VW Golf, Hyundai i30 y Honda Civic. ¿Cuál es el mejor compacto de gasolina?

A prueba los VW Golf 1.0 TSI, Hyundai i30 1.0 T-GDi y Honda Civic 1.0 i-VTEC. ¿El objetivo? Saber cuál de los tres tiene el mejor motor tricilíndrico de gasolina.
Miguel García-Vidal y Jorge Serrano.

Twitter: @JorgeMotor1 / Fotos: I. Gardyn -

VW Golf, Hyundai i30 y Honda Civic. ¿Cuál es el mejor compacto de gasolina?
VW Golf, Hyundai i30 y Honda Civic. ¿Cuál es el mejor compacto de gasolina?

Con sólo tres cilindros y afinados bastidores, el VW Golf, el Hyundai i30 y el Honda Civic ofrecen gran placer de conducción a un precio razonable si tenemos en cuenta su completo equipamiento. Cada uno con su estilo, son compras maestras. Pero entremos en más detalle... 

El segmento «C» de los compactos es uno de los más interesantes del mercado, no es el que más ventas atesora, aunque esté cerca del líder «B», pero sí está claro que es el que por su relación precio/producto más ofrece. Y es que en muchas ocasiones su precio no les separa en exceso de los B, sobre todo si nos decidimos por sus motores de acceso. Unos propulsores, que hoy en día, pese a su condición de pequeños tricilíndricos, como es el caso de nuestros protagonistas -el Golf con el 1.0 TSI, el i30 con el 1.0 T-GDi y el Civic con 1.0 i-VTEC-, nos ofrecen mucho más de lo que podamos pensar. Y es que no son, ni mucho menos, motores básicos, sino excelentes puntos de partida que hace menos de un lustro hubiéramos considerado como muy buenos gama media. Pero veamos qué ofrece cada uno. Desde un sofisticado nuevo Civic, en su acabado más alto, con una grandísima carga tecnológica, al consagrado Golf, pasando por un cada vez más interesante Hyundai i30

VW Golf, Hyundai i30 y Honda CivicCivic y Golf son dos iconos entre los compactos. El primero nació en 1973 y acaba de estrenar su décima generación, mientras que en el segundo, alumbrado en 1974, debuta la actualización a mitad de vida comercial de su séptima generación. El Hyundai i30 tiene menos solera, aunque nacido en 2007 ya marcha por su tercera entrega y ha crecido a pasos de gigante, mirándose en el espejo del propio Golf. 

PRESTACIONES Honda Civic 1.0 i-VTEC Turbo 129 CV Executive Hyundai i30 1.0 T-GDi 120 CV Tecno Volkswagen Golf 1.0 TSI 110 CV Advance
Acel. 0-100 km/h 11,2 s 10,4 s 10,2 s
Acel. 0-1000 metros 32,5 s 31,8 s 31,7 s
Sonoridad 100 km/h 68,6 dBA 66,3 dBA 64,4 dBA
Sonoridad 120 km/h 71,6 dBA 69,8 dBA 67,8 dBA
Frenada desde 120 km/h 53,2 m 52,7 m 59,2 m
Peso en báscula 1.337 kg 1.308 kg 1.240 kg

VW Golf 1.0 TSI, Hyundai i30 1.0 T-GDi y Honda Civic 1.0 i-VTEC: rendimiento

Empecemos el análisis por lo que, a priori, puede crear mayor controversia, que es sus propulsores tricilíndricos de excelente rendimiento. El del Civic se siente tan refinado que, perfectamente, podría pasar por un buen cuatro cilindros. Su respuesta es muy suave, pero también enérgica, con una gran elasticidad hasta que, repentinamente, llega el corte de inyección a 5.700 rpm cuando parece que aún puede dar mucho más de sí. Algo que no resulta nada tranquilizador si nos sucede durante un adelantamiento y que obliga a ir un poco más pendiente por dónde escala la aguja del cuentarrevoluciones. En este aspecto recuerda a los primeros 1.6 VTEC de distribución variable, aunque gracias a su superior par también se note mucho más lleno a bajo y medio régimen. No deja de resultar curioso que, además, su cifra de potencia máxima esté casi pegada a la del corte, lo que hace suponer que en un futuro próximo será capaz de ofrecer algo más. 

