Opel Astra 1.2 Turbo 145 CV: superprueba al nuevo compacto de gasolina

La última actualización del Opel Astra anuncia mejoras de aerodinámica, nuevos motores y ligeros cambios en su equipamiento. Ponemos a prueba el interesante motor de gasolina 1.2 Turbo de 145 CV.
Pablo Mallo / Fotos: Hans-Dieter Seufert / Helsing -
Opel Astra 1.2 Turbo 145 CV: superprueba al nuevo compacto de gasolina
Opel Astra 1.2 Turbo 145 CV: superprueba al nuevo compacto de gasolina

Con esta puesta al día, el compacto de Opel ha recibido ligeros cambios en más de un apartado, pero la novedad más importante son los motores. Tanto en diésel como en gasolina se recurre ahora a propulsores tricilíndricos más eficientes, siendo el más potente de la gama actual el 1.2 Turbo de 145 CV de gasolina que probamos en este artículo, que se ofrece también en versiones de 110 y 130 CV. No se trata de mecánicas del Grupo PSA, sino que están desarrolladas completamente por Opel, de modo que estamos ante un producto —quizá no por mucho tiempo— con personalidad propia, pues en próximas ediciones podría haber más similitudes con el Peugeot 308, para aprovechar sinergias entre ambas marcas.

Publicidad

Opel Astra 1.2T 145 CV: logrado tres cilindros

Aun siendo evidente que es un tricilíndrico, el tacto del 1.2T es consistente y resulta agradable, además está bien aislado y ni el sonido ni las vibraciones resultan especialmente perceptibles, sobre todo por debajo de medio régimen. Otro punto interesante es que cuenta con una respuesta precisa y bastante inmediata, ya que el turbo no se hace esperar: Opel comunicó en su día que requiere 1,5 segundos para proporcionar el 90% del par máximo, y así lo hemos podido constatar.

PRESTACIONES Opel Astra 1.2T 145 CV Elegance
Acel. 0-100 km/h 8,97 s
Acel. 0-400 m 16,62 s
Adelantamiento 80-120 km/h en 4ª 8,11 s
Sonoridad 100 km/h 68,1 dBA
Sonoridad 120 km/h 70,4 dBA
Frenada desde 120 km/h 51,56 m

Logra empuje suficiente para desenvolverse en prácticamente cualquier situación sin tener que recurrir al cambio, y eso que sus desarrollos, como suele ser habitual en este tipo de motorizaciones, son largos. Pese a ello, los mueve con soltura e incluso en sexta permite circular con solvencia llevando a cabo una conducción desahogada y eficiente, sin preocuparnos de tener que reducir marcha ante una posible demanda de aceleración. Eso sí, si lo que buscamos son mayores prestaciones, lógicamente habrá que bajar una o dos velocidades, lo que transforma al ligero Astra en un coche mucho más dinámico. Aunque es muy lineal, es a partir de la zona media donde el tricilíndrico entrega lo mejor de sí, con una puntiaguda dosis extra de rendimiento entre 5.000 y 6.000 vueltas, justo antes del corte de inyección.

CONSUMOS Opel Astra 1.2T 145 CV Elegance
Consumo en ciudad 6,4 l/100 km
Consumo en carretera 5,2 l/100 km
Consumo medio 5,7 l/100 km

Dado que el punto álgido de la potencia se encuentra en la parte alta del cuentavueltas y en una franja relativamente restringida, es posible que las variantes menos potentes —y también menos equipadas— de este motor sean incluso más aconsejables por la diferencia de precio a su favor, y quizá no tanta la pérdida de prestaciones en el uso real. No obstante, todavía no los hemos probado y no podemos afirmarlo con seguridad.

ESPACIO Opel Astra 1.2T 145 CV Elegance
Anchura delantera 140 cm
Anchura trasera 135 cm
Altura delantera 94/101 cm
Altura trasera 92 cm
Espacio para piernas 78 cm
Maletero 400 litros

Algo en lo que se aprecia el buen trabajo de desarrollo del modelo es en el sistema Stop/Start, que no produce vibraciones ni sacudidas y, para maximizar el tiempo de uso con el motor parado, es capaz de apagarlo poco antes de que el coche se detenga por completo, una vez que tenemos pisado el embrague. La puesta en marcha también se retrasa hasta el último momento, no cuando pisamos el embrague para insertar una velocidad, sino cuando ya soltamos el freno para mover el pie hacia el acelerador. La puesta en marcha es muy rápida y no plantea dudas, aunque es cierto que al apurar tanto, en algún arranque cuesta arriba, o si queremos efectuar una salida de semáforo un poco ágil, puede echarse en falta un poco más de energía en la zona más baja del motor, que apenas podremos revolucionar anticipadamente. En todo caso, se puede desconectar el sistema Stop/Start con su correspondiente botón.

Opel Astra 1.2 Turbo 145 CV: superprueba al nuevo compacto de gasolina

Opel Astra 1.2 Turbo 145 CV: superprueba al nuevo compacto de gasolina

Opel Astra 1.2T 145: comportamiento

El comportamiento es una de las cosas en las que siempre ha destacado la última hornada del Astra —la pasada generación ya era muy buena referencia, a pesar de que era un coche mucho más pesado que el actual—, y no es ninguna sorpresa que con esta nueva mecánica siga siendo brillante, pues el contenido peso del propulsor tricilíndrico sobre el tren delantero no hace sino aportarle ventajas. De hecho, apenas se produce subviraje al afrontar las curvas con decisión, ni siquiera cuando aceleras a fondo en fuertes apoyos, ya que va muy aplomado y, en caso necesario, el eje trasero redondea lo justo para lograr unas reacciones muy neutras.

Publicidad

Se siente ligero, estable y ágil, con una gran naturalidad para afrontar tramos revirados a ritmos muy elevados, ya que apenas se producen inercias. Da la impresión de que siempre hay margen para modificar una trayectoria o cerrar más el giro sin perder la elevada precisión que brinda el bastidor, o que podríamos haber pasado más rápido por determinada curva. Lo hace todo tan fácil y con un margen de seguridad tan alto que transmite una gran confianza. En resumidas cuentas, resulta de lo más eficaz, y para ello no sacrifica ni un ápice de confort, ya que el tarado de las suspensiones resulta muy equilibrado. De manera opcional se ofrece un chasis Sport, que añade timonería de Watt al eje torsional trasero, algo más de firmeza y una dirección más directa, con lo que en situaciones de conducción muy exigentes mejora la ya de por sí impecable precisión de guiado. Si hubiera que poner algún pero, el tacto del pedal de freno no es perfecto, ya que la dureza de la primera parte de su recorrido no se corresponde con la fuerza aplicada a los frenos, aunque es algo a lo que te acostumbras rápido, y no influye para nada en las óptimas distancias de frenado conseguidas. En definitiva, sigue siendo uno de los compactos más a tener en cuenta en estos momentos.

Publicidad
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Llevar un estilo de vida saludable es mucho más que comer sano y hacer ejercicio regu...

¿Tienes planes para el fin de semana? Te proponemos que decidas tú mismo el que más t...

Autopista y Ford organizan pruebas gratuitas del Ford Puma en Madrid, Valencia y Barc...

Vivimos en un mundo gobernado por la tecnología, y esta juega un papel fundamental ho...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...

No llueve sobre mojado. La sociedad evoluciona imparable y, con ella, las ciudades y ...