Kia XCeed 1.0 T-GDi 120 CV: a prueba la “versión SUV” del Ceed con motor de gasolina

Quinto modelo de la saga y sexto SUV de la marca. El nuevo Kia XCeed conjuga lo mejor de unos y otros, pero nos descubre también a una Kia más audaz que nunca que demuestra haber subido nuevamente el nivel.

Raúl Roncero / Fotos: AMS y Kia

Kia XCeed 1.0 T-GDi 120 CV: a prueba la “versión SUV” del Ceed con motor de gasolina
Kia XCeed 1.0 T-GDi 120 CV: a prueba la “versión SUV” del Ceed con motor de gasolina

Más allá de un distinguido diseño, a caballo entre crossover y SUV, el Kia XCeed ha sido el coche elegido para estrenar nuevos equipos digitales en la marca e introducir sutiles modificaciones de chasis buscando un perfil más orientado a coche de familia y ocio, pero sin renunciar a la ejemplar puesta en escena del resto de Ceed.

Kia XCeed: más amortiguado

Una de las diferencias estriba en la suspensión. Aunque no es un coche enfocado a abandonar el asfalto, Kia no ha querido dejar al descubierto a aquellos clientes que necesiten transitar por caminos y pistas, optando por nuevos reglajes y amortiguadores con tecnología de topes hidráulicos. Afirmaría a que las mejoras no son sólo una mayor calidad de rodadura, también superior seguridad y control del vehículo ante reacciones violentas, como cambios muy rápidos de carril o incluso posteriores correcciones. Estos nuevos elementos se conjugan con muelles algo más flexibles, ofreciendo más amplitud de recorridos, pero no mucho más balanceo de carrocería y, sobre todo, mayor control de rebote.

PRESTACIONES Kia XCeed 1.0 T-GDI Tech 120 CV
Acel. 0-100 km/h 11 s
Acel. 0-400 metros 17,6 s
Acel. 0-1.000 metros 32,51 s
Sonoridad 100 km/h 68,1 dBA
Sonoridad 120 km/h 70,4 dBA
Frenada desde 120 km/h 53,52 m
Peso en báscula 1.373 kg

También han llegado mejoras a la dirección, en teoría, modificando la asistencia para que fatigue menos al conductor en viajes de larga duración, aunque la realidad es que el tren delantero también digiere mucho mejor las órdenes que se transmiten del volante, siendo su asistencia más natural a lo largo de todo el recorrido y más especialmente en la zona central del mismo.

Kia XCeed 1.0 T-GDi 120 CV: a prueba la “versión SUV

Kia XCeed 1.0 T-GDi 120 CV: a prueba la “versión SUV" del Ceed con motor de gasolina

Aunque el motor 1.0 T-GDi difícilmente pondrá en apuros la motricidad del XCeed, apostaría a que las citadas mejoras efectuadas en el chasis también van a permitir que motores más potentes canalicen debidamente su potencial al asfalto, especialmente si se trata de versiones como esta Emotion equipadas con un impresionante equipo de ruedas de 18 pulgadas que sólo alteran en el confort, por la sacudida que recibe el chasis, ante baches o grietas muy cortadas. Eso sí, repercuten en el ruido de rodadura a alta velocidad, aspecto en el que Kia también ha prestado especial atención montando en estas versiones silenciadores con mayor capacidad de absorción de ruido. La verdad es que no hemos medido cifras de sonoridad espectaculares a bordo del XCeed, aunque el confort general es más que notable, ya que no hay fuentes de ruido que resulten especialmente molestas, como pudieran ser “puntos" críticos en su aerodinámica.

Kia XCeed 1.0 T-GDI Tech 120 CV
Consumo en ciudad 6,5 l/100 km
Consumo en carretera 5,8 l/100 km
Consumo medio 6,1 l/100 km

Es cierto que el motor, a altas vueltas, pasa a escucharse en el habitáculo con un tono bastante agudo, que no desagradable. Solo en ese momento, la arquitectura del propulsor “da la cara", precisamente, por ese típico ruido de los propulsores de tres cilindros, aunque en lo que a regularidad de giro, este 1.0 T-GDi está muy bien resuelto y sólo el re-arranque del Stop&Start resulta aún poco conseguido. Es obvio que no es una versión muy prestacional, pero sí sumamente agradable en tráfico urbano o en carretera a ritmo legal, guardándose en la manga unas muy efectivas 2.000 últimas revoluciones para cuando toca ganar velocidad con agilidad.

ESPACIO Kia XCeed 1.0 T-GDI Tech 120 CV
Anchura delantera 143 cm
Anchura trasera 138 cm
Altura delantera 88/94 cm
Altura trasera 92 cm
Espacio para piernas 69 cm
Maletero 426 litros

Kia XCeed: atención por el detalle

A la calidad de los Ceed, el “X" suma también vistosidad dada la posible integración digital de nuevos relojes y pantalla central. Eso sí, en el primer caso, el cuadro de relojes de TFT y 12,3 pulgadas -mismo tamaño que, por ejemplo, el Virtual Cockpit de Audi- viene sólo ligado a un paquete de equipamiento que, aunque también incluye abundantes elementos de lujo y seguridad, y cuesta un pico: unos 2.600 euros. En el caso de la pantalla central, es un elemento de serie en este nivel de acabado. Destacada su velocidad de proceso y resolución o la posibilidad de dividirla para visualizar tres aplicaciones diferentes a la vez, aunque aún no se ha conseguido que las órdenes vocales funcionen con efectividad.

El diseño, por su parte, no sólo no ha condicionado la función, sino que incluso puede ser ventajoso para algunos clientes debido a su mayor altura respecto al suelo o al haber elevado también el punto de cadera. La altura de la banqueta al piso del habitáculo es de 27,5 cm, y la del asiento delantero respecto al asfalto es de 58,5 cm. Al XCeed, por tanto, se accede más fácil que en las otras carrocerías de la gama, se viaja más erguido y, al menos al frente, ofrece una mayor visibilidad de los elementos más cercanos al vehículo.

Kia XCeed 1.0 T-GDi 120 CV: a prueba la “versión SUV

Kia XCeed 1.0 T-GDi 120 CV: a prueba la “versión SUV" del Ceed con motor de gasolina