Publicidad

Volvo V90 vs Audi A6 Avant: ¿cuál es el mejor familiar de lujo?

El Volvo V90 D5 AWD y el Audi A6 Avant 3.0 BiTDI son los familiares Diesel más potentes y exclusivos de sus respectivas gamas, con tracción total, raudales de tecnología y un lujoso interior.
Pablo Mallo.

Twitter: @p__mallo Fotos: Hans-Dieter Seufert -

Volvo V90 vs Audi A6 Avant: ¿cuál es el mejor familiar de lujo?
Volvo V90 vs Audi A6 Avant: ¿cuál es el mejor familiar de lujo?

Con aires de buque insignia, el nuevo Volvo S90 y su versión familiar Volvo V90 llegan dispuestos a plantar cara a los "todopoderosos" Audi A6, BMW Serie 5 y Mercedes Clase E. Son su objetivo principal, por lo que aprovechamos la presentación a la prensa del modelo sueco, realizada en Málaga, para enfrentarlo directamente con uno de ellos. Sabíamos que, como es habitual, iban a ser unidades equipadas hasta los dientes, así que su rival no podía ser menos. Elegimos un Audi A6 Avant, pero no cualquier versión. Para la ocasión hemos contado con el exótico BiTDI, un motor V6 dotado de doble turbo y con 326 CV. Por si fuera poco, se trata de la edición Competition, con la que Audi celebra el 25º Aniversario de la tecnología TDI, por lo que recibe un incremento de su potencia máxima hasta 346 CV durante un periodo limitado de tiempo gracias a una función overboost. 

Volvo V90 vs Audi A6 Avant: buscando eficiencia

El Volvo V90 D5, por su parte, cuenta con un propulsor de cuatro cilindros, también con doble turbo de funcionamiento secuencial: primero sopla uno pequeño, de poca inercia y rápida respuesta, seguido de uno mayor que actúa a medios y altos regímenes del motor. Como particularidad, incorpora un pequeño depósito que acumula aire comprimido para después insuflarlo al sistema de sobrealimentación, minimizando los tiempos de respuesta cuando solicitamos aceleración. Lo cierto es que a muy pocas vueltas el motor resulta más instantáneo, agradable y suave que el del Audi, que llega a transmitir alguna leve vibración. Volvo ha logrado aislar magistralmente la mecánica, tanto a nivel de asperezas como de rumorosidad, haciéndote olvidar que se trata de un teóricamente menos refinado cuatro cilindros. Eso sí, la contundencia del Audi una vez que los dos turbos ganan inercia (tardan algo más que la versión de un solo turbo de este motor) resulta indiscutible, así como su mayor cilindrada frente al Volvo y una respuesta más enérgica e inmediata en la zona media y alta del cuentavueltas. Precisamente, el leve retardo en la entrega de potencia a medio y alto régimen es la única pega que se le puede poner al Volvo, algo que se nota sobre todo cuando empleamos el cambio en modo manual. En cualquier caso, dado el nivel de par y potencia de cada uno, no son versiones comparables. 

Valoración online coche usadoVolvo V90 vs Audi A6 Avant: para sibaritas

No obstante, lo que pierde en prestaciones el Volvo V90 lo gana en presentación interior. Con el acabado superior Inscription y una larga lista de extras a su disposición, casi se siente más rival de un Audi A8 que de un Audi A6, también por el mencionado buen aislamiento de su mecánica y una altísima calidad de rodadura. Y eso que nuestro Audi A6 Avant equipaba la suspensión neumática opcional (el Volvo sólo en el tren trasero, también opcional). El moderno diseño interior y la cuidada elección de los materiales, con predominio de madera y aluminio, hacen del Volvo V90 un regalo para la vista —quizá no tanto para su manejo, casi todo a través de la gran pantalla táctil central—. Y sus elementos tecnológicos, con Head-Up Display, cuadro de mandos digital, modos de conducción y un arsenal de asistentes a la conducción, lo sitúan a la última en el resto de apartados, con un sistema de mantenimiento de carril muy logrado. Eso sí, el Audi A6 Avant tampoco se queda corto en este sentido, con equipamientos para todos los gustos y bolsillos. 

Volvo V90 vs Audi A6 Avant: mucho bastidor

En cuanto al comportamiento, este Audi A6 Avant enmascara su peso con todo tipo de tecnologías pensadas para mejorar la agilidad y la estabilidad (suspensión neumática variable, dirección activa, tracción total con diferencial trasero vectorial...), haciendo que sus dos toneladas se esfumen en un mar de eficacia y facilidad de conducción configurable a nuestro gusto. El Volvo V90 D5 AWD, también con tracción total, otorga muchísima confianza en todo momento, con unas reacciones moduladas en gran medida por una electrónica siempre tranquilizadora y con férreos márgenes de seguridad, que mantiene el coche de forma milimétrica en la trazada, sin dejarnos forzar la situación en ningún momento y convirtiendo nuestro recorrido, una revirada carretera de montaña en dirección a la serranía de Ronda, en una auténtica vía de tren. Sólo activando el modo deportivo del ESP sale a relucir un brillante bastidor capacitado para seguir la estela del Audi A6 Avant sin rechistar (motor aparte), acompañado de una dirección extremadamente precisa y de agradable tacto, junto con un tren delantero soberbio, muy aplomado y casi inamovible, capaz de inscribirse en las curvas con tanta determinación que te olvidas del tamaño del coche. Su trasera no es tan participativa como la del Audi A6 Avant y resulta muy neutro en todo momento, pero no se echa en falta más agilidad. Por otra parte, con su mayor distancia entre ejes, la sensación de estabilidad y seguridad que brinda es aún mayor. Todo ello se adereza con una potente frenada y muy poco balanceo de la carrocería, algo de lo que también puede presumir el Audi A6 Avant

Podemos decir, por tanto, que Volvo ha creado un digno sucesor del S80/V70, un coche con suficientes argumentos para abrirse hueco en uno de los segmentos más competitivos y sofisticados del momento. En el caso del familiar Volvo V90, además, se suman elevadas dosis de versatilidad, ya que ofrece un generoso maletero con posibilidad de abatir los asientos traseros por botón, un portón anchísimo e interesantes soluciones prácticas, por no hablar de un diseño que no deja indiferente. 

También te puede interesar:

Nuevos Volvo S90/V90 2016: lujo, tecnología y mucho más

Volvo S90: a prueba la nueva berlina sueca de gran lujo

Audi A6 2016: más armas contra el nuevo Mercedes Clase E