El 1.0 T-GDI del Hyundai Civic no alcanza el grado de sus rivales, sintiéndose menos refinado. Y quizá sea éste el único apartado en el que de verdad se encuentra algo por detrás de sus dos grandes oponentes. Al ralentí se sienten más sus vibraciones, pero sobre todo se echa en falta mayor poder de respuesta a bajo régimen. Especialmente en tránsito urbano, cuando dejamos caer mucho el motor de régimen o, simplemente, para superar desde parado la rampa de un garaje. No en vano, hasta 2.000 rpm, por su respuesta parece atmosférico. En vías rápidas, cuando hay que afrontar un repecho también se siente su menor cifra de par. El i30 acelera más rápido que el Civic, pero recupera peor

VW Golf, Hyundai i30 y Honda CivicEl más rápido y no sólo de este trío, ya que también es de los más veloces de todos sus rivales, es el 1.0 TSI del VW Golf. Un propulsor que se muestra muy lleno en toda su banda útil, con un medio régimen aún más poderoso que el del Civic y con la sensación de tener mayor cilindrada que ese escaso litro que cubica. No alcanza el grado de refinamiento del 1.0 i-VTEC Turbo del Civic, con un tacto ligeramente más áspero y sin tanta facilidad para subir tan rápido de vueltas, pero le supera en cualquier medición al tiempo que se muestra mucho más frugal en su consumo. No en vano, el 1.0 TSi sobre la carrocería del Golf consigue el registro más bajo entre los compactos tricilíndricos que han pasado por nuestras manos, mientras que el 1.0 T-GDi del Hyundai i30 hace lo propio en el tránsito urbano. En este escenario las diferencias son más abultadas, pues en carretera el consumo en los tres es muy reducido, siendo a ritmos legales sólo ligeramente superior al de un Diesel de potencia equivalente. Otra cosa es en conducción deportiva, donde su gasto aumenta de forma exponencial frente a los más comedidos Diesel; que por otra parte cuentan con un mantenimiento más costoso, así como superior precio de adquisición. 

CONSUMOS Honda Civic 1.0 i-VTEC Turbo 129 CV Executive Hyundai i30 1.0 T-GDi 120 CV Tecno Volkswagen Golf 1.0 TSI 110 CV Advance
Consumo en ciudad 6,9 l/100 km 6,1 l/100 km 6,5 l/100 km
Consumo en carretera 5,3 l/100 km 5,5 l/100 km 5,0 l/100 km
Consumo medio 6,1 l/100 km 5,8 l/100 km 5,7 l/100 km

VW Golf 1.0 TSI, Hyundai i30 1.0 T-GDi y Honda Civic 1.0 i-VTEC: buenas referencias

Con más de 20 mkg de par máximo, en Civic y Golf hay que recurrir menos al uso de la palanca de marchas que en el i30 1.0 T-GDI. Por manejo la que más convence es la del Civic, ya sea por suavidad, precisión, su tacto deportivo o por su elevado emplazamiento. La del i30 no se siente tan precisa y rápida, si bien no plantea ningún problema, destacando por la sencillez de uso. La del Golf no ofrece un tacto tan deportivo como en el japonés, pero por su manejo convence más que en el coreano.

Sus chasis brillan a gran altura. El del Golf, con la plataforma MQB, continúa con esa apuesta magistral por el equilibrio tan difícil de conseguir. Todo funciona muy bien y trasmite gran confianza, el tacto de su dirección, la amortiguación… e incluso el mordiente de sus frenos, aunque luego en distancias de detención se sitúe entre los que más metros necesita para detenerse de sus congéneres. En el Civic encontramos una respuesta más deportiva. Su dirección es más rápida, su amortiguación adaptativa más firme —sobre todo si pulsamos el botón Sport— aunque sin perjudicar el confort y su rumorosidad mucho más elevada. También da una gran seguridad, con una buena agilidad pese a ser el más grande y pesado… y también es el que mayor equipamiento tiene. En la puesta a punto del i30 tiene gran relevancia el confort. Es el más cómodo, pero tampoco resulta mucho menos eficaz, con una carrocería con contenidos balanceos y un tren delantero que asegura una buena precisión en sus movimientos. Frente a su antecesor, lo que más sorprende es la gran calidad que transmite su chasis, con una suavidad de rodadura equiparable a la de las creaciones más suntuosas de su categoría. Frena muy bien, aunque sin una gran resistencia a la fatiga, y tiene una de las mejores direcciones que hasta la fecha hemos probado en Hyundai. 

