Renault Twingo Electric: probamos el nuevo utilitario eléctrico

Economía de uso y una espectacular agilidad en ciudad definen al Twingo eléctrico como una de las mejores propuestas de la nueva movilidad cero emisiones.

Óscar Díaz odiaz@mpib.es

Renault Twingo Electric

Nuevo más en el fondo que en la forma, el Renault Twingo es merecedor al 100% de ese calificativo en su condición de coche con una variante cero emisiones, la única que se comercializará en España, reforzando la estrategia de reducción de emisiones que la marca mantiene en nuestro país desde hace una década.

En este caso, este utilitario no ha visto modificadas sus dimensiones (3,62 x1,64 x 1,56 m). Sigue compartiendo ADN y planta de fabricación con el Smart Forfour, en la planta de Novo Mesto (Eslovenia), si bien diferencias en cuanto a capacidad de la batería, potencia del cargador y precio permiten hablar de dos modelos con entidad independiente aunque idéntico enfoque para afrontar los desafíos de la ciudad.

Renault Twingo Electric. Foto Renault.
Renault Twingo ZE

Para ello, el Renault Twingo cuenta con un motor síncrono de 60 kW y 160 Nm de par capaz de ofrecer una respuesta al acelerador agradable, suficiente para mover los 1.100 kg del Renault Twingo incluso en un entorno lejano a la conducción urbana. Lógicamente es mejor en la arrancada ya que sería capaz de acelerar hasta 50 km/h en 4,2 s que en la aceleración larga, donde invertiría otros 8,7 en alcanzar los 100 km/h, aunque siempre con cierta potencia de reserva para ofrecer una maniobra de 80 a 120 km/h razonable, en unos 11,5 s. La velocidad está limitada a 135 km/h.

La batería y autonomía del Renault Twingo

La batería y sistema de carga del Renault Twingo son característicos. La primera está fabricada por LG Chem y cuenta con  21,4 kWh de capacidad útil. Está refrigerada por líquido y ha sido ubicada de forma que no supone pérdida de capacidad para pasajeros ni de carga, anunciada en 219 l.

El Twingo declara una autonomía eléctrica en ciclo mixto WLTP de 190 km, lo que supone un consumo ultra eficiente, aunque verosímil, como pude  comprobar en la toma de contacto inicial. Los 87 km recorridos en carretera alternando una zona favorable con otra con zonas de curvas con pendientes, circulando al ritmo del tráfico con el climatizador activado y con algún descuidado pisotón al acelerador supusieron un gasto de un 54% de la batería. Los 91 km de autonomía restante que mostraba el ordenador de a bordo al accionar el modo Eco de conducción, pueden dar pie a pensar en el Twingo como un coche algo más que exclusivamente de ciudad.

LG Chem fabrica la batería del Twingo. Foto Renault.
Renault Twingo ZE

Este modo Eco de conducción permite aumentar en un 10% el rango de actuación del Twingo a costa de limitar su velocidad máxima hasta los 110 km/h (superable venciendo el punto de resistencia del Kick Down), la entrega de potencia y la efectividad del equipo de climatización y se complementa con tres estadios de retención/recarga, B1-B2-B3 que permiten maximizar la recuperación de energía, aunque sin llegar a los extremos próximos a la violencia en la frenada regenerativa del BMW i3 y su “One Pedal Feeling” o prescindir de ella cuando queremos aprovechar le movimiento inercial desplazando el selector al pasillo izquierdo..

Los modos de recarga del Renault Twingo

La corriente alterna es la gran y única protagonista de las recargas del Twingo tanto en sus interpretaciones domésticas como puntos de recarga públicas más potentes, aunque sin acceso a las posibilidades que suponen las recargas de oportunidad de alta potencia, algo no tan necesario dado el planteamiento del Twingo y el pequeño tamaño de su batería.

Renault Twingo Electric.Foto Renault.
Renault Twingo ZE

El cargador embarcado en el Twingo es el Camaleón, inspirado en el del Zoe, capaz de trabajar tanto con corriente monofásica como trifásica, lo que supone asumir desde suministros monofásicos de 2,3 kW (monofásico de 10A) hasta  trifásicos de 22, en cuyo caso sería posible recuperar hasta 80 km de autonomía en media hora —carga completa 1h30—.

CONOCE UNO DE SUS RIVALES, EL KIA PICANTO.

El equipamiento y comportamiento del Renault Twingo

Su condición de coche de ciudad queda patente en una excepcional agilidad urbana, como sugiere su radio de giro de 4,3 m, habilitado por la ubicación de motor y transmisión sobre el eje posterior, y por un una suspensión blanda, más que cómoda, muy adecuada para los encontronazos con tapas de registro, alcantarillas, baches y socavones típicos de nuestras urbes.

El Twingo llega a España con un único acabado comercial permanente, el Zen, y una serie limitada denominada Vibes que aumentan su diferenciación. Ambos cuentan con un equipamiento notable de confort, con elementos como el climatizador o el sensor de lluvia y luces, como de seguridad, donde incorporan advertencia de cambio involuntario de carril y lector de señales. Al margen, da acceso a la conexión para Smartphone —replicado en una pantalla táctil de 7”— como a los servicios conectados Renault Easy Connect. Pulsa aquí si quieres ver el precio del nuevo Renault Twingo Electric.

Advertisement
renault twingo ze 127

Galería relacionada

Renault Twingo electric: conducimos el ¿mejor coche eléctrico de ciudad?

Archivado en:

VW e-up! vs Renault Zoe: a prueba dos coches eléctricos muy interesantes

Relacionado

VW e-up! vs Renault Zoe: a prueba dos coches eléctricos muy interesantes

Los mejores vídeos