Citroën C5 Aircross Hybrid: a prueba la versión híbrida enchufable del SUV

Ponemos a prueba el nuevo Citroën C5 Hybrid, la nueva variante híbrida enchufable del SUV medio con 225 CV de potencia y tracción delantera.

A prueba el Citroën C5 Aircross Hybrid
A prueba el Citroën C5 Aircross Hybrid

Las versiones electrificadas se están convirtiendo o se han convertido ya en un nuevo estándar de gama que está llegando a todos los nuevos modelos del mercado. El grupo francés PSA ha desarrollado sus propias plataformas eléctricas e híbridas que está aplicando a muchos de sus últimos modelos. Hasta ahora, la electrificación pura se está ofreciendo en los nuevos Peugeot 208/2008, el DS3 y el Opel Corsa – y en breve en el nuevo Citroën C4 – y la plataforma híbrida está ya en los SUV DS7, Peugeot 3008 y Opel Grandland X. E igualmente, la berlina Peugeot 508 cuenta con su correspondiente versión Hybrid, como la tendrá el inédito DS 9. Ahora es el SUV de Citroën, el C5 Aircross, el que se electrifica y lo hace con la misma mecánica híbrida de los 3008 y Grandland X. En su caso, el Citroën C5 Aircross Hybrid solo contará con la variante de 225 CV y tracción delantera, desechando por ahora la variante de 300 CV y tracción en los dos ejes de sus rivales de Grupo.

Citroën C5 Hybrid recargando
Citroën C5 Hybrid recargando

La mecánica del C5 Aircross Hybrid consta de un motor 1.6 Puretech de gasolina de 180 CV y otro eléctrico de 109 que se aloja junto al motor térmico y la caja de cambios, ésta automática de 8 velocidades bajo denominación e-EAT8. Además, cuenta con una batería de litio con una capacidad de 13,2 kWh, ubicada bajo el asiento trasero, que le asegura una autonomía homologada bajo cilco WLTP de hasta 55 kilómetros en modo completamente eléctrico. En un enchufe doméstico convencional de 16 A, con el cargador de serie, que tiene una potencia de 3,7 kW, la batería se pude cargar en unas 4 horas. Apenas 2 horas llevaría hacerlo con el cargador de pared opcional de 7,4 kW que vende la marca aparte.

CONOCE UNO DE SUS RIVALES, EL KIA SPORTAGE.

Al igual que los DS7, 3008 y Grandland X, en el C5 Aircross Hybrid hay dos modos de conducción: eléctrico e híbrido y además otro que permite mantener la carga de la batería en unos niveles prefijados para usarse después donde más interese. Otra función permite aumentar la recarga de la batería cuando desaceleramos, provocando una mayor retención, lo que nos lleva a utilizar menos el pedal del freno.

Citroën C5 Hybrid vista trasera
Citroën C5 Hybrid vista trasera

En la práctica, el C5 Aircross Hybrid tiene un funcionamiento sumamente agradable. Bajo propulsión eléctrica, el silencio de marcha y la suavidad general no hacen si no ahondar en el ya de por si elevado confort de cualquier C5. Su respuesta mecánica eléctrica se muestra también muy solvente en el tráfico urbano y de extrarradio, donde más cunde su autonomía eléctrica. Bajo condiciones no muy exigentes, no debería haber problemas para asegurarnos una autonomía realista de unos 35/40 kilómetros. En modo eléctrico, alcanza una velocidad de hasta 125 km/h y siempre que circula silenciosamente en eléctrico, se ilumina un punto de luz azul, a la altura del espejo retrovisor interior, visible desde fuera.

CONOCE UNO DE SUS RIVALES, EL KIA SPORTAGE.

En modo híbrido su agrado de conducción sigue siendo muy elevado. La sincronía de motores resulta muy natural y la respuesta garantiza aceleraciones, con una potencia combinada de hasta 225 CV, muy buenas. El tacto general de conducción sigue resultando muy agradable por la filtración de su suspensión. Por cierto, en el eje trasero, el eje torsional de las versiones convencionales deja paso a una estructura multibrazo, motivo por el que se pierden 120 litros, pasando de 580 de las versiones convencionales a 460 litros. Pero se mantiene el asiento posterior dividido en tres butacas independientes del mismo ancho y con regulación longitudinal, que permite ampliar el maletero hasta los 600 litros.  

El interior del Citroën C5 Aircross Hybrid
El interior del Citroën C5 Aircross Hybrid

Los amortiguadores tienen topes hidráulicos que suavizan el bacheo en desplazamientos muy bruscos, tanto en compresión como extensión. Y además cuenta con los asientos Advanced Comfort de la marca, que disponen de un espumado especial de varias capas diferentes que ayuda a filtrar vibraciones, proporcionando un acomodo muy agradable. 

Con hasta un total de 20 tecnologías de ayudas a la conducción, el precio oficial del nuevo Citroën C5 Aircross Hybrid parte desde 40.900 euros.

 

Advertisement
Citroën C5 Hybrid

Galería relacionada

Arranca la comercialización del nuevo Citroën C5 Aircross Hybrid

Citroen conducción autónoma Nivel 2

Relacionado

Citroën C4, ë-C4 y C5 Aircross 2020: los nuevos SUV, ya con conducción autónoma Nivel 2