Opel Astra TCR: a prueba en Nürburgring el Astra más radical

El Opel Astra TCR es el elegido por Opel para competir en las pruebas de circuito TCR Series. Nos ponemos al volante para contarte cómo es este coche de carreras.
Texto: Juan Collin. Fotos: MPIB -
Opel Astra TCR: a prueba en Nürburgring el Astra más radical
Opel Astra TCR: a prueba en Nürburgring el Astra más radical

Con la creación del certamen internacional de carreras en circuitos TCR Series, la FIA (Federación Internacional de Automovilismo) ha acertado de pleno. En la actualidad, nada menos que ocho marcas están involucradas de una manera u otra en esta disciplina del automovilismo. Destacan la presencia de Alfa Romeo, Ford, Honda, Kia, Opel, Peugeot, Seat, Subaru, Volkswagen y seguro que la lista terminará ampliándose a lo largo del año. 

En Autopista.es llevábamos tiempo intentando probar uno de estos coches y ha sido precisamente el Opel Astra TCR el primer modelo de esta categoría que ha caído en nuestras manos. 

El Astra TCR está desarrollado por el preparador Kissling con la ayuda de Opel Motorsport. De todas formas, el estricto reglamento técnico de las TCR Series es el que marca las limitaciones en este sentido, también la igualdad entre los fabricantes. 

Opel Astra TCR pruebaOpel Astra TCR: detalles técnicos principales

El motor del Opel Astra TCR está limitado por reglamento a un 2 litros turbo. En este caso se toma prestado del Opel Astra OPC, si bien recibe algunas mejoras que permiten aumentar su rendimiento y pasar de los 280 CV originales a 330 CV que se declaran en el Astra TCR. Para ello, entre otras cosas monta un escape de competición, una gestión electrónica programable y también se ha mejorado considerablemente el sistema de refrigeración.  

La caja de cambios que emplea el Opel Astra TCR es una Sadev secuencial de seis marchas con diferencial autoblocante y cuenta con unas relaciones muy ajustadas y accionamiento electrónico con levas en el volante. 

Otro aspecto muy trabajado en el Astra TCR son las suspensiones. Los amortiguadores son Bilstein de cuerpo roscados multirregulables tanto en compresión como en extensión, mientras que los muelles están firmados por Eibach. Todo el conjunto va montado sobre rótulas y permite trabajar mucho con los reglajes para alcanzar la puesta a punto optima en cada circuito. 

La dirección tiene una desmultiplicación más rápida que el modelo de serie, pero conserva el motor de asistencia eléctrica original. También se mantiene la columna que permite regular el volante en altura y profundidad. 

Las espectaculares llantas de 18 pulgadas calzan neumáticos Hankook Racing en medidas 270/65 R18, obligatorios en este certamen. Los frenos, también limitados por reglamento, están firmados por AP y cuentan con discos ventilados de 378 mm en la parte delantera, macizos de 265 en la trasera, con pinzas de seis y dos pistones respectivamente. 

Opel Astra TCROpel Astra TCR: "fácil" de pilotar

Una vez a los mandos del Opel Astra TCR en el trazado de Fórmula 1 del circuito de Nürburgring, lo primero que sorprende es que el puesto de mando está muy bajo y va sumamente retrasado para optimizar el reparto de peso. No es de extrañar que la visibilidad sea bastante limitada y como pudimos comprobar una vez en pista, especialmente en los giros más pronunciados a derechas, donde se va literalmente a tientas. 

Afortunadamente, el Opel Astra TCR un coche asequible y fácil a la hora de pilotar. Transmite mucha confianza y desde el principio se puede atacar al máximo con seguridad y confianza. La dirección es rápida y muy precisa, pero no es en absoluto nerviosa, lo que permite negociar los virajes más veloces con total facilidad y sin dudar. Tan sólo forzando mucho las cosas la trasera se insinúa ligeramente, pero sin violencia. En los giros más lentos es muy ágil, pero conviene dosificar bien la abundante caballería a la salida de las curvas para evitar el subviraje. Impresionante el funcionamiento de los frenos; son muy potentes, el tacto es firme pero no demasiado duro y además permiten apurar muchísimo. 

El motor, por su parte, facilita enormemente el pilotaje. Ofrece un empuje muy consistente en todo momento, es muy elástico y gracias a un cambio de relaciones sumamente ajustadas, en la mayoría de los virajes se puede escoger entre dos marchas, pero conviene escoger siempre la marcha más larga y aprovechar las elevadas dosis de par que desarrolla en toda la gama de revoluciones. 

Hasta el momento se han construido media docena de unidades del Astra TCR, pero está previsto que sean muchas más, ya que como hemos comentado, con esta categoría de automóviles no sólo se podrá participar en las Internacional Series TCR. En Alemania hay ya un campeonato nacional con este tipo de vehículos, pronto serán otros mercados donde se imponga esta disciplina y es también un automóvil muy apropiado para disputar pruebas de resistencia como las 24 de Nürburgring o Montmeló.  El precio ronda los 100.000 €, una cantidad elevada, pero plenamente justificada y asumible para pilotos de cierto nivel, sobre todo si se tiene en cuenta que los costes de mantenimiento son muy contenidos. 

También te puede interesar

- ¿Qué Opel Astra elegir? Guía de compra

- Opel Astra Sports Tourer 1.6 CDTi 136 CV: su consumo real

- ¿Por qué los médicos recomiendan los asientos del Opel Astra?

- ¿Quieres un coche nuevo? Antes, valora tu coche gratis

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...