BMW 530d Touring

Familiar, deportivo y Diesel, tres características que destacan de forma especial en el atractivo modelo alemán. Más de 220 CV de potencia con un consumo ridículo. ¡Impresionante!

BMW 530d Touring
BMW 530d Touring

La marca alemana siempre ha sabido conjuntar con acierto el diseño de las carrocerías familiares con la practicidad y con la deportividad de las berlinas BMW. En este caso, tercera generación de la versión familiar, la carrocería Touring de la Serie 5 no pierde un ápice de deportividad; es más, dada su exclusividad y las formas de la luneta trasera, bastante inclinada, incluso nos parece más atractiva que la berlina y, sobre todo, más práctica.La parte delantera no se diferencia en absoluto de la berlina y es el último tercio de la carrocería el que adopta nuevas formas, descendentes y angulosas, que aportan mayor practicidad al conjunto. No obstante, las dimensiones han crecido ligeramente respecto a la anterior edición del modelo: 38 milímetros de longitud, 46 de anchura y 23 de altura.El secreto de la capacidad se encuentra en la incorporación de un suelo completamente plano en la zona de carga. Para poder lograr este objetivo ha sido rediseñar algunos componentes de la suspensión posterior. Lo más destacable es la utilización de conjuntos neumáticos en lugar de los muelles concéntricos a los amortiguadores, que pueden situarse en una posición más inclinada para no restar espacio de carga a la zona del maletero.Esta solución no sólo logra mejorar el espacio, sino que, gracias al sistema autonivelante, la carrocería se mantiene constante a la misma altura, independientemente de la carga que soporte. El volumen no ha dado un gran salto cuantitativo, pues con rueda de emergencia incorporada, ofrece 500 litros de capacidad (535 en caso de optar por los neumáticos Runflat –pueden circular sin presión durante 150 km a una velocidad máxima de 80 km/h). Esta capacidad puede llegar hasta 1.615 litros si se abaten los respaldos de los asientos de las plazas posteriores, que pueden hacerlo en disposición 1/3, 2/3 o totalmente.No obstante, el maletero está terminado con el mismo esmero que el resto del coche. Enmoquetado por completo, dispuesto con trampilla con llave para ocultar objetos, ofrece huecos con tapas en los laterales y por supuesto, toma de corriente para alimentar dispositivos eléctricos.La introducción de bultos en el interior es una sencilla tarea, pues el portón posterior es disvisible por partes: sólo la luneta, que bascula sobre su parte superior, permitiendo así la introducción de bultos cuando el coche se encuentra aparcado muy próximo a otro vehículo o cercano a una pared y transporte de objetos de gran longitud, o bien el conjunto completo del portón, lo que da lugar a una inmensa boca de carga y facilita la tarea de introducción de grandes objetos, ya que el maletero dispone de plano de carga bajo horizontal.
De forma opcional, la marca ofrece la posibilidad de instalar un dispositivo de apertura automática del portón mediante mando a distancia. Un ingenioso artilugio se encarga de plegar parcialmente la cortinilla que oculta la carga para facilitar la tarea de introducción de los bultos.El resto de los elementos del interior del Touring no se diferencia de los de la berlina, buena capacidad, máxima comodidad y muy buena terminación en general, con un diseño bastante convencional, poco llamativo. Destacan de manera especial las plazas delanteras, que en este caso iban acompañadas de asientos con reglaje eléctricos tapizados en piel. No sólo permiten movimientos en todas las direcciones, sino que disponen de reposacabezas eléctricos con regulación automática en altura y sujeción lateral para la cabeza, calefacción, ventilación, banqueta extensible, respaldo ajustable en dos mitades diferenciadas... una auténtica gozada para el cuerpo.Como en las versiones de tres volúmenes, la disposición de mandos, pedales, posición de conducción, etc., es fantástica. El conductor siempre encuentra todo a mano sin perder distracción, aunque para ello hay que estudiarse a fondo el manual de instrucciones del dispositivo i-drive, pues para sacarle todo el partido (tiene multitud de posibilidades) requiere un tiempo de adaptación.Nos ha sorprendido gratamente el sistema de climatización, pues su funcionamiento es prácticamente inmediato (da igual que haga frío o calor, el equipo se encuentra en disposición de suministrar el aire a la temperatura que deseemos en muy poco tiempo). Además, el sistema de distribución permite elegir el caudal a cada tobera de forma independiente, lo que resulta muy grato cuando viajan personas con diferentes gustos térmicos.



Los mejores vídeos