Radicales libres

Se nos cansará antes el pie de pisar el acelerador, que su motor de subir de vueltas. Cuando otros coches desfallecen, el Civic Type-R, gracias a su motor 2 litros de aluminio y distribución variable, sólo acaba de empezar a animarse. Cambia como un rayo, zigzaguea con un aplomo bestial y su precio no se dispara hasta las nubes. A cambio, es un modelo radical de suspensiones y mucho más caro que un Civic normal.

Honda Civic Type-R
Honda Civic Type-R

Los ingenieros de Audi han querido hacer un deportivo más radical, pero la ventaja de potencia de este modelo queda limitada por más de doscientos kilos más de peso. Así, con el crono en la mano, obtienen tiempos muy parecidos. El S3 es mucho más caro, pero también más equipado (lleva de serie climatizador, radiocasete y ordenador de viaje), por lo que la diferencia de precio entre ambos no es tan significativa. También se diferencian por el tipo de tracción; el modelo de los cuatro aros monta tracción total con diferencial central electrohidráulico tipo Haldex, que reparte el par a las ruedas delanteras, aunque si las condiciones lo requieren puede mandar hasta un 40 por ciento al eje posterior. Esta característica, unida a la posibilidad de montar control de estabilidad, hacen del deportivo de Ingolstadt toda una referencia en cuanto a seguridad se refiere. Al igual que el Type-R, este modelo se sitúa por debajo de la barrera de los 4 millones de pesetas, aunque esta edición del Astra está mejor equipada (monta de fábrica climatizador y ESP), aunque, eso sí, también es menos radical. Mayor longitud para el modelo de Opel, pero también menor potencia y, sobre todo, un comportamiento menos racing que el de su rival. El Honda Civic Type-R se debe enfrentar a los modelos del grupo VW. En esta ocasión, el León Cupra presenta una cilindrada mayor, pero menos ágil que la del modelo nipón. Además, esta versión es de 5 puertas, un hecho que no da más centímetros al modelo de Seat, pero sí que penaliza sus consumos por lo que a pesos se refiere. Una vez más, el Type-R resulta perdedor en el apartado de equipamiento, ya que este modelo, al menos, monta climatizador, una opción no disponible en el Civic. Con el mismo motor que el León Cupra, este Volkswagen gana en suavidad al resto de las creaciones del grupo VW. Eso sí, tanto el Type-R como el Audi S3 son mejores en aceleraciones. El precio es algo superior, pero la diferencia es una notable inversión, ya que incluye de serie climatizador y ESP. Los ingenieros de Audi han querido hacer un deportivo más radical, pero la ventaja de potencia de este modelo queda limitada por más de doscientos kilos más de peso. Así, con el crono en la mano, obtienen tiempos muy parecidos. El S3 es mucho más caro, pero también más equipado (lleva de serie climatizador, radiocasete y ordenador de viaje), por lo que la diferencia de precio entre ambos no es tan significativa. También se diferencian por el tipo de tracción; el modelo de los cuatro aros monta tracción total con diferencial central electrohidráulico tipo Haldex, que reparte el par a las ruedas delanteras, aunque si las condiciones lo requieren puede mandar hasta un 40 por ciento al eje posterior. Esta característica, unida a la posibilidad de montar control de estabilidad, hacen del deportivo de Ingolstadt toda una referencia en cuanto a seguridad se refiere. Al igual que el Type-R, este modelo se sitúa por debajo de la barrera de los 4 millones de pesetas, aunque esta edición del Astra está mejor equipada (monta de fábrica climatizador y ESP), aunque, eso sí, también es menos radical. Mayor longitud para el modelo de Opel, pero también menor potencia y, sobre todo, un comportamiento menos racing que el de su rival. El Honda Civic Type-R se debe enfrentar a los modelos del grupo VW. En esta ocasión, el León Cupra presenta una cilindrada mayor, pero menos ágil que la del modelo nipón. Además, esta versión es de 5 puertas, un hecho que no da más centímetros al modelo de Seat, pero sí que penaliza sus consumos por lo que a pesos se refiere. Una vez más, el Type-R resulta perdedor en el apartado de equipamiento, ya que este modelo, al menos, monta climatizador, una opción no disponible en el Civic. Con el mismo motor que el León Cupra, este Volkswagen gana en suavidad al resto de las creaciones del grupo VW. Eso sí, tanto el Type-R como el Audi S3 son mejores en aceleraciones. El precio es algo superior, pero la diferencia es una notable inversión, ya que incluye de serie climatizador y ESP. Los ingenieros de Audi han querido hacer un deportivo más radical, pero la ventaja de potencia de este modelo queda limitada por más de doscientos kilos más de peso. Así, con el crono en la mano, obtienen tiempos muy parecidos. El S3 es mucho más caro, pero también más equipado (lleva de serie climatizador, radiocasete y ordenador de viaje), por lo que la diferencia de precio entre ambos no es tan significativa. También se diferencian por el tipo de tracción; el modelo de los cuatro aros monta tracción total con diferencial central electrohidráulico tipo Haldex, que reparte el par a las ruedas delanteras, aunque si las condiciones lo requieren puede mandar hasta un 40 por ciento al eje posterior. Esta característica, unida a la posibilidad de montar control de estabilidad, hacen del deportivo de Ingolstadt toda una referencia en cuanto a seguridad se refiere. Al igual que el Type-R, este modelo se sitúa por debajo de la barrera de los 4 millones de pesetas, aunque esta edición del Astra está mejor equipada (monta de fábrica climatizador y ESP), aunque, eso sí, también es menos radical. Mayor longitud para el modelo de Opel, pero también menor potencia y, sobre todo, un comportamiento menos racing que el de su rival. El Honda Civic Type-R se debe enfrentar a los modelos del grupo VW. En esta ocasión, el León Cupra presenta una cilindrada mayor, pero menos ágil que la del modelo nipón. Además, esta versión es de 5 puertas, un hecho que no da más centímetros al modelo de Seat, pero sí que penaliza sus consumos por lo que a pesos se refiere. Una vez más, el Type-R resulta perdedor en el apartado de equipamiento, ya que este modelo, al menos, monta climatizador, una opción no disponible en el Civic. Con el mismo motor que el León Cupra, este Volkswagen gana en suavidad al resto de las creaciones del grupo VW. Eso sí, tanto el Type-R como el Audi S3 son mejores en aceleraciones. El precio es algo superior, pero la diferencia es una notable inversión, ya que incluye de serie climatizador y ESP. Los ingenieros de Audi han querido hacer un deportivo más radical, pero la ventaja de potencia de este modelo queda limitada por más de doscientos kilos más de peso. Así, con el crono en la mano, obtienen tiempos muy parecidos. El S3 es mucho más caro, pero también más equipado (lleva de serie climatizador, radiocasete y ordenador de viaje), por lo que la diferencia de precio entre ambos no es tan significativa. También se diferencian por el tipo de tracción; el modelo de los cuatro aros monta tracción total con diferencial central electrohidráulico tipo Haldex, que reparte el par a las ruedas delanteras, aunque si las condiciones lo requieren puede mandar hasta un 40 por ciento al eje posterior. Esta característica, unida a la posibilidad de montar control de estabilidad, hacen del deportivo de Ingolstadt toda una referencia en cuanto a seguridad se refiere. Al igual que el Type-R, este modelo se sitúa por debajo de la barrera de los 4 millones de pesetas, aunque esta edición del Astra está mejor equipada (monta de fábrica climatizador y ESP), aunque, eso sí, también es menos radical. Mayor longitud para el modelo de Opel, pero también menor potencia y, sobre todo, un comportamiento menos racing que el de su rival. El Honda Civic Type-R se debe enfrentar a los modelos del grupo VW. En esta ocasión, el León Cupra presenta una cilindrada mayor, pero menos ágil que la del modelo nipón. Además, esta versión es de 5 puertas, un hecho que no da más centímetros al modelo de Seat, pero sí que penaliza sus consumos por lo que a pesos se refiere. Una vez más, el Type-R resulta perdedor en el apartado de equipamiento, ya que este modelo, al menos, monta climatizador, una opción no disponible en el Civic. Con el mismo motor que el León Cupra, este Volkswagen gana en suavidad al resto de las creaciones del grupo VW. Eso sí, tanto el Type-R como el Audi S3 son mejores en aceleraciones. El precio es algo superior, pero la diferencia es una notable inversión, ya que incluye de serie climatizador y ESP.

Pregunta a los propietarios por su coche y recibe las respuestas en tu email.

Acepto la política de privacidad para poder obtener las respuestas.

Quiero recibir la mejor oferta.