajo que el del Daewoo en su versión básica. Con un motor de igual cilindrada, el Almera Tino obtiene 15 CV más, aunque las prestaciones oficiales están por debajo de las aununciadas en el Tacuma. El habitáculo (mejor acabado, pero no más habitable) y un mayor equipamiento de serie justifican su precio. Como la mayoría de modelos continentales, el Zafira se caracteriza por tener un precio mayor que el del Tacuma, a pesar de contar con un motor de menor cilindrada. Este propulsor, pese a desarrollar una mayor potencia, no ofrece prestaciones distintas a las del modelo coreano. La posibilidad de albergar a siete pasajeros es un buen argumento frente a cualquiera de sus rivales, a pesar de que la capacidad del maletero queda muy reducida. El Scènic cuenta con 19 CV más que el Tacuma, de nuevo conseguidos a partir de un motor con idéntica cilindrada. A diferencia del Almera, este aumento de potencia sí se traduce en unas mejores prestaciones. Además, este monovolumen de Renault cuenta con uno de los interiores más habitables de su segmento, aunque el precio equilibra la balanza. Este monovolumen del fabricante francés es el contrincante europeo más peligroso para el Tacuma, pues cuenta con un maletero más amplio y unas cotas de anchura mayores. A pesar de que las prestaciones son muy parecidas y el precio resulta ligeramente superior, un mayor aplomo puede hacer que, para algunos usuarios, merezca la pena pagar la diferencia. La deportividad que sugiere el diseño del Stream (incluso en sus plazas delanteras) se transmite a su comportamiento, aunque una excesiva longitud le impide ser muy ágil en ciudad. El precio es bastante elevado en relación al Tacuma, pero hay que tener en cuenta que puede albergar dos pasajeros más. De nuevo nos encontramos con un vehículo que ofrece una mayor potencia con una cilindrada más pequeña que la del Tacuma probado, aunque las prestaciones son muy similares. Un precio menor le convierte en un rival a tener en cuenta, a pesar de contar con un interior más austero que el del monovolumen de Daewoo, pero igualmente habitable. He aquí un serio competidor para el Tacuma, ya que ofrece unas prestaciones muy parecidas a las del Daewoo con un motor de menor cilindrada, lo que abarata el precio del vehículo. Además, el equipamiento de serie es similar, por lo que la decisión se basará más en motivos estéticos que en otros factores. Este Mazda es otro de los rivales más importantes del Tacuma, pues a su menor precio hay que añadir unas excelentes prestaciones y una postura de conducción muy bien conseguida. Pero no todo son virtudes: un habitáculo muy ruidoso y no tan aprovechado como el del Daewoo restan puntos a esta opción. Mitsubishi consigue un mejor comportamiento de su Space Star con un propulsor más pequeño que el del Tacuma. Sin embargo, es ligeramente más pequeño que éste y cuenta con un equipamiento de serie algo más limitado, lo que podría justificar un precio más bajo que el del Daewoo en su versión básica. Con un motor de igual cilindrada, el Almera Tino obtiene 15 CV más, aunque las prestaciones oficiales están por debajo de las aununciadas en el Tacuma. El habitáculo (mejor acabado, pero no más habitable) y un mayor equipamiento de serie justifican su precio. Como la mayoría de modelos continentales, el Zafira se caracteriza por tener un precio mayor que el del Tacuma, a pesar de contar con un motor de menor cilindrada. Este propulsor, pese a desarrollar una mayor potencia, no ofrece prestaciones distintas a las del modelo coreano. La posibilidad de albergar a siete pasajeros es un buen argumento frente a cualquiera de sus rivales, a pesar de que la capacidad del maletero queda muy reducida. El Scènic cuenta con 19 CV más que el Tacuma, de nuevo conseguidos a partir de un motor con idéntica cilindrada. A diferencia del Almera, este aumento de potencia sí se traduce en unas mejores prestaciones. Además, este monovolumen de Renault cuenta con uno de los interiores más habitables de su segmento, aunque el precio equilibra la balanza. Este monovolumen del fabricante francés es el contrincante europeo más peligroso para el Tacuma, pues cuenta con un maletero más amplio y unas cotas de anchura mayores. A pesar de que las prestaciones son muy parecidas y el precio resulta ligeramente superior, un mayor aplomo puede hacer que, para algunos usuarios, merezca la pena pagar la diferencia. La deportividad que sugiere el diseño del Stream (incluso en sus plazas delanteras) se transmite a su comportamiento, aunque una excesiva longitud le impide ser muy ágil en ciudad. El precio es bastante elevado en relación al Tacuma, pero hay que tener en cuenta que puede albergar dos pasajeros más. De nuevo nos encontramos con un vehículo que ofrece una mayor potencia con una cilindrada más pequeña que la del Tacuma probado, aunque las prestaciones son muy similares. Un precio menor le convierte en un rival a tener en cuenta, a pesar de contar con un interior más austero que el del monovolumen de Daewoo, pero igualmente habitable. He aquí un serio competidor para el Tacuma, ya que ofrece unas prestaciones muy parecidas a las del Daewoo con un motor de menor cilindrada, lo que abarata el precio del vehículo. Además, el equipamiento de serie es similar, por lo que la decisión se basará más en motivos estéticos que en otros factores. Este Mazda es otro de los rivales más importantes del Tacuma, pues a su menor precio hay que añadir unas excelentes prestaciones y una postura de conducción muy bien conseguida. Pero no todo son virtudes: un habitáculo muy ruidoso y no tan aprovechado como el del Daewoo restan puntos a esta opción. Mitsubishi consigue un mejor comportamiento de su Space Star con un propulsor más pequeño que el del Tacuma. Sin embargo, es ligeramente más pequeño que éste y cuenta con un equipamiento de serie algo más limitado, lo que podría justificar un precio más bajo que el del Daewoo en su versión básica. Con un motor de igual cilindrada, el Almera Tino obtiene 15 CV más, aunque las prestaciones oficiales están por debajo de las aununciadas en el Tacuma. El habitáculo (mejor acabado, pero no más habitable) y un mayor equipamiento de serie justifican su precio. Como la mayoría de modelos continentales, el Zafira se caracteriza por tener un precio mayor que el del Tacuma, a pesar de contar con un motor de menor cilindrada. Este propulsor, pese a desarrollar una mayor potencia, no ofrece prestaciones distintas a las del modelo coreano. La posibilidad de albergar a siete pasajeros es un buen argumento frente a cualquiera de sus rivales, a pesar de que la capacidad del maletero queda muy reducida. El Scènic cuenta con 19 CV más que el Tacuma, de nuevo conseguidos a partir de un motor con idéntica cilindrada. A diferencia del Almera, este aumento de potencia sí se traduce en unas mejores prestaciones. Además, este monovolumen de Renault cuenta con uno de los interiores más habitables de su segmento, aunque el precio equilibra la balanza.