Renault ZOE R135 Z.E. 50, a prueba: ahora con 395 km de autonomía

El coche eléctrico más vendido en nuestro mercado mejora sus prestaciones y presenta un interior más moderno y elaborado. Las primeras entregas serán en enero.
Pablo Mallo
Renault ZOE R135 Z.E. 50, a prueba: ahora con 395 km de autonomía
Renault ZOE R135 Z.E. 50, ahora con 395 km de autonomía

A lo largo de su existencia el Renault Zoe ha ido recibiendo mejoras en cuanto a batería y potencia de su motor. Si en 2012 lograba un alcance de 150 km, en 2016 ya eran 300 km. Con los últimos cambios introducidos, el último Renault Zoe anuncia 395 km en ciclo WLTP, que supone un 25 % adicional respecto a su antecesor.

Publicidad

Este incremento de autonomía se consigue, fundamentalmente, mediante un rediseño de la arquitectura de la batería, que pesa 20 kg más (326 kg) y cuenta con un mayor número de celdas, llegando ahora hasta los 52 kWh de capacidad. Se ha modificado la forma de las celdas para que quepan más en el mismo espacio, ya que la carcasa exterior no cambia de tamaño. Al mismo tiempo, se ha trabajado en la gestión de la electrónica y recuperación de energía, y se ha revisado la química de las baterías, que siguen siendo de iones de litio con níquel, manganeso y cobalto. Un 20 % del incremento de autonomía se consigue gracias a estos aspectos, mientras que el otro 80 % se debe a que la batería tiene más celdas.

Renault ZOE R135 Z.E. 50, ahora con 395 km de autonomía

Renault ZOE R135 Z.E. 50

La batería del Renault Zoe se puede recargar a una potencia máxima de 50 kW con corriente continua (nos llevaría una hora y 10 minutos hasta el 80 % de capacidad), y entre 2 y 22 kW en corriente alterna, en cuyo caso, dependiendo de la toma instalada, la recarga total puede requerir desde tres horas en un punto de recarga público, hasta 34 horas y media en un enchufe convencional de 10 amperios. Algo intermedio sería emplear un Wallbox de 3,7 kW (16A), donde tarda 16 horas y 10 minutos.

Renault ZOE R135 Z.E. 50: su motor

El motor R135 del nuevo Renault Zoe ofrece 100 kW (135 CV) de potencia, con lo que mejora sus capacidades dinámicas. Lo más significativo es que rebaja el paso de 80 a 120 km/h en dos segundos. También habrá una versión menos potente del Renault Zoe, dotada del motor R110, que brinda 80 kW (108 CV) de potencia. En ambos casos, el precio se comunicará en noviembre, fecha en la que Renault empezará a aceptar pedidos, siguiendo el mismo planteamiento actual de compra o alquiler de las baterías. Las primeras entregas se realizarán en enero de 2020.

Renault ZOE R135 Z.E. 50, ahora con 395 km de autonomía

Renault ZOE R135 Z.E. 50: así es su interior

Otros aspectos que han mejorado en el nuevo Renault Zoe tienen que ver con su retocada estética, equipamiento y calidad de acabados. Incluye de serie faros full led, tecnología que también se usa para los antiniebla y los pilotos traseros, ahora dotados de intermitentes de encendido secuencial. Aumenta la cantidad de material fonoabsorbente, así como un 45 % el empleo de materiales reciclados, incluido un novedoso tejido, realizado con botellas de plástico y cinturones de seguridad reciclados, que se utiliza en función del acabado para revestir el salpicadero, los asientos y las puertas. En materia de seguridad cuenta con frenada automática de emergencia, supervisión de ángulo ciego, aviso de salida de carril y mantenimiento automático de carril.

Renault ZOE R135 Z.E. 50: en marcha

A la hora de conducir el nuevo Renault Zoe no hay grandes cambios, pues mantiene la misma personalidad. Sin embargo, el puesto de conducción y la calidad percibida han mejorado notablemente gracias a nuevos mandos y terminaciones más cuidadas. Incorpora nuevo volante multifunción con botones retroiluminados, cuadro de instrumentos digital de serie y una generosa pantalla central táctil opcional, posicionada en vertical, igual que la del nuevo Renault Clio (como equipamiento básico lleva una más pequeña, en disposición horizontal). También añade cargador por inducción para teléfonos móviles compatibles y freno de mano eléctrico automático.

Publicidad

El selector del cambio es nuevo, de manejo por impulsos, y cuenta con un modo de conducción B que incrementa frenada regenerativa al levantar el pie del acelerador. Lo único que echamos de menos es poder elegir entre más niveles de retención, algo que queda reservado a próximos coches eléctricos de Renault. Según la marca francesa, en 2022 el 50 % de su gama estará compuesta por modelos eléctricos o dotados de algún tipo de electrificación.

Publicidad
Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
También te puede interesar

Ponemos a prueba tres modelos con los que no te pondrán pegas en ninguna ciudad. Hyundai Kona, Nissan Leaf y Renault Zoe, ¿qué eléctrico es el mejor?

Te recomendamos

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...

Cuéntanos tu experiencia con la marca de tu coche actual y participa ya en el sorteo ...

No llueve sobre mojado. La sociedad evoluciona imparable y, con ella, las ciudades y ...

Las capacidades dinámicas del nuevo VW Touareg lo convierten en un poderoso rodador, ...