VW Golf 1.0 TSI, Hyundai i30 1.0 T-GDi y Honda Civic 1.0 i-VTEC: cuestión de tamaños

Por las dimensiones de sus carrocerías puede parecer que estamos frente a coches de distintas categorías, ya que el Golf —junto al Peugeot 308, que mide 1 cm menos— es uno de los más pequeños, mientras el Civic es de los más grandes. 26 cm les separan por longitud, con el i30 entre medias; a 18 cm del Civic pero 8 más que el Golf. Esto puede llevarnos a pensar que el japonés será el que mayor habitabilidad ofrezca en su interior y el Golf el que menos, si bien esto no es del todo cierto. 

VW Golf, Hyundai i30 y Honda CivicEl Civic es líder en anchura y es de los que más centímetros arroja para las piernas en sus plazas traseras —el Opel Astra aún tiene 1 cm más—, pero su cota de altura atrás es muy limitada. Con 1,80 metros de estatura y el techo panorámico, sus 87 cm no son suficientes para que la cabeza no roce, además, al acceder resulta obligado agacharla para no golpearse con el descendente pilar C. Si el Civic falla en altura posterior, el i30 lo hace en espacio para las piernas atrás, con 6 cm menos que sus rivales, pero, sobre todo, con una altura menor para acomodar los pies bajo las banquetas de los asientos delanteros. En el habitáculo del Golf la cota más débil es la de anchura trasera, aunque para dos es más que suficiente y es raro que en estos coches atrás viajen tres personas. En ese caso, el más cómodo es el i30, pues en sus rivales en la fila central encontramos un plano más elevado así como un mullido más firme. 

Sus puestos de mandos cuentan con amplias posibilidades de regulación. La postura de conducción del Civic es más deportiva, con las piernas más estiradas y la posibilidad de bajar más la banqueta. La del i30 es casi calcada a la del Golf, con una excelente ergonomía en ambos. Sus asientos delanteros no son tan cómodos, si bien los usuarios de menor estatura preferirán su banqueta más corta. El Civic cuenta con los asientos que aportan mayor confort, aunque por sujeción no hay grandes diferencias. Desde i30 y Golf se divisa mejor la carretera, pero el Civic tampoco plantea ningún problema, incluso con la luna trasera partida se domina perfectamente el tráfico posterior sin tapar el campo de visión. 

ESPACIO Honda Civic 1.0 i-VTEC Turbo 129 CV Executive Hyundai i30 1.0 T-GDi 120 CV Tecno Volkswagen Golf 1.0 TSI 110 CV Advance
Anchura delantera 145 cm 142 cm 142 cm
Anchura trasera 139 cm 138 cm 135 cm
Altura delantera 89/95 cm 96/102 cm 91/98 cm
Altura trasera 87 cm 95 cm 96 cm
Espacio para piernas 75 cm 69 cm 75 cm
Maletero 445 litros 390 litros 305 litros

El maletero es donde el Honda Civic aprovecha mejor su gran longitud, con 445 litros a la vista que se complementan con 70 bajo un doble fondo. Sus formas no son muy regulares, pero suma 210 litros más que el del Golf —que puede recuperar 75 si no recurrimos a la opcional rueda de repuesto de nuestra unidad— y 125 más que el del i30, también muy amplio

VW Golf 1.0 TSI, Hyundai i30 1.0 T-GDi y Honda Civic 1.0 i-VTEC: nuestra elección

Cualquiera de los tres no defrauda, por lo que no erraremos en la decisión. El Civic es el que mayor equipamiento tiene, con un fantástico dinamismo y un motor que, aunque por prestaciones se quede por debajo de sus rivales, lo compensa con un agrado de uso excepcional. El Golf convence por su fantástico equilibrio. Puede que no sea soberbio en nada en particular, pero puntúa con una nota muy alta en los apartados más importantes. El i30 se asemeja tanto al Golf que se sitúa como un fantástico sucedáneo por mucho menos dinero, aunque en algún aspecto no llegue al nivel del alemán. 

También te puede interesar

- Nuevo Honda Civic frente a Hyundai i30, Opel Astra y VW Golf

- Volkswagen Golf 1.6 TDI vs Golf 1.0 TSI. ¿Diesel o gasolina?

- Hyundai i30 1.6 CRDi 130 DCT: prueba de larga duración de 50.000 km

- Honda Civic 1.5 VTEC Turbo: superprueba con todas las mediciones

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...