Publicidad

Prueba: Nissan Juke Nismo RS 4x4 Xtronic, un RS de altura

Nissan eleva el concepto RS a las altura de un SUV y le dota de tracción total. Crea con el Juke Nismo un pequeño deportivo de concepto poco común, alternativa curiosa para quien quiera un coche diferente.
Dani Cuadrado .

Twitter: @DanielCuadradoT.

Fotos: Alicia Ruiz. -

Prueba: Nissan Juke Nismo RS 4x4 Xtronic, un RS de altura
Prueba: Nissan Juke Nismo RS 4x4 Xtronic, un RS de altura

Hoy en día ya nos hemos acostumbrado a ver deportivos de todo tipo y todo tipo de deportivos. Ya no sorprende que una marca haga algo tan particular como un GTi basado en un utilitario elevado y con tracción total. A mí, personalmente, una base así no es algo que me emocione para un deportivo pero como dice mi compañero en pruebas en Autopista, Lorenzo Alcocer, ¿acaso un coche del Dakar no es un deportivo? No le falta razón y reconozco que sacar un tipo de coche de su contexto habitual tiene también un atractivo especial, y más cuando en un determinado segmento eres el único que lo hace y se convierte en un coche con mucha personalidad; me gustó ver en su día a un 911 ganar el Dakar y me gusta ver que no todos los coches son iguales; mini SUV's deportivos y de tracción total no hay muchos. 

Nissan Juke Nismo RSEl Nissan Juke es un utilitario que compite con sus rivales en todas las categorías, desde la Diesel de bajo consumo a la de los GTI. Ya conocíamos al RS NISMO, que aportaba su deportividad con el motor de un Renault Clio R.S. pero con cambio manual. Ahora Nissan ofrece una vuelta de tuerca más denominada 30 aniversario -30 años de NISMO-, con mejor equipamiento y 18 CV más para la variante de tracción delantera, o de 14 CV más para la nueva versión de tracción total. 

Nissan ha asociado su Juke RS 4x4 a un variador en continuo en lugar de la tradicional caja de cambios manual del 4x2 o la de doble embrague del Clio R.S., lo que obliga a reducir el par en 3,1 mkg y la potencia en 4 CV. El coche sigue corriendo como un demonio y sus prestaciones, imagen o equipamiento son dignas de un NISMO -apenas es 2 décimas de segundo más lento que el 4x2 en la mayoría de aceleraciones-. También goza de un comportamiento magnífico, quizá ligeramente mejor que el 4x2 a pesar de ser 156 kg más pesado -un 11 por ciento más-, pero la caja de cambios elegida no es el paradigma de la deportividad que se espera de un NISMO. Sí lo es para un uso convencional, para el que no te planteará ningún problema de funcionamiento, pero si lo que quieres es sacar todo el partido deportivo tanto al efectivo bastidor como al gran motor que lleva es posible que prefieras el tracción delantera con cambio manual. Este 4x4 queda más para los conductores que sean partidarios de su imagen y que en su conducción busquen la mayor tranquilidad que otorga un sistema de tracción total cuando las condiciones del asfalto no son las ideales. 

Rápido, rápido

Nissan Juke Nismo RSEn cualquier caso es un coche rápido, más que la media. Hay que acostumbrarse primero al tacto y sonido del motor en aceleraciones, que se comporta con sensación de resbalamiento como todos los variadores, desde el caro Multitronic de Audi al de una Vespino. Me gusta la afinación de su bastidor, que en esta versión añade un tren trasero multibrazo. Es un poco duro en baches pero sobre buen asfalto cumple con la efectiva deportividad que se espera de él. Lo sientes en todo momento como un tracción delantera y es en las situaciones de adherencia crítica cuando la tracción total hace acto de presencia y te ayuda a redondear la curva. El variador hace que tengas cierta sensación de "coche lanzado" a la entrada de la curva, puesto que no retiene tanto como un cambio manual y obliga a que te apoyes todavía más en el freno, no siendo problema a la salida. 

Por lo demás mantiene virtudes y defectos con el resto de la familia Juke, con la particularidad de disponer de una imagen más atractiva y un completo equipamiento. Me gusta mucho su personalidad, y eso se agradece frente a unos rivales que siguen todos el mismo camino. Lo tiene todo para ser un GTI serio. Se comporta de maravilla y es rápido, aunque podría haberlo sido más con un cambio manual. El CVT no pega con un NISMO.