Jeep Renegade 4xe 2020: probamos todo un Jeep, todo un híbrido enchufable

Jeep entra en el territorio de la electrificación de la mano de los Renegade y Compass. La apuesta electrificada es por el híbrido enchufable bajo la denominación 4xe, con 50 km de autonomía eléctrica, etiqueta Cero y fabricados en Italia. Precio para el Jeep Renegade 4xe, desde 39.750 euros.

Juan Carlos Payo

Jeep Renegade 4xe: probamos el nuevo SUV híbrido enchufable
Jeep Renegade 4xe: probamos el nuevo SUV híbrido enchufable

Jeep se adapta a los nuevos tiempos donde la electrificación se convierte en obligatoria para poder seguir siendo competitivos en nuestro continente a nivel de ventas sin penalizaciones legislativas en la adquisición o uso. Y el primer ejemplo nos llega de la mano de sus dos modelos más vendidos en nuestro mercado, los Jeep Renegade y Compass, que entran en el territorio de los híbridos enchufables con similares soluciones electrificadas. Nuestra toma de contacto focalizará en el Jeep Renegade 4xe en su variante de 240 CV, aunque todo lo que contamos lo puedes extrapolar tanto a la variante de menor caballaje del Renegade como al hermano mayor Compass -4,24 metros mide el más compacto Jeep Renegade frente a los 4,4 metros del más familiar Jeep Compass-.

Jeep Renegade 4xe, 190 o 240 CV de potencia. Híbrido enchufable
Jeep Renegade 4Xe

Mecánicamente, el Jeep Renegade 4xe combina el empuje de un motor gasolina 1.3 que actúa sobre el eje delantero –declinado en versión de 130 y 180 CV- con dos motores eléctricos, uno sobre el eje trasero con 60 CV –así se logra un funcionamiento 4x4- y otro asociado al motor de combustión para lograr una potencia máxima combinada de 190 o 240 CV. La autonomía en ambas configuraciones de potencia en este Renegade 4xe ronda los 50 km sin emisiones a partir de una batería de 11,4 kWh –unos 260 kilos extra de peso frente a los modelos de combustión tradicional- que permite rodar en modo 100% eléctrico hasta 130 km/h.

Prestacionalmente, el Jeep Renegade 1.3 Turbo T4 4xe 190 CV anuncia 7,5 segundos en el 0-100 km/h y una velocidad máxima de 182 km/h, mientras que el Jeep Renegade 1.3 Turbo T4 4xe 240 CV hace el 0-100 km/h en 7,1 segundos y su velocidad máxima roza los 200 km/h. En ambos casos, se recurre a un cambio automático de seis relaciones y la capacidad del maletero frente a los modelos de combustión se mantiene en 330 litros –siempre será algo menos si restas lo que ocupan los cables de recarga-.

Jeep Renegade 4xe, 50 km en modo eléctrico 100%.
Jeep Renegade 4xe: 50 km de autonomía eléctrica

En cuanto a forma de uso tanto para el Jeep Renegade como en el Jeep Compass, tres modos de funcionamiento: Hybrid, Electric y E-save configurables desde el selector frente a la palanca del cambio. El modo híbrido es el preconfigurado y busca la gestión más eficiente, optimizando la energía y minimizando el consumo de combustible para que “juega” con el motor de combustión y eléctricos. En modo eléctrico solo usamos la energía que llega de las baterías mientras haya carga, pasando a híbrido si no hay energía eléctrica o ante un acelerón por parte del conductor. Es el modo ideal para usar en zonas de emisiones cero. Por último, el modo e-save mantiene la carga intacta potenciando el uso del motor de combustión. Por último destacar, también la función e-Coasting que actúa en lugar del freno motor cuando se levanta el pie del acelerador recuperando al máximo la energía que de otra manera se disiparía. Se acciona con un botón junto al del freno de estacionamiento eléctrico.

Jeep Renegade 4Xe: así va en marcha

Dinámicamente, nuestra toma de contacto con el Jeep Renegade 4xe ha sido breve -21 km-y buscando sobre todo el comportamiento electrificado. En zonas offroad, la satisfacción habitual de la marca –cambia la forma pero nunca el fondo, garantizando tracción en las situaciones más extremas-. En carretera, el incremento de peso que pueden suponer las baterías se compensan de sobra con los 240 CV que llevamos como equipo motriz –hemos funcionado satisfactoriamente en modo híbrido y la entrada del motor de combustión no se percibe como intrusiva, sino muy progresiva-.

Y en ciudad, pues rodando en modo eléctrico únicamente, pura delicia de suavidad y potencia en los arranques, si queremos. Un último dato que ejemplifica mejor estas cualidades buscando eficiencia: después de recorrer 21 km, el contador de autonomía eléctrica solo descendió 7 km mientras que el de autonomía para el motor de gasolina permanecía inalterado. Esto dice mucho de la gestión híbrida en la que ha trabajado Jeep.

En cuanto a precios, hay un Jeep Renegade 4xe desde 39.750 euros –acabado Limited y potencia total de 190 CV-, mientras que las variantes superiores, de 240 CV tienen un precio de 42.400 euros en el caso del acabado Trailhawk y 43.400 para el Jeep Renegade S. Si lo que quieres es un Jeep Compass 4xe, sumále 3.450 euros al Limited 190 CV y 3.000 euros a los Trailhawk y S.

Jeep Renegade 4xe

Galería relacionada

Jeep Renegade 4xe 2020: a prueba el nuevo SUV

Archivado en:

Los nuevos Jeep Renegade y Compass 4xe híbridos plug-in, en vídeo

Relacionado

Los nuevos Jeep Renegade y Compass 4xe híbridos plug-in, en vídeo

Los mejores vídeos