Publicidad

Volvo V40 D3: conclusiones tras 100.000 km de prueba

Tras 100.000 km de prueba, el Volvo V40 D3 arroja un balance casi impecable. La fiabilidad, las características de conducción y el motor son sus principales virtudes.
Texto y fotos: AMS -
Volvo V40 D3: conclusiones tras 100.000 km de prueba
Volvo V40 D3: conclusiones tras 100.000 km de prueba

Poner a prueba la durabilidad y fiabilidad del Volvo V40 D3 en una prueba de 100.000 km es como querer cansar a un triatleta de Ironman en una media maratón. Al fin y al cabo, los coches de la marca sueca tienen fama de robustos e indestructibles. Te hacemos eco de esta prueba de larga duración del Volvo V40 justo antes de que se anunciara su nueva gama, cuyo estreno tendrá lugar en el próximo Salón del Automóvil de Ginebra

En un par de años, es más que probable posible que el compacto Volvo V40 de la generación actual también acabe formando parte de ese ránking, a juzgar por los resultados de nuestro test de resistencia. Porque el Volvo V40 D3, con su motor Diesel de dos litros, cinco cilindros y 150 CV del 2013, superó la distancia del test con tanta impasibilidad que no nos cabe duda de que podríamos confiarle el triple del kilometraje. O incluso más. No es sólo que el tren de potencia, con su caja de cambios y ejes de transmisión, no muestren señas manifiestas de fatiga, sino que tampoco la carrocería y el interior parecen acusar los duros kilómetros que llevan a sus espaldas. Pero vayamos por partes. 

Volvo V40 D3 2013En 2013, el Volvo V40 pintado de gris titanio entró en nuestra redacción. La exuberante versión Summum incluye asientos del conductor con ajuste eléctrico, sensor de luz y lluvia, control de velocidad y calefacción de parabrisas, así como sistemas de seguridad típicos de Volvo como el airbag para peatones o el sistema City Safety

Muy buenos asientos en el Volvo V40. No ha habido ninguna queja a su idoneidad como vehículo familiar. En todo caso, hay algunas objeciones sobre el escaso volumen de carga y su pequeña puerta. Sin embargo, la amplitud del interior suele llevarse el aplauso de los pasajeros, así como sus cómodos asientos, de muy buena calidad, que además disponen de un sistema de calefacción apto para el Polo Norte. Conforme baja la temperatura exterior, este sistema se agradece aún más. En esos casos, también viene muy bien la calefacción del parabrisas, una herencia de la era Ford en Volvo. 

Volvo V40 D3, gran motor

De lo mejor. Y ya que hablamos de alabanzas: el sistema de propulsión del Volvo V40 D3, en este caso el ya mencionado Diesel 2.0 de cinco cilindros y 150 CV, también se llevó halagos de todos los usuarios, aunque es poco consuelo, porque el motor del coche de pruebas ya no existe. A partir de mayo de 2015, un cuatro cilindros de dos litros de la nueva familia de motores de Volvo sustituyó a los de cinco cilindros. A más de uno le dará lástima, porque el viejo Diesel alegra al conductor con una marcha suave, un timbre característico y un intenso par motor. Y tampoco es que consuma demasiado. Durante la prueba de larga duración ha consumido un total de 6.898,8 litros de combustible Diesel, lo que equivale a una media de 6,9 litros cada 100 kilómetros

 

¿Quieres comprarte un coche nuevo? Antes, valora tu coche usado gratis con nuestro servicio online de valoración oficial y profesional

 

Puede que no suene muy ahorrativo, pero hay que tener en cuenta que el Volvo V40 se usó muy a menudo para desplazamientos apresurados, incluyendo largas etapas a gran velocidad por autopista. En las tarjetas de evaluación se encuentran tanto valores de consumo en torno a los cinco litros como valores de casi nueve litros tras trayectos muy rápidos por autopista. 

Volvo V40 D3 2013: sólo hubo una avería

Durante la inspección de los 60.000 kilómetros a nuestro Volvo V40 D3 de pruebas, en el marco de la garantía, se sustituyó un tubo de aire hacia el intercooler, un defecto de poca importancia con consecuencias tan discretas que ningún conductor se dio cuenta antes de que el coche pasara por el taller. 

Medición de aceite complicada en el Volvo V40 D3. Aparte de ésta, no hay ninguna reparación que mencionar, aparte del cambio, por desgaste, de escobillas del limpiaparabrisas, lubricantes y neumáticos. Fuera del intervalo de mantenimiento, el motor exige dos litros de aceite, por lo que se trata de un consumo casi despreciable. En general, en las opiniones de los diferentes conductores abundan las quejas sobre la dificultad de manejar las funciones adicionales y el sistema multimedia de información, navegación y entretenimiento. Acoplar el teléfono, elegir el mapa del navegador o ajustar las emisoras de radio son tareas que requieren algo de práctica. 

Volvo V40 D3Volvo V40 D3 2013: lo que menos nos gusta

Casi sin defectos. Igualmente frecuentes son las observaciones sobre la suspensión, que la mayoría considera demasiado rígida, y sobre la dirección, nerviosa y poco sensible. Tampoco gustan demasiado (sobre todo, a los pilotos más altos) la relativa estrechez del acceso y la ligeramente excesiva altura de los asientos. Entre las críticas más frecuentes se incluyen, además, la falta de visibilidad y el gran radio de giro, así como el cierre del depósito, sin tapa y aficionado a las salpicaduras, que ha mosqueado más de una vez a los conductores. Sin embargo, esto no afecta en nada al hecho de que el V4 D3 haya superado el test de resistencia con brillantez. 

Volvo V40 D3. Incidencias tras 100.000 km

- 670 km: el 12 de julio de 2013, el Volvo V40 D3 entró en la redacción para el comienzo de su prueba
- 773 km: las grasientas escobillas del limpiaparabrisas se cambiaron a finales de agosto.
- 30.542 km: llegó el momento del primer cambio de filtro de aceite y polen en el taller.
- 60.276 km: en su segunda visita al taller se le cambió un tubo de aire hacia el intercooler.
- 91.001 km: la última visita al taller incluyó actualización de software para el sistema multimedia de información, navegación y entretenimiento
- 101.022 km: fin de la prueba de larga duración tras exactamente dos años.

También te puede interesar

- Volvo V40 2016: más moderno y tecnológico

- Prueba Volvo XC90 2015: la nueva piedra angular de Volvo

- Volvo: coches nuevos y precios