Citroën C5 2.0 HDI SX Break

El C5 entra en el terreno del familiar con cuatro versiones. La versión Diesel menos potente conjuga un precio inferior a los 4 millones de pesetas con los dos rasgos distintivos de que Citroën ha dotado a esta carrocería: un buen y funcional maletero y un consumo reducido.

Citroën C5 2.0 HDI SX Break
Citroën C5 2.0 HDI SX Break

La llegada de la carrocería break a la gama C5 ha ampliado la oferta de este modelo con cuatro nuevas versiones: una en gasolina y tres en Diesel. La primera de ellas se suministra con un motor de 2 litros de inyección directa, 16 válvulas y 138 CV, mientras que las variantes equipadas con propulsores de gasóleo se dividen en HDI de 2 litros y 110 CV y en HDI de 2,2 y 136 CV, ésta última con cambio manual o automático. En cuanto a acabados, tan sólo el modelo con cambio automático cuenta con el más distintivo y lujoso, denominado Exclusive. Las otras tres utilizan un terminado más sencillo y práctico: el SX. Es la versión Diesel menos potente la que ahora pasa por el ojo crítico de Autopista Online, que adelanta a nuestros lectores lo que se van a encontrar: un familiar muy cómodo y de reducido consumo, con unas prestaciones aceptables y a un precio contenido.

Con apenas dos meses de andadura comercial, el nuevo familiar de Citroën ha respondido a las expectativas, impresionando, precisamente, por los dos aspectos que le dieron la vida: capacidad de carga y consumo. La denominación familiar encuentra su razón de ser en un habitáculo amplio y cómodo y en un maletero de 565 litros, versátil y funcional, mientras que su mecánica HDI proporciona un gasto de combustible contenido, que no supera de media los 7,2 litros.

Si ya la berlina equivalente llamaba la atención por sus 450 litros, el familiar incrementa esta capacidad en 115 litros mediante una serie de soluciones inteligentes que se integran naturalmente dentro del diseño break. El alargamiento de la zona posterior, con una tercera ventana de mayor tamaño que la de las plazas traseras, proporciona 14 centímetros más de longitud y tres de altura. De 4,62 metros de largo y de 1,48 de alto se pasa ahora a 4,75 y 1,51 metros. La colocación de intermitentes y luces traseras en un grupo óptico en sentido transversal aumenta la anchura del portón trasero, facilitando la introducción de objetos en el maletero. Con ello, los ingenieros del modelo han matado dos pájaros de un tiro: han transformado la carrocería de berlina en "break" y han aumentado la capacidad de carga.

Pregunta a los propietarios por su coche y recibe las respuestas en tu email.

Acepto la política de privacidad para poder obtener las respuestas.

Quiero recibir la mejor oferta.