Land Rover Defender 110 SD4: probamos, ¿el mejor todoterreno del mundo?

No es sólo un coche, no es sólo un terreno. Es, sencillamente, el nuevo Land Rover Defender. Te contamos nuestras primeras impresiones de conducción de la versión 110 SD4.

Raúl Roncero

Land Rover Defender, en acción
Land Rover Defender, en acción

No debe ser fácil reemplazar un coche tan icónico, con tanta historia, con una clientela tan afín, singular y exigente, pero el Land Rover Defender lo ha conseguido. A golpe de palancas, con la rudeza que siempre le ha caracterizado y una total falta de confort, el viejo Defender podría seguir la estela del nuevo en el que sería su escenario natural: cualquier rincón del mundo alejado de la civilización. Era, entre muchos otros, uno de los principales objetivos perseguidos por Land Rover, pero ahora materializada a través de la más sofisticada electrónica, nobles materiales estructurales y toda esa tecnología en materia de motores, suspensiones, transmisiones y asistentes de conducción aplicadas al off-road que han permitido a la marca mantener su liderazgo en el universo de los todoterreno.

Así es el Land Rover Defender, en cifras

Aún cuando Defender tiene un ADN claro en la gama de modelos de la marca, lo puedes ver como un todoterreno puro de lujo extremo si consideramos a modelos como Wrangler o Land Cruiser sus rivales naturales. Y es que, enmascarado en recursos de diseño que ligan pasado y presente, como su abundante tornillería a la vista, elementos de formas rendidas a la función, o materiales que no llegan a la vistosidad de los Range Rover, el Defender es un vehículo que brinda una altísima atención por el detalle, rendido ya a un ecosistema digital como contrapunto a un habitáculo capaz de resistir el trato más duro.

El Land Rover Defender podría explicarse más en números que en palabras, en cotas e hitos que pocos vehículos en el mundo pueden alcanzar y que demuestran su verdadera prestación. Sus test de validación se han llevado a extremos, elevando la prueba del escalón cortado en seco a 20 cm, superándose reiteradamente la prueba a más velocidad que nunca. Podría remolcar más de 3.700 kilos de peso, sus argollas de rescate soportan 18 toneladas, 7 toneladas de esfuerzo admiten verticalmente los refuerzos de la suspensión en sentido longitudinal, 29 kNm/grado es la resistencia torsional de su carrocería, vadea ríos de 90 cm de profundidad, sus suspensiones tienen 50 cm de recorrido y las de tipo neumático tienen 14,5 cm de regulación —70 mm extra sobre la altura cero para uso off-road y 75 mm bajo ella para acceso o mejor estabilidad en carretera—.

Land Rover Defender 110 SD4
Land Rover Defender 110 SD4

Todas sus posibles opciones de rueda —12 en total, con llantas que abarcan de 18 a 22 pulgadas— tienen un diámetro de 81,5 cm, supera los 29 cm de altura libre al suelo, cuenta con cotas TT extremas, de 38 y 40 grados en sus ángulos de salida y entrada, más de 170 posibles accesorios opcionales —desde tienda de campaña en el techo hasta winch con cable sintético de alta resistencia—… Pero podríamos seguir enumerando datos, algunos no tan favorables pero necesarios para concebir un TT tan especial, por su diseño y afamada robustez y capacidad, como un CX de 0,38 y más de dos toneladas y media de peso.

No, Madrid no nos ha dado la oportunidad de poner a prueba todas sus cualidades durante una primera toma de contacto, limitada sólo a horas, pero apostaría a que el nuevo Defender no sólo te asegura el paso más allá de donde el sentido común te invitaría a aventurarte, sino que lo hará con una facilidad desconcertante. Su nuevo Terrain Response II encierra ahora programas para advenedizos en el mundo del todo terreno que sólo necesitarán seleccionar el modo Auto, elegir el más adecuado a las características del terreno a través de los diferentes programas existentes —entre ellos, uno inédito específico para vadeos— o ayudarse de los diferentes asistentes. Pero ofrece también un modo experto o configurable para todos aquellos que deseen ajustar diferenciales y diferentes parámetros “a la antigua”, o utilizar la reductora a su voluntad, pero todo ello a golpe ahora de botón y electrónica.

Land Rover Defender 110 SD4: No me llames SUV, sino auténtico todoterreno

Hemos conducido un Land Rover Defender 110 SD4 con su motor de 240 CV, más brioso que en otros modelos de la marca que usan este mismo motor en sus metros iniciales, probablemente, por el casi nulo resbalamiento que el convertidor admite cuando se usa el coche sobre el negro asfalto. Así, este 2.0 litros biturbo mueve muy ágilmente al Defender hasta aquellas velocidades en las que el anterior modelo podría sentirse a gusto, para advertir desde ahí un freno al avance provocado por la elevada masa y la poca favorable aerodinámica, causante de ruidos y turbulencias cuando rodamos a velocidades de autopista, aunque todo sea dicho, este SD4 guarda aún mucho arrojo para imprimir ritmos de viaje muy superiores si admitimos como compañeros de viaje, además del citado ruido, medias de consumo superiores a dos dígitos.

Land Rover Defender 110 SD4
Land Rover Defender 110 SD4

Goodyear ha desarrollado un nuevo compuesto de ruedas para este coche que combinan no sólo las características off-road necesarias, sino un ruido de rodadura más que aceptable y un buen "grip" en asfalto que deja leer muy bien los límites de agarre de sus trenes rodantes, en especial, del delantero. Domado continuamente por la electrónica si forzamos la máquina en carreteras estrechas, y condicionado por su peso, Defender pone sobre el asfalto más 3 metros de batalla, una imponente anchura de vías tan amplia como la carrocería de un coche urbano, una dirección no muy rápida y unas geometrías de suspensión muy elaboradas para contrarrestar a la física y superar con movimientos lentos, pero más que certeros, el apartado dinámico siempre que seas consciente el tipo de coche que es, aunque como puedes imaginar, su escenario preferido son las carreteras amplias y abiertas en las que el Land Rover Defender se acomoda al trazado con el glamour de puro Range, brindando un confort de suspensión francamente soberbio, de puro algodón.

Cinco, seis —dos filas de tres asientos— o siete posible plazas brindan más posibilidades que cualquier otro modelo de su especie, con maleteros que varían entre los 231/464 y 916 litros en versiones configuradas con tres filas de asientos —646 y 1.075 litros son las capacidades de las versión de 5 plazas—, y un completísimo equipamiento y opciones ponen la guinda a un modelo que, probablemente, no tendrá un clon exactamente igual en ningún otro rincón del mundo dadas las infinitas combinaciones posibles. Mejorado también, aunque no del todo convincente por la distribución de menús, el Land Rover Defender se digitaliza estrenando además el nuevo sistema de infoentretenimiento Pivo Pro con pantalla de 10 pulgadas embutida en el salpicadero, un sistema más rápido y completo que los hasta ahora usados por la marca incluso en modelos Range Rover y con el que el Defender podrá recibir actualizaciones de forma remota. 

Land Rover Defender, en acción

Galería relacionada

Land Rover Defender, el todoterreno inmortal

Imponente diseño el que ofrece el BMW X7 Dark Shadow Edition

Relacionado

BMW X7 Dark Shadow Edition 2020: fotos y datos del nuevo SUV

Nuevo Kia Sorento 2020

Relacionado

Kia Sorento 2020: el nuevo SUV, diésel e híbrido, ya tiene precios... ¡y con grandes descuentos!

Los mejores vídeos