Publicidad

Volvo S90: a prueba la nueva berlina sueca de gran lujo

El nuevo Volvo S90 es un verdadero paso de gigante en la marca por calidad y refinamiento. Además, incluye un batallón tecnológico, especialmente en seguridad.
Rafael Guitart .

Twitter: @GuitartRafa -

Volvo S90: a prueba la nueva berlina sueca de gran lujo
Volvo S90: a prueba la nueva berlina sueca de gran lujo

Con un diseño muy elegante, un amplio y refinado habitáculo y eficientes motores, el nuevo Volvo S90 se muestra como una alternativa real a las todopoderosas berlinas premium alemanas. Para poder competir en igualdad de condiciones con sus competidores llega con carrocerías sedán de cuatro puertas y familiar de cinco, denominada V90, con la intención de alcanzar cotas que no llegó a conquistar el antecesor S80.

Así, los nuevos modelos Volvo S90 y V90, que incorporan eficientes motores y soluciones innovadoras en materia de seguridad y electrificación, se encuentran en condiciones para enfrentarse a las berlinas alemanas como el Audi A6, el BMW Serie 5, el Jaguar XF o el Mercedes Clase E. Para ello, aparte de invertir una suma de 11.000 millones de dólares en investigación y desarrollo durante los últimos cinco años, han partido de la nueva plataforma grande de la marca, denominada SPA (estrenada en el XC90), que permite una gran flexibilidad, pudiendo crecer en longitud y en altura en función de las necesidades de desarrollo: berlina, familiar, SUV, electrificación, gasolina, Diesel, etc.  con cierta facilidad.

Valoración online coche usadoVolvo S90: nueva plataforma flexible

El lanzamiento del XC90 supuso un antes y un después en la marca, que pretende renovarse por completo durante los próximos años. En 2020 tendrá una completa gama de productos en diferentes segmentos, apoyados básicamente en motores de tres y cuatro cilindros y en la electrificación, con la intención de ser cuidadosos con el medio ambiente. También prometen que en ese año no se producirán muertes a bordo de los nuevos Volvo por accidente. El planteamiento del nuevo modelo es muy similar al empleado en el todocamino XC90, modelo con el que también comparte algunos elementos de diseño, además de la gama de motores y sistemas de transmisión.

La gama de propulsores empleados en los Volvo S90 y V90 son todos de cuatro cilindros y dos litros de capacidad — en Diesel y gasolina—, apoyados en turbocompresores y en sistemas de electrificación para llegar hasta los 407 CV en el caso del híbrido enchufable T8. Como no podía ser de otra manera, se ofrecen versiones de tracción delantera o total en función del nivel de potencia, siendo de tracción total las variantes más potentes en gasolina y Diesel, todas ellas dotadas de cajas de cambios automáticas de 8 velocidades con convertidor de par.

Volvo S90 2016La nueva gama de motores ha sido desarrollada también bajo una arquitectura modular, con soluciones que permiten lograr elevados niveles de potencia sin necesidad de recurrir a grandes cilindradas para alcanzar elevadas cifras de potencia. De esta manera, con unidades de cuatro cilindros de dos litros de capacidad se logran hasta 235 CV en el caso de los motores Diesel D5. Es decir, rendimientos similares al de motores de mayor capacidad y cilindrada mediante el empleo de turbos secuenciales de dos etapas, además de un sistema  denominado PowerPulse, que consiste en un depósito de aire comprimido con capacidad de dos litros, que se llena vía el filtro de aire a través de un compresor, capaz de acelerar la respuesta del turbo cuando se solicita una demanda instantánea de energía a través del pedal del acelerador. La aceleración que promete el D5 es superior a la de otros competidores dotados de motores Diesel de 6 cilindros y 3 litros de capacidad.

También presenta otras innovaciones tecnológicas en los nuevos motores Diesel basadas en la combustión, aumentando la presión de alimentación en el conducto común hasta 2.500 bares y empleando inyectores muy precisos, capaces de proporcionar hasta 9 inyecciones por ciclo.

Volvo S90 y V90: dos o cuatro ruedas motrices

A partir del D5 en Diesel y el T6 en gasolina, los Volvo S90 y V90 disponen de sistema de tracción total desarrollada por BorgWarner, que distribuye la potencia entre ambos ejes. En condiciones normales de adherencia, prácticamente toda la fuerza de envía al eje delantero, mientras que, si es necesario, puede enviar de forma instantánea al tren trasero hasta el 50 por ciento del par. En marcha no se siente muy pesado, aunque la variante más ligera anuncia 1.800 kg, a los que habría que añadir el conjunto de la transmisión integral.

Durante la presentación tuvimos oportunidad de conducir el D5 (AWD) en carrocería berlina y familiar y el T6 berlina. Desde el ralentí, con sonido casi imperceptible desde el interior, el D5 ofrece una respuesta lineal y contundente y permite circular a velocidades de crucero en autopista con niveles muy bajos de ruido. En zonas sinuosas también se saca buen partido al propulsor, pues permite rodar cómodo y rápido sin que las cifras de consumo se eleven demasiado. Echamos de menos la incorporación de unas levas en el volante —reservadas de momento para el T8—, pues el manejo de la palanca de cambios en modo secuencial resta algo de eficacia. El T6 se muestra mucho más rápido en aceleración, pero también muestra un gasto de combustible superior, bastante sensible a la presión del acelerador. En materia de suspensiones no se aprecian diferencias entre ellos, con posibilidad de reglaje de dureza de amortiguador.

Volvo S90 y V90 2016Volvo V90, un familiar muy versátil

Cuenta con los mismos motores y ofrece los mismos niveles de equipamiento que la berlina S90, pero con un plus adicional en cuanto a versatilidad. La variante station wagon V90 no sólo ofrece 60 litros más de capacidad de carga que la berlina, sobre todo, facilita la introducción de voluminosos bultos un portón de grandes dimensiones con sistema de apertura y cierre eléctrico. La altura del maletero no es muy llamativa, pero sí su anchura y profundidad, logrando cubicar 560 litros con la toldilla cerrada. Además, el plano de carga se encuentra bastante bajo, de forma que resulta muy cómodo cargar el equipaje en su interior. Los responsables de la marca afirman que el empleo de una ballesta transversal en el eje trasero, en lugar de muelles helicoidales, permite ganar unos litros adicionales en la capacidad del maletero. Sorprendentemente, la longitud del Volvo V90 es 3 centímetros inferior a la de la berlina (4,93 metros), mientras que la altura es de 1,47 metros frente a 1,44 de la berlina.

Volvo S90 y V90: conectividad al máximo nivel

Como ya conocimos en el Volvo XC90, el nuevo modelo incluye una pantalla táctil, tipo tablet, de 9 pulgadas de diámetro con una interfaz muy intuitiva en materia de conectividad. Desde ella se pueden manejar las principales funciones del coche y permite actuar de forma muy sencilla con smartphones de última generación. Resulta especialmente práctica por sus dimensiones a la hora de visualizar los mapas, que también se pueden ver en el cuadro de instrumentos y, las indicaciones, a través del Head Up Display. Además, está disponible la opción Apple Carplay para operar con equipos iOS.

Volvo S90 y V90: seguridad por encima de todo

Aparte del sistema Pilot Assist, que si bien requiere llevar las manos sobre el volante, permite circular hasta 130 km/h con más tranquilidad, ya que logra centrar el coche en el carril y logra mantener una distancia lógica con el vehículo precedente a través del radar de proximidad. También se introduce en el modelo la función City Safety para detección de grandes animales (en Suecia se producen 47.000 accidentes anuales con animales). Este sistema permite actuar de noche o de día. Ofrece una advertencia intuitiva, freno asistido para evitar colisiones. También incluye un sistema de aviso por colisión trasera, asistente de aparcamiento, etc. 

También te puede interesar

- Nuevos Volvo S90 y V90, precios para España

- Volvo XC90: un SUV de clase superior

- Volvo S90 Excellence, revolución